¿Cómo saber si tengo caries?

“¡Para qué voy a ir al dentista si no tengo caries!”. Esta frase ya es un cliché en la mayoría de las personas que tratan de evitar a toda costa la tradicional visita al odontólogo. Sin embargo, decir esto sólo refleja ignorancia respecto de la naturaleza y desarrollo de esta enfermedad; entonces ¿cómo saber si tengo caries?

Algunos creen que por el color del diente, otros piensan que el dolor es decisor. Pero, en definitiva, ¿hay alguna forma de saber si se tienen caries?

El cirujano dentista de la Universidad de Chile, en Santiago, Gastón Mora, afirma que es imposible saber si se tienen caries. “Las caries en su etapa inicial no duelen. Cuando están llegando al nervio o a la pulpa recién comienzan a molestar”, afirma el especialista.

Aunque algunas caries se ven blancas o cafés, no es una regla general el que tengan esos colores, por lo que el tono del diente queda descartado como diagnóstico. Además, hay muchas que se producen entre medio de los dientes, donde sólo es posible detectarlas con rayos X.

La presencia de dolor ante estímulos fríos o calientes podría indicar una lesión por caries, mientras que un dolor constante y sensibilidad a la presión pueden indicar un diente infectado.

“Es importante tener dos controles al año para no tener que llegar al extremo de que duelan los dientes por caries que ya llegaron a la raíz”, afirma Mora.

Además del peligro de perder la pieza, está el problema del gran costo económico de los tratamientos. “Si la persona previniera, tendría sus dientes por mucho más tiempo y no gastaría tanto dinero en reparaciones”, agrega el especialista.

Cómo se producen

Las que tiene origen en una interacción de fuerzas: la presenccaries dentales son una enfermedad bacteriana, el consumo de una dieta que genere una disposición y una superficie dental propensa a esta enfermedad.

La placa bacteriana vive principalmente de los azúcares que se encuentran en la boca y en los alimentos. Cada vez que comemos, las bacterias producen ácidos, que son lo suficientemente fuertes para disolver el esmalte y la dentina. El mayor daño ocurre dentro de los primeros 20 minutos después de ingerido el alimento.

La bacteria agresora se adhiere a lugares específicos de dientes, especialmente depresiones y fisuras de la superficie para triturar de los molares y pre-molares y en el área paralela a las encías.

Enviado por Jorge Urbano.

| |

Más información sobre:
, , , , , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.