Acúfenos

Descripción

Los acúfenos, también llamados tinnitus, son zumbidos, pitidos, silbidos o ruidos extraños que se perciben sin que haya ningún ruido externo que lo produzca.

Afectan a un alto porcentaje de la población entre 50-70 años no encontrando diferencias entre sexos. Están causados en su mayoría por pérdida de la audición con la edad o por ruidos intensos. No suelen deberse a enfermedades graves y disminuyen con el tiempo.

Causas

El oído interno se divide en la cóclea, que se encarga de la audición y de los canales semicirculares, que se encargan del equilibrio. Las causas de los acúfenos en su mayoría se producen en el oído interno, a nivel de la cóclea, mientras que en un pequeño porcentaje están en el cerebro y en el oído medio.

Los acúfenos pueden producirse sin que conlleve ningún significado, como los que se producen al ascender a determinadas alturas o al sonarse, por ejemplo.

Se clasifican en objetivos y subjetivos:

  • Objetivos: tienen carácter vibratorio, pueden ser oídos también por el explorador, con la ayuda del fonendoscopio, son ruidos que se transmiten al oído y están producidos por estrechamientos vasculares, malformaciones en el paladar, alteraciones en los músculos del oído, alteraciones en la deglución o por aumento de la tensión dentro del cerebro. En general son poco frecuentes.
  • Subjetivos: son no vibratorios, percibidos sólo por el paciente, siendo en la mayoría debidos a exposición repetida a ruidos intensos o por el propio envejecimiento del oído con la edad, que se denomina presbiacusia.

Hay una serie de posibles causas que se pueden localizar a tres niveles:

  • PROPIOS DEL OÍDO: cerumen, otitis externa, otitis media, por tumores a este nivel, por daño por cambios de presión , por Enfermedad de Meniere, por presbiacusia, traumatismos, fármacos como los antinflamatorios, antibióticos, antidepresivos, diuréticos, antihipertensivos y el que los produce con más frecuencia que es la aspirina.
  • SISTEMA NERVIOSO: Esclerosis múltiple, meningitis, traumatismos y tumores.
  • FACTORES GENERALES: trastornos circulatorios que incluyen artrosis cervical, HTA, anemia, insuficiencia vértebrobasilar, arterioesclerosis; metabólicos como diabetes, hipo o hipertiroidismo o hiperlipidemia; problemas odontológicos como infecciones dentarias, en la articulación de la masticación y también con frecuencia en la ansiedad y depresión.

Diagnóstico

  • Habrá que realizar una historia clínica detallada, preguntando antecedentes tanto familiares como personales para saber si existe exposición a ruido intenso, alguna enfermedad, algún factor de riesgo o toma de algún medicamento.
  • Hay que hacer una exploración física completa, incluyendo la neurológica, preguntar como son los acúfenos, y si es en uno o en los dos oídos.
  • Hay que explorar con detenimiento el oído y realizar una audiometría, junto con una analítica.

PRONÓSTICO
Hasta en 75% pueden llegar a desaparecer o mejorar aunque en un pequeño porcentaje persisten o empeoran.

Tratamiento

Si se objetiva alguna causa el tratamiento será dirigido a corregir la misma. Son eficaces técnicas de relajación frente al estrés y como tratamiento un antidepresivo. No deben administrarse fármacos del tipo de vasodilatadores cerebrales. El especialista debe de valorar si aparecen acúfenos objetivos o si se asocian con sordera o aparece a la exploración neurológica alguna alteración y también cuando persistan a pesar del tratamiento o no se encuentre la causa.

Consejos y recomendaciones

Hay que evitar la exposición a ruidos intensos, evitar comidas como chocolate y alcohol o bebidas con cafeína. Evitar el tabaco ya que la nicotina empeora los acúfenos en un 50% y hay que tener cuidado con fármacos como la aspirina, antinflamatorios y una serie de medicamentos como los antigripales que contienen cafeína.

Enviado por Jorge Urbano

| |

Más información sobre:
, , , , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.