Saludisima
×

Confirman la conexión de apnea e hipertensión

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington – La apnea del sueño, que se caracteriza por los ronquidos y pausas en la respiración, está relacionada con la hipertensión arterial en los adultos de edad media y avanzada, según un estudio que publica la revista JAMA, de la Asociación Médica de Estados Unidos.

El estudio, realizado en numerosos centros médicos en el ámbito nacional por la Escuela de Salud Pública de la Universidad John Hopkins, en Baltimore (Maryland), determinó que quienes sufren de apnea tienen más probabilidades de presentar hipertensión.

La apnea, un trastorno que afecta a la capacidad de respirar durante el sueño, causa pausas en la respiración por períodos de 20 segundos y hasta de dos minutos. Los pacientes sólo reanudan la respiración cuando disminuye el oxígeno en su flujo sanguíneo hasta el punto de la asfixia.

Esta es una condición relativamente común y más notable en las personas que tienen exceso de peso.

En el estudio participaron más de 6.000 hombres y mujeres mayores de 40 años, en quienes se detectó la apnea mediante un examen llamado polisomnografía, que registra simultáneamente las ondas cerebrales, las variaciones de temperatura, los niveles de oxígeno en la sangre y el ritmo de respiración mientras la persona duerme.

Un equipo de técnicos visitó a cada participante en su casa, al caer la noche, y midió la presión sanguínea y el peso junto con otros parámetros de salud, y luego conectó a la persona a un aparato de observación.

También se empleó el número de pausas de la respiración por hora para medir el grado de la apnea.

Los resultados del estudio muestran que las personas con más de 30 pausas por hora de sueño tenían dos veces más probabilidades de sufrir hipertensión que las personas sin pausas en su respiración.

También se determinó que hay un alto riesgo de hipertensión, aún con niveles moderados de apnea.

“La conexión es importante porque la alta presión arterial puede llevar a consecuencias adversas y graves para la salud, incluido el ataque cardíaco, el infarto cerebral y la enfermedad del riñón”, dijo Javier Nieto, profesor de epidemiología en John Hopkins.

Dado que la apnea del sueño es más común en las personas que tienen peso excesivo y que ya tienen un riesgo más alto de hipertensión, los investigadores hicieron más análisis estadísticos para controlar el peso corporal y la circunferencia de cintura.

Este análisis confirmó que, aún con esas variables, la apnea del sueño está vinculada con una mayor frecuencia de alta presión arterial.

11 abr 00 (EFE)

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*