Cáncer a la piel

El problema de adorar el sol

El cáncer a la piel no es otra cosa que la malignización de las células de las capas exteriores de la piel, es decir, aquellas que se ubican en la epidermis y que son de tres tipos: células escamosas, células basales y melanocitos (que le dan el color a la piel). Pero su gran ventaja, frente a los otros tipos de cáncer, es que se puede prevenir en casi el 100 % de los casos.

Cuando se acerca el verano y el sol persiste durante la mayor parte del día, es conveniente que las personas tengan en cuenta una enfermedad muy relacionada con esta época: el cáncer de piel, afecta a 600.000 personas al año tan sólo en Estados Unidos

¿Cuántos son los cáncer de piel?

En general, cualquier cambio en el aspecto de la piel, ya sea una mancha, un lunar de color oscuro, picazón extrema o una herida que no cicatriza son señales suficientes para acudir al dermatólogo. Porque, de detectarse tempranamente, el cáncer de piel puede ser tratado con un 100 % de éxito. A continuación los tres tipos de cáncer de piel más comunes y sus características principales.

Cáncer de las células basales

Es el tipo más común de cáncer de piel no melanoma o epitelioma. Por lo general, se da en áreas de la piel que han estado expuestas al sol. Con frecuencia, aparece como una protuberancia de aspecto suave y nacarado. Aunque otras manifestaciones pueden ser como una especie de cicatriz dura. Puede diseminarse a los tejidos alrededor del cáncer, pero por lo general no se diseminan a otras partes del cuerpo.

Cáncer de las células escamosas

También se dan en las zonas de la piel que se exponen al sol, con frecuencia en la parte superior de la nariz, en la frente, en el labio inferior y en las manos. Además, pueden desarrollarse en partes de la piel que se han quemado o que han sido expuestas a radiación o ciertos químicos. Por lo general, este tipo de cáncer se manifiesta como una protuberancia de color rojo y dura al tacto. Aunque a veces puede también tener un aspecto escamoso y sangrar. Puede diseminarse a los nódulos linfáticos (pequeñas estructuras de forma redonda que se distribuyen en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten infecciones) en el área.

Melanoma

Es mucho más grave que los dos anteriores. Se refiere a la malignización de los melanocitos o células que le dan el color a la piel. Puede diseminarse rápidamente hacia otras partes del cuerpo a través de la sangre o de los nódulos linfáticos. A diferencia de los otros dos, por lo general el melanoma ataca a los lunares existentes en la piel o a los que comienzan a aparecer. Por ello, los especialistas recomiendan consultar al especialista en caso de que los lunares:

  • Cambien de tamaño, forma y color.
  • Eliminen secreciones o sangre
  • Piquen
  • Duelan con el roce
  • Aparezcan sobre él protuberancias

Prevención

  • Evitar la exposición al sol durante el mediodía (entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde)
  • Usar ropa que proteja la piel (mangas largas y gorros para el sol)
  • Usar lociones que tengan pantallas solares. Estas se clasifican de acuerdo al factor de protección solar o SPF, que puede ir desde el número 2 hasta el 30. Aquellos con SPF entre 15 y 30 son los que verdaderamente protegen de los rayos UV del sol.

Tratamientos

Son cuatro los tipos de tratamiento para el cáncer de piel:

Cirugía

Es el más común y puede realizar de acuerdo a los siguientes métodos:

Electrodisecación y curetaje: con este procedimiento se quema la zona cancerosa y luego se extrae por medio de un aparato similar a un saca bocado.

Criocirugía: el tumor de congela y se destruye por medio del frío.

Escisión múltiple: operación en la que se extrae el cáncer de la piel junto con parte del tejido sano que lo circunda.

Cirugía micrográfica: procedimiento en el que se extrae el cáncer y la mínima cantidad de piel sana posible. Esto porque después de sacar la zona maligna, el especialista utiliza un microscopio para analizar el área y cerciorarse de que no quedan células cancerosas.

Terapia de rayo láser: como su nombre lo indica, se extrae el cáncer por medio de un rayo láser.

Radioterapia

Consiste en el uso de rayos X para eliminar las células malignas y reducir los tumores, porque este tipo de rayos impide que las células se sigan reproduciendo. Por lo general este tipo de tratamiento se utiliza en las zonas en las que es difícil realizar una cirugía, como en los párpados, punta de la nariz u oídos.

Quimioterapia

El cáncer se trata por medio de medicamentos. Por lo general, este tratamiento se administra a través de cremas o lociones aplicadas directamente en la piel (quimioterapia tópica). Aunque también puede administrarse con pastillas o a través de una inyección en la vena o en algún músculo.

Terapia biológica

Como su objetivo es lograr que el propio organismo sea el que combata y erradique el cáncer, en este tratamiento se emplean sustancias similares a las que produce naturalmente el cuerpo, pero que son producidas o fabricadas en laboratorio. El resultado es que estas sustancias dirigen o restauran las defensas naturales del organismo para que ataquen la enfermedad.

Enviado por Carlos Mory.

| |

Más información sobre:
, , , , , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.