Saludisima
×

Consejos para evitar el insomnio

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es necesario dormir para sentirse bien. Un hecho que se comprueba cada noche. Es en ese momento en que nos desconectamos parcialmente del mundo exterior y disminuyen al máximo el metabolismo y las funciones de los diferentes órganos corporales, de manera que todas las células tienen un período de inactividad para recuperarse y renovarse.

No hay duda que una noche sin dormir es una tortura y afecta el bienestar completo de nuestro organismo. Aunque hay situaciones en que la ayuda profesional es imprescindible, a veces simples consejos ayudan a reconciliarse con la almohada.

evitar el insomnioSi a veces hay dificultades para conciliar el sueño, es conveniente tratar ciertas fórmulas prácticas que pueden evitar noches de paseos y angustias.

Evitar la automedicación de pastillas para dormir. Muchas de ellas producen efectos colaterales -como la adicción- que agravan aún más el problema.

  • Tratar de no dormir fuera del horario nocturno, ya que altera el ritmo sueño-vigilia normal.
  • Si no logra conciliar el sueño pasado 10 minutos de estar en cama, es preferible levantarse para no producir condicionamiento negativo, es decir, asociar la cama con la dificultad para conciliar el sueño.
  • Acostarse cuando realmente esté cansado.
  • Realizar actividades poco atractivas antes de acostarse de modo de no mantener la atención en estímulos externos o ambientales que harían interesante mantenerse en vigilia. De esta manera se puede inducir el sueño.
  • El viejo consejo de contar en forma regresiva ayuda a relajarse y dormir.
  • Mantener horarios fijos para levantarse, independientemente de las horas dormidas, a modo de reestablecer el ciclo normal de sueño vigilia.
  • Realizar ejercicios durante el día y sólo 2 horas antes de acostarse, lo que ayuda a relajarse y reducir el stress. Si se realizan ejercicios inmediatamente antes de dormir, el metabolismo estará activado y no se darán las condiciones óptimas para el sueño y tampoco habrá una relajación completa.
  • Controlar el consumo de bebidas como té o café, bebidas tipo “colas” y de sustancias estimulantes como la nicotina, pues afectan el nivel de vigilia, impidiendo la relajación.

La receta más antigua del mundo contra el insomnio, contar ovejas, sigue siendo útil.

Fuente: “El Dormir: una necesidad vital” de Patricia Masalán, Revista EPAS Vol. VII, Número; 3 1990, de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Enviado por Juan Carlos Mory

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*