Enfermedad periodontal

Descripción

Se denominan enfermedades periodentales a los cambios que dañan los órganos del periodonto. Con la edad las estructuras periodontales que rodean a los dientes y que están compuestas por las estructuras óseas y los ligamentos que los sujetan, sufren un proceso de degeneración que expone a las raíces de los dientes.

La propia estructura del diente también se modifica con la edad y no es raro que se pierda parte de la sustancia dental como consecuencia del desgaste que los años van haciendo sobre la superficie del diente. El esmalte puede perforarse exponiendo la capa más interna (la dentina), que es el componente fundamental de la mayor parte de la estructura del diente, tornándose más seco y menos permeable con la edad y, por tanto, más frágil.

Muchos de los cambios que se producen en las estructuras de la boca, se asocian a otros riesgos para la salud y para el bienestar de las personas, por lo que es muy importante hacer exploraciones periódicas por profesionales para verificar el estado de salud y poner en marcha las medidas correctoras y preventivas necesarias.

Galería de fotos

http://i.esmas.com/image/0/000/004/027/periodontitisNTnva.jpg
Enfermedad periodontal
www.esmas.com

http://www.clinicacid.com/pic/periodoncia/periodontitis.jpg
enfermedades periodontales
www.clinicacid.com

http://www.dentalsanfrancisco.com.mx/imagenes/tratamiento/periodoncia_1.gif
Las enfermedades periodontales
www.dentalsanfrancisco.com.mx

http://www.spch.cl/Portals/0/ep/foto%25202.jpg
Las enfermedades periodontales
www.spch.cl

http://www.enexus.com/gumdisease/graphics/Gums3.jpg
Moderate Periodontitis
www.enexus.com

http://www.periodontitis.net/images/periodontitis.jpg
enfermedades periodontales
www.periodontitis.net

http://www.monografias.com/trabajos48/periodoncia/pe2.jpg
Las enfermedades periodontales
www.monografias.com

http://www.enexus.com/gumdisease/graphics/Gums4.jpg
Periodontitis is a low grade
www.enexus.com

Causas

La enfermedad periodontal es sin duda la causa más frecuente de la pérdida de la dentadura en las personas mayores. Su historia natural comienza con la acumulación de la placa dental en la superficie del diente y en el surco que separa el diente de la encía que lo rodea. Este hecho está enormemente favorecido por la mala higiene de la boca y tiene una relación inversamente proporcional al cuidado que cada persona haga de su dentadura.

En la enfermedad periodontal, las encías se muestran enrojecidas, se retraen lo que expone al exterior la superficie de la raíz del diente, facilitando la aparición de caries, la destrucción de los ligamentos que sujeta el diente a la estructura y la posterior movilidad y caída del diente.

A este proceso hay que sumar la menor mineralización de la superficie de la raíz del diente del anciano, lo que hace estas dentaduras más vulnerable a la caries y, por tanto, al deterioro con la correspondiente caída del diente y demás consecuencias para la salud bucodental.

Síntomas

Por tanto y de forma esquemática las consecuencias como ha quedado reflejado se podrían resumir de la siguiente manera:

  • Dificultad para la masticación y para la alimentación provocando una mala nutrición.
  • Aumento del riesgo de atragantamiento y asfixia al tragar alimentos mal masticados.
  • Aparición de infecciones dentales y de las encías y diseminación a otras partes del cuerpo.
  • Dificultad para articular el habla y realizar una comunicación correcta con el entorno.
  • Repercusiones sobre la autoestima y la capacidad de establecer relaciones personales y sociales.

Diagnóstico

En los tejidos blandos de la boca son frecuentes lesiones entre las que se pueden destacar las siguientes:
Úlceras en la mucosa: Son producidas por traumatismos inducidos por prótesis mal ajustadas que son un problema muy frecuente. Los tejidos de la mucosa interna de la boca se hacen más friables (que se desmenuza más fácilmente) con la edad lo que explica el riesgo de traumantismo de irritación y de ulceración. Las úlceras pueden infectarse y, como sucedía con la caries dental y las infecciones en los dientes, pueden constituir un foco de diseminación de la infección para el resto del organismo.

La leucoplasia: Es una lesión blanquecina que aparece de forma permanente en la mucosa de la cavidad de la boca y que no se desprende cuando se la roza como sucede con las placas blanquecinas que producen la ‘cándida albicans’ (un hongo que causa infecciones en la boca frecuentemente). La forma de estas lesiones de leucoplasia son irregulares, suelen se induradas y un pequeño porcentaje puede malignizarse y convertirse en un cáncer. Por este motivo este tipo de lesiones deben ser seguidