Saludisima
×

Elimina el estrés, aprende a vivir relajado

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Charles Chaplin, en la película Tiempos Modernos, retrata cómo un trabajador de una fábrica desarrolla extrañas conductas producto de la carga desmedida de trabajo, de lo repetitivo de sus funciones y de las condiciones laborales: el estrés.

Las presiones del trabajo, la familia y la rutina se pueden transformar en un infierno en la cabeza de la persona estresada. Combatir la enfermedad es imperativo.

Si bien la película muestra una realidad diferente de la actual, la locura del protagonista es una buena forma de ejemplificar una enfermedad que, por las presiones de la vida cotidiana, se hace cada vez más frecuente.

Habitualmente, el estrés está asociado con una situación en la cual la persona se siente sobrepasada por todas las exigencias. Ya sean éstas del trabajo, de la familia o de la rutina diaria. Entonces el organismo, agobiado ante tanta presión, comienza a hacer síntoma ya sea a través de malestares físicos o por medio de cambios en la conducta.

Según explica el siquiatra Rubén Hernández, profesor de la Universidad de Venezuela, en Caracas, existen ciertas personas (las más agresivas y competitivas) que están más predispuestas a estresarse.

El especialista destaca la influencia que las actuales formas de trabajo tienen en el aumento del estrés: “Cuando aparecieron los computadores, en la década de 1950, la gente pensó que iba a trabajar menos, pero eso no ocurrió así y, actualmente, se trabaja el triple”.

Montañas de tensión

Lidiar con el estrés puede resultar una tarea complicada y, a menudo, podemos salir heridos en la batalla. Así, por ejemplo, ocurre con ciertos dolores de cabeza o molestias musculares que se manifiestan como síntomas de la condición.

Sin embargo, soluciones como las pelotas de goma pueden ser útiles para luchar contra la tensión dado que contraen y relajan los músculos y, de esta manera, sirven de descarga de la angustia.

De hecho, existen varias alternativas que ayudan a enfrentar mejor el problema: por ejemplo, la medicina no tradicional, la sicología o el cambio de nuestros propios hábitos.

El especialista venezolano explica que todos los esfuerzos dedicados a la introspección pueden ser útiles, siempre que no se caiga en soluciones mágicas como dejar el destino en manos del horóscopo o en pulseras mágicas que rebajen nuestros niveles de ansiedad.

Ayúdese

Una persona estresada presenta un mayor grado de irritabilidad, angustia, tensión muscular, inseguridad y problemas con el control del tiempo. Si se identifica con alguna de estas características, tiene varias alternativas para enfrentar el problema:

Según algunas técnicas sicológicas, el primer paso para solucionar el estrés es tomar nota diaria de todas las actividades que gatillan la tensión, la ansiedad o que originan respuestas negativas en el cuerpo (como dolores de cabeza o estomacales).

Luego de algunas semanas, se analizan los eventos más estresantes y se estudian las metas y las prioridades utilizadas para llevarlos a cabo. Posiblemente ese sea el lugar donde está el problema.

Como respuesta al fenómeno, la psicología propicia una revisión de las propias prioridades, compartir los sentimientos, usar el humor y mantener una mirada positiva sobre los hechos.

Otra vía de solución del problema es aplicar los consejos de las técnicas de relajación. La premisa básica es que si el estrés es un factor constante en nuestra vida, se deben desarrollar formas para enfrentarlo. Así, usando técnicas como respirar profundamente o meditar, se propone un nuevo camino para recobrar el equilibrio.

Métodos de relajación

Algunas de estos métodos son:

Respiración profunda: Para mantener o lograr un estado de relajación, se controla la respiración a un ritmo más lento.

Relajación muscular: Tomando conciencia de cada uno de los músculos, se tensan y relajan acompasadamente, uno por uno.

Meditación: Con el objetivo de calmar la mente, se realizan ejercicios (vocales, físicos u otros) para lograr una paz interior.

Masajes: Por medio de técnicas manuales (shiatsu, reflexología, masaje sueco) se pretende, principalmente, relajar los músculos.

Biofeedback: Se identifican las señales de un cuerpo relajado y se instruye a los paceintes para que aprendan a alcanzar la relajación por sí solos.

Enviado por Grecia Alemán.

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Verónica

    23/12/2010 at 03:34

    Buen artículo, pero cortito

  2. Roberto

    14/11/2010 at 20:18

    Muy interesante: Elimina el estrés, aprende a vivir relajado
    Todos podemos prevenir situacions de tensión, llevando un vida dinámica, es decir: hacer ejercicio, salir al campo, compartir comentarios con nuestros amigos, etc Me interesa que me envien mas información al respecto, se los agradeceré, mi mail es sistemaparapymes@hotmail.com