Saludisima
×

Drogas de diseño

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Descripción

Las drogas de diseño son sustancias que se sintetizan en los laboratorios de forma clandestina, para obtener mediante modificaciones de estructuras químicas, efectos similares e incluso más potentes que las drogas clásicas.

No se derivan de sustancias naturales como es el caso de la heroína o de la cocaína, sino que modificando la estructura química de fármacos del tipo de estupefacientes o psicotropos. Como estos grupos son legales, el control de este tipo de sustancias es muy difícil.

En muchos casos las partículas de las que derivan se sintetizaron para uso médico, pero bien porque no reunían las acciones deseadas o por sus efectos secundarios no se comercializaron.

QUIENES LAS CONSUMEN.
Son drogas que por lo general se consumen en fin de semana, por que lo que se busca ahora es “sensación globo”, es decir una euforia relajada.

Normalmente son jóvenes entre 15 y 25 años, que siguen la ruta “bakalao” o al ritmo de la música “disco”. Hay jóvenes que sólo consumen de forma esporádica pero el problema es que paulatinamente una parte o gran parte de la vida de estas personas gira entorno al fin de semana, y esto supone una reducción general de los intereses, siendo su aliciente por la semana cómo conseguir el dinero y la droga para el siguiente fin de semana.

Las drogas de diseño son muy populares entre los jóvenes porque les produce un estado emocional agradable, facilita el contacto con otras personas y así pueden alargar la noche.

El precio es asequible, incluso algunas se pueden hacer en casa, el problema es que las personas que las consumen las consideran como drogas limpias y seguras, con pocos problemas y nada que ver con la heroína y cocaína.

TIPOS DE DROGAS DE DISEÑO.
La mayoría de las nuevas son por modificaciones de la estructura del éxtasis o MDMA, con efectos similares.
PCP o POLVO DEL ÁNGEL: se usó hace mucho tiempo como anestésico, pero se descartó por su peligrosidad, usándose ahora sólo como anestésico en animales. Esta droga fue muy consumida en los años 70, sus características eran que no se sentía el dolor, la gente lo consumía y se llegaban a producir automutilaciones, incluso arrojarse por la ventana, generaba mucha agresividad y alteraba la percepción del sujeto. Ahora se vuelve a usar pero con menores dosis.
MDA o DROGA DEL AMOR: no se conocen efectos terapéuticos. A pesar del nombre tienen escasos efectos sobre el comportamiento sexual, aparece como formas similares al éxtasis y se vende como tal.
MDAMEA o EVA: otro de los semejantes al éxtasis.
METANFETAMINA o SPEED: hay una forma cristalizada que se denomina ICE o HIELO y que se fuma en pipas especiales y tiene efectos tóxicos muy potentes.
DOM o STP (Serenidad, tranquilidad y paz): sus efectos son similares a la mescalina. Cuando se consume sus efectos alucinatorios pueden durar hasta 72 horas tiene una variedad: DOB, con mucha mayor potencia y ha aparecido otra: MBDB que con 1 ó 2 pastillas produce los síntomas típicos junto con un aumento de ansiedad fisiológica y de labilidad (desequilibrio) emocional, estos efectos duran de 5 a 8 horas, y luego aparece el bajón que consiste en fatiga y depresión.
DMA: es la más peligrosa.
MDMA o ÉXTASIS o ADÁN O XTC: se sintetizó a principios de siglo para suprimir el apetito, pero su mayor divulgación fue a partir de los años 80. Esta sustancia es hipertérmica, produce un aumento de la temperatura corporal, esto sumado a que se consume en discotecas donde se baila, hace calor y se ingieren pocos líquidos y mucho alcohol puede producir un golpe de calor, en el que se llega a una temperatura entre 40º y 43º, con convulsiones, alteraciones cardiovasculares, fallo renal y muerte. Pueden producirse trastornos de ansiedad, síntomas depresivos y psicóticos. Su dosis es entre 50 y 100mg. Tras su consumo su efecto se puede prolongar hasta 2 semanas, presentando fatiga, confusión mental, dolor de mandíbula, humor depresivo, ansiedad, insomnio e irritabilidad.

