Cómo usar un preservativo

El uso correcto del condón

Los hombres reclaman que usarlo es como lavarse los pies con calcetines o como comerse un dulce con el envoltorio. Las mujeres, en tanto, ni siquiera notan su presencia.

Desde un elemento de higiene a un método para prevenir el embarazo, el preservativo ya es un elemento cotidiano. Pero, aunque todos lo conocen, muchos lo usan mal. Lea este reportaje y aprenda su adecuado uso.

Se trata del condón, uno de los métodos anticonceptivos más efectivos para la prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y evitar un embarazo no deseado.

Su origen se remonta a la Edad Media, cuando la sífilis provocó cientos de muertes en los países europeos. Entonces, una funda de cuero muy delgado comenzó a utilizarse para evitar la transmisión de la enfermedad.

Posteriormente, el cuero fue reemplazado por intestinos de animales que resultaban menos molestos. Actualmente son fabricados de materiales sintéticos -principalmente, goma, silicona y silastic- y, de su función primaria como herramienta de higiene, se han convertido en un método para el control de la fertilidad.

El uso correcto del preservativo

Si bien los preservativos son conocidos por una gran parte de la población, muchas personas no saben cómo usarlo correctamente. Grave, porque esta es la principal razón de que éstos se rompan y, en consecuencia, pierdan su funcionalidad.

El sexólogo y urólogo de la Clínica Androsex y Director de la Sociedad Chilena de Sexología, Eduardo Pino, explica los tres pasos fundamentales que incluye la operación de colocarse el preservativo:

colocación del preservativo
1. sacar el aire de la bolsa receptora, en la punta del condón.
2. desenrollarlo cuidadosamente hasta el glande (cabeza del pene), para que no entre aire.
3. seguir desenvolviéndolo hasta la base del pene.

Errores

El principal error al momento de colocar el condón es dejar la bolsa de aire en la punta de éste porque, al golpear los genitales femeninos, podría romperse.

Otra equivocación frecuente es que se coloque el condón en el sentido incorrecto, forzando el material y debilitándolo. Además, algunos hombres deciden utilizar el preservativo más de una vez lo que está totalmente contraindicado con su carácter desechable.

Por otra parte, el especialista agrega que, dentro de la mitología masculina, existe temor de que la erección se desvanezca en el tiempo que se demora en ponerse el preservativo para el acto sexual.

Cómo elegir el condón

Aunque los materiales usados en la fabricación de los preservativos no varían según la marca, es importante prestar atención a las características del condón que se va a utilizar. Los de procedencia oriental, en general, tienen un precio inferior pero comparten esa característica en lo que respecta a calidad.

Para asegurarse de la calidad del preservativo, el usuario debe fijarse en que tenga el sello de aprobación de la FDA (organismo encargado de la regulación de alimentos y fármacos en Estados Unidos).

Por otra parte, si bien en la mayoría de los mercados latinoamericanos sólo existen preservativos de tamaño estándar, para casos excepcionales también se fabrican tamaños small (pequeño) y king size, cuando el porte es mayor al del promedio de la población.

Fuente: Doctor Eduardo Pino, urólogo y sexólogo de la Clínica Androsex y Director de la Sociedad Chilena de Sexualidad, Chile.
Enviado por Miguel Valdivia Lapido

| |

Más información sobre:
, , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.