Saludisima
×

Anorexia nerviosa

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¿Qué es?

Anorexia, literalmente, significa “pérdida de apetito“. El término “nerviosa” hace referencia a que cuando se describió por primera vez, se hizo hincapié en el componente psicológico de la enfermedad. Actualmente, se sabe que son múltiples los factores que intervienen en el desarrollo de la misma y no es reconocido por quien lo padece. La anorexia es un desorden compulsivo y obsesivo que lleva a la persona, en su gran mayoría mujeres, a experimentar un miedo irracional por ganar peso. El paciente de anorexia, según la Asociación Americana de Anorexia y Bulimia, manifiesta una determinación inquebrantable de estar cada vez más delgado. Tiene una preocupación exagerada por la dieta y la delgadez que lo lleva a privarse del alimento y perder peso aceleradamente.

Causas

No hay una causa única que provoque trastornos del comer. Un número de factores, incluyendo las presiones culturales y familiares, los desajustes químicos y emocionales y los trastornos de la personalidad, colaboran como gatillos para la anorexia.

El ciclo destructivo comienza con la presión que el individuo siente por ser delgado y atractivo. El problema se centra, entonces, en una baja autoestima.

Síntomas

  • Profundo deseo de adelgazar.
  • Percepción errónea de la imagen corporal (la persona tiende a percibirse más gorda de lo que realmente es, aún estando muy por debajo de su peso normal).
  • Si bien el término “anorexia” hace referencia a la falta de hambre, las ganas de comer están presentes.
  • Sólo en períodos más avanzados de la enfermedad se pierde el apetito.
  • Rechazo a la comida.
  • Dieta y ejercicios excesivos.
  • Ausencia de períodos menstruales.
  • Preocupación obsesiva por el tipo de alimentos.
  • Disminución significativa de peso o falta de aumento de peso durante el período de crecimiento (el valor del peso corporal se encuentra, al menos, un 15% por debajo del peso normal para esa persona).
  • Resistencia a mantener un peso corporal igual o por encima del valor mínimo estipulado para su talla, sexo y edad.
    Intenso placer ante la idea de estar delgado.

Nota: puede existir anorexia nerviosa aún en ausencia de algunos de estos síntomas.

Tratamiento

El tratamiento va mucho más allá de la recuperación del peso perdido. Incluye psicoterapia individual y grupal, orientación dietética y familiar. Se tratará de incrementar progresivamente los alimentos calóricos y se supervisarán las comidas. Puede requerirse la prescripción de ansiolíticos y antidepresivos, así como el suplemento de vitaminas y minerales. La hospitalización puede llegar a ser necesaria en los casos más graves.

Enviado por Grecia Alemán

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*