Si se consume éxtasis se recomienda:
No mezclarlo con alcohol, speed ni otras sustancias. No bailar durante horas, refrescarse y descansar, no dejar que la temperatura del cuerpo se dispare. Tomar líquidos frecuentemente para hidratarse: agua o zumos. Ante la más leve molestia, ir a un lugar tranquilo y fresco y quedarse quieto hasta encontrarse bien, si no mejora acudir a un hospital. Si existe alguna enfermedad sobre todo respiratoria o cardiaca, no tomarla.
GHB o ÉXTASIS LÍQUIDO: se vende en nuestro país desde hace 2 años. Es un líquido incoloro, inodoro y con cierto sabor salado, pero que puede provocar la muerte. Se usó como anestésico pero se abandonó su uso porque los pacientes presentaban estados confusionales al despertar. Esta sustancia se encuentra presente en el organismo con una estructura semejante a un neurotransmisor, actúa sobre el sistema nervioso, aumentando el estado de alerta y haciendo que la persona se encuentre bien, junto con alucinaciones, delirio, confusión, hipotonía (disminución del tono muscular), somnolencia, cefalea (dolor de cabeza) y que puede evolucionar hacia coma por su efecto depresor del sistema nervioso. El problema de esta sustancia es que al ser líquido no se controla la dosis, y no se calcula, se toma mezclado con agua y los efectos son individuales, según cada persona, y lo peor es que es muy barato, su receta se consigue fácilmente y existen fármacos que tienen efectos similares.

-Ahora incluso hay sustancias de herbolario como:
ESTRAMONIO, con facilidad de preparación, produce alucinaciones, pero en dosis altas es mortal.
KAHT: droga vegetal parecida al opio, produce gran estimulación, excitación y desorientación.

A parte de consumir estas drogas se mezclan con drogas legales como el tabaco o el alcohol, potenciando los efectos negativos; además todo el mundo las consume y no pasa nada, dicen, pero sí que provocan problemas laborales, en los estudios, familiares y de personalidad, pudiendo llegar a causar adicción psicológica. No se sabe si producen tolerancia, pero puede que sí, esto significa que cada vez se necesita mayor cantidad de esa sustancia para conseguir los mismos efectos.

Síntomas

Las nuevas drogas que se están sintetizando, lo que buscan es una mayor duración de los síntomas, en lugar de la excitación tan exagerada que se producía con el éxtasis.

Efectos de las drogas de diseño

CEREBRO: alteraciones del sueño y la vigilia, agresividad, incluso hemorragia cerebral, que es mortal, cefaleas (dolores de cabeza), alteración de los procesos cognitivos o del pensamiento.
ARTERIAS: hipertensión.
CORAZÓN: taquicardias e infarto.
PULMONES: insuficiencia respiratoria.
HÍGADO: hepatitis, necrosis hepática (mortal).
SEXO: inhibición del deseo sexual o aumento de la sensualidad con pérdida de la capacidad sexual.
DIGESTIVO: náuseas y vómitos.
OTROS: rigidez de mandíbula, sudoración, disminución de la sensibilidad al dolor, rabdomiolisis (destrucción de las fibras musculares), alucinaciones (percepción de objetos que no existen en la realidad), ilusiones (ver un objeto con sus características de tamaño, color, tacto, diferentes, pero no transformados en otro objeto).

COMPLICACIONES.
El consumo de drogas es impredecible en sus consecuencias, no es extraño que se oigan casos de muertes entre gente joven por su consumo, ya que además se asocian con otras drogas. No hay que olvidar que su uso puede producir daño neurológico irreversible.

Consejos y recomendaciones

Para las personas consumidoras de drogas, saber que existen organizaciones para ayudarlos a abandonar el consumo, siendo imprescindible la familia, y concienciarse que son pastillas peligrosas y poco seguras.

Por parte de los organismos oficiales se llevan a cabo diferentes actuaciones con el fin de controlar toda la fabricación de este tipo de sustancias.

Enviado por Raúl Gómez

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*