Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP), también denominada parkinsonismo idiopático o parálisis agitante, se trata de una enfermedad que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos.

Descripción

La enfermedad de Parkinson (EP), también denominada parkinsonismo idiopático o parálisis agitante, se trata de una enfermedad que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos.

Es un proceso crónico que tiene su origen en la degeneración de las neuronas de la sustancia negra del cerebro y muerte de estas neuronas (células del sistema nervioso), por lo que reciben el nombre de enfermedades neurodegenerativas. Una de la más conocidas enfermedades de este tipo es la enfermedad de Alzheimer.

Tomografía por emisión de positronesLa enfermedad se produce por la degeneración de unas neuronas situadas en el tronco del encéfalo (principalmente en la parte compacta del núcleo llamado sustancia negra), entre el cerebro y la médula espinal. En el Parkinson las neuronas son sustituidas por un tejido que forma una cicatriz, algunas contienen una acumulación de material extraño en su interior formando componentes proteicos, denominados cuerpos de Lewy.

A medida que la sustancia negra desaparece, el cerebro deja de producir una sustancia llamada dopamina. Se trata de un aminoácido que actúa como un neurotransmisor transmitiendo información de unas neuronas a otras mediante mecanismos químicos y eléctricos. La dopamina transmite esa información desde la sustancia negra a otras zonas del cerebro que forman entre sí un circuito de conexiones.

La falta de dopamina es la que produce la alteración de este circuito, con lo que se produce un trastorno en el movimiento y en el tono muscular dando lugar a síntomas como son temblores, rigidez y disminución del movimiento, no existen manifestaciones de la enfermedad hasta que el nivel de dopamina no se ha reducido en un 80%.

Imágenes

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/87/PET_scan_Parkinson%27s_Disease.jpg
File:PET scan Parkinson's
commons.wikimedia.org

http://www.cabildodelanzarote.com/areas/sanidad/geriatria/images/parkinson.gif
enfermedad de Parkinson.
www.cabildodelanzarote.com

http://www.stjohn.org/StaywellTesting/img.aspx%3F4737
la enfermedad de Parkinson
www.stjohn.org

http://farmacologiaymedicina.com/wp-content/uploads/2008/05/parkinson-marcha.jpg
enfermedad de Parkinson en
farmacologiaymedicina.com

http://www.educomputacion.cl/images/stories/biologia/parkinson/basal-ganglia2.gif
la enfermedad de Parkinson
www.educomputacion.cl

http://www.medspain.com/ant/n14_jul00/terapia_02.jpg
en la enfermedad de Parkinson
www.medspain.com

http://www.cabildodelanzarote.com/areas/sanidad/geriatria/images/parkinson_foto.jpg
Enfermedad de Parkinson
www.cabildodelanzarote.com

http://www.tratamientoycura.com/blog/wp-content/uploads/2008/09/parkinsons-disease.jpg
enfermedad de Parkinson
www.tratamientoycura.com

Causas

Su origen es desconocido, por lo cual se la denomina idiopática.

De entre los factores que influyen en su aparición podrían destacarse los siguientes aspectos:

GENÉTICOS: En un pequeño porcentaje de enfermos se acepta que existe una cierta predisposición a padecer esta enfermedad.

FACTORES AMBIENTALES.
FÁRMACOS Y DROGAS: Aunque todavía no se ha identificado ningún factor tóxico que pueda explicar la mayoría de los casos, algunos tóxicos pueden producir síntomas similares a la enfermedad de Parkinson.

Algunos estudios epidemiológicos han demostrados que el hábito de fumar, por mecanismos desconocidos, es un factor protector para el desarrollo de la enfermedad.

También se desconocen los mecanismos por los cuales se produce la muerte de la neuronas de la sustancia negra. Existen diversas teorías explicativas pero ninguna confirmada. La más aceptada es que el origen del proceso de la muerte neuronal se debe al exceso de oxidación de las neuronas.

En la población general afecta a 200 personas por cada 100.000 habitantes.

En la población de entre 60 y 70 años se eleva a más de 300 los afectados por cada 100.000 habitantes. Y, sobrepasando los 70 años se puede llegar a unas 1.000 personas por cada 100.000 habitantes.

Es raro que esta enfermedad se produzca en personas de menos de 40 años y muy excepcional antes de los 20 años. Por otra parte, es más frecuente en los hombres que en las mujeres.

En España hay unas 100.000 personas afectas de Parkinson.

Síntomas

Los síntomas principales son los siguientes:

Temblor en reposo: se presenta en el 75% de los pacientes durante el reposo y desaparece al adoptar una postura o ejecutar una acción, no siempre la existencia de un temblor presupone la existencia de la enfermedad de Parkinson. El temblor suele ser el síntoma inicial y, aunque al principio suele ser unilateral, luego se hace bilateral y simétrico. Suele comenzar por manos y dedos, aumenta con las emociones y disminuye con el sueño.
Lentitud de movimientos: aparece al principio de la enfermedad en actividades de precisión, coser, escribir, abrocharse un botón, cortar etc..
Rigidez o aumento del tono muscular: consiste en la resistencia a la realización de un movimiento pasivo, de flexión o extensión de las extremidades. Se trata de una rigidez llamada en tubo de plomo y no se modifica ni con las emociones ni con el sueño.
Alteraciones de la marcha: disminuyendo los movimientos de balanceo de brazos durante la deambulación sobre todo del lado más afectado. Estas alteraciones se denominan síntomas motores por afectar a aspectos del movimiento no siendo necesario que se produzcan a la vez.

