Saludisima
×

¿Cómo manejo el estrés?

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las situaciones que ocurren en la vida diaria pueden hacer que las personas se sientan irritadas, amenazadas o ansiosas. Pueden ser diferentes variables las que producen este tipo de reacciones, desde condiciones de trabajo, relaciones interpersonales, enfermedades y hasta cambios climáticos.

A este conjunto de emociones se lo denomina “estrés“. Se define como cualquier estímulo y cambio en el entorno interno o externo que afecta el equilibrio y la armonía de una persona. Las grandes ciudades y la modernización de nuestro entorno aumentan continuadamente dichos estímulos.

El cuerpo interpreta estos estímulos y presiones como una amenaza de vida y como respuesta, la glándula pituitaria hace que segreguemos adrenalina para preparar al cuerpo para defenderse o escapar.

Como resultado, nuestro estado de alerta aumenta, los músculos se tensan, incrementa nuestra presión sanguínea y los latidos del corazón y a pesar de que estos efectos ayudan al cuerpo a reaccionar rápidamente cuando se enfrenta a una situación peligrosa, un cuerpo que se encuentra bajo constante estado de estrés comienza a perder su capacidad de defenderse.

Un cierto nivel de estrés es esencial para vivir. Podemos distinguir entre el estrés “bueno” que provoca rápidas respuestas en el organismo, y el estrés “malo” que genera trastornos orgánicos y se vuelve crónico. El problema ocurre cuando la respuesta que damos no ayuda a la supervivencia sino que la hace más difícil.

Al pasar el tiempo, el estrés se manifiesta en forma de enfermedades mentales y físicas. Afortunadamente existen diferentes métodos de relajación, hidroterapia y terapia en base a productos naturales que pueden ayudar a reducir el estrés.

El estrés es un concepto relativo. Sería mas apropiado considerar la habilidad del individuo de manejar situaciones que le provocan estrés y la importancia relativa que le atribuye a las cosas que le pasan en su vida en lugar de mirar al estrés en sí mismo.

La relajación es la antítesis del estrés, por lo tanto es esencial que aquellos que son susceptibles al estrés puedan relajasre para evitar estar siempre bajo el efecto de las hormonas producidas por el estrés. Además de utilizar terapias naturales hay que tratar de hacerse un tiempo en el día para realizar actividades gratificantes para uno mismo, ya sea gimnasia, meditación, escuchar música, leer, conversar, jugar con los hijos, etc. y si a eso le sumamos una dieta sana, evitando el café y el alcohol en exceso y si logramos dormir unas 8 horas diarias, lograremos reducir los efectos del estrés.

¿Qué situaciones te provocan estrés? Coméntalo aquí

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Omar Gonzalez

    27/03/2013 at 09:20

    Información valiosisima la que nos comparten en este articulo, adicional a esto me gustaría agregar, que muy desde mi punto de vista la raíz del estrés de la mayoría de las personas se debe a 2 grandes problemas que la mayoría de personas tiene, los cuales son: TIEMPO y DINERO. Mientras no resuelvas alguno de estos, jamás podrás desprenderte del ESTRES, porque cuando no tienes uno, tienes el otro, son pocas las personas que en verdad llegan a resolver ambos, y son ellas quienes disfrutan de una calidad de vida totalmente satisfactoria libre de estrés y llena de gozo. Espero te sirva mi comentario y mi punto de vista. Saludos cordiales…¡¡