Otros síntomas que se asocian a esta enfermedad son:

  • Cambio en el tono de la voz que se vuelve más débil.
  • Cambio en el semblante que se vuelve menos expresivo.
  • Ansiedad, depresión y disminución de la libido.
  • Trastornos del sueño, insomnio, fragmentación del sueño.
  • Síntomas sensitivos: hormigueos y dolor en alguna extremidad.
  • Trastornos en el sistema nervioso autónomo: estreñimiento y aumento de la sudoración.
  • Alteraciones cutáneas, ezcema seborrreico en cara y cuero cabelludo.
  • Disminución del sentido del olfato.
  • Alteraciones en la voz y en la escritura: van disminuyendo (micrografía, hipofonía), cambio en el tono de la voz que se vuelve más débil.

En estados avanzados de la enfermedad pueden presentarse alteraciones de memoria, trastornos sexuales, dificultad en el control de esfínteres y caídas durante la marcha.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la historia clínica del paciente y en los hallazgos sintomáticos teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos los síntomas son lentamente progresivos.

Son normales las pruebas como: scanner cerebral, resonancia nuclear magnética, punción lumbar o electroencefalograma.

Tratamiento

La mayoría de los síntomas se pueden controlar con la medicación existente en la actualidad.

No todos los enfermos de Parkinson son iguales, existen clasificaciones según el comportamiento clínico y evolutivo y, según algunos factores como la edad o inicio de la enfermedad, la presencia o no de temblores, las alteraciones del equilibrio o de la marcha, estado mental y progreso de los síntomas tras el tratamiento.

Por lo general, puede afirmarse que la presencia de temblor, la ausencia de alteraciones mentales y de la marcha, el inicio de los síntomas a una edad más temprana y la estabilidad de éstos tras los primeros meses o años de tratamiento auguran un mejor pronóstico que sus opuestos.

Los medicamentos que existen en la actualidad solamente alivian los síntomas pero no son curativos ni evitan su progresión.
Son muy útiles en la vida diaria, la fisioterapia, los regímenes adecuados y la gimnasia.

Una alternativa a los fármacos sería la intervención quirúrgica que en el Parkinson se denomina CIRUGÍA FUNCIONAL ESTEREOTÁXICA. Mediante la estimulación de estructuras cerebrales se aliviarían los síntomas producidos por la alteración del funcionamiento de ciertas áreas del cerebro.

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden mejorar con determinados procedimientos quirúrgicos, aunque la enfermedad no desaparece ni se cura.

Las técnicas de implante de células productoras de dopamina están todavía en fase de experimentación.

Consejos y Recomendaciones

Evitar en el aspecto social la repercusión de la enfermedad en la vida diaria, el paciente tiene que acostumbrarse y adaptarse a las limitaciones de la enfermedad.

La familia es crucial para proporcionar apoyo al enfermo pero sin sobreprotegerlo, prestándole cuidados y estando a su lado. Hay que tener en cuenta la existencia de Asociaciones de Enfermedad de Parkinson con las que se puede contactar.

Es importante que los pacientes conozcan su enfermedad para colaborar con el médico en el tratamiento.

No debe abandonarse la salud general, dieta, ejercicio, ocio, sueño, reposo.

Rehabilitación motora, conservar la flexibilidad, la movilidad y las actividades reflejas, solicitando ayuda de personal cualificado para definir cuáles son los ejercicios idóneos para cada caso en concreto, la fisioterapia, los masajes y la hidroterapia son técnicas que ayudan a muchos enfermos.

La dieta aconsejable son los alimentos semisólidos evitando comidas copiosas ricas en proteínas (carne, pescado, huevos) que dificultan la absorción intestinal, la comida con mayor contenido proteico se debe trasladar a la noche donde la repercusión clínica es reducida y la absorción de medicamentos es menor.

En relación al estreñimiento: acostumbrarse a defecar a la misma hora tomándose el tiempo necesario, aumentar el consumo de líquidos siempre que no estén contraindicados, seguir una dieta rica en fibras, féculas, legumbres y verduras.

Hay que ser consciente de que el paciente al masticar o tragar puede correr el peligro de atragantarse por lo que es conveniente sentarse con la espalda recta y lo más elevada posible.

A la hora de caminar es conveniente hacerlo con el cuerpo recto, con la mirada al frente y con los pies separados para tener mayor sujeción. El balanceo coordinado de los brazos facilitará el equilibrio.

Con la rigidez pueden aparecer espasmos musculares y contracturas para evitarlos se pueden realizar sencillos ejercicios pasivos, masajes, calor local o baños a temperatura corporal.

Pueden ocurrir trastornos a la hora de realizar funciones elementales como son acostarse, levantarse, sentarse, y, para aliviar estos trastornos conviene: sentarse en sillas con reposabrazos y respaldo alto para impulsarse a la hora de levantarse, la cama ha de ser dura para no hundirse y facilitar la incorporación, para facilitar los giros en la cama es conveniente usar pijamas de fibra deslizante (seda, raso).

Debido a que muchos enfermos de Parkinson sufren trastornos en el habla es conveniente hablar despacio, vocalizando, usar frases cortas, intensificar la pronunciación, hacer respiraciones profundas al comenzar a hablar y no dejar nunca de hablar por miedo a que no se le entienda.

Enviado por Jorge Urbano

| |

Más información sobre:
, , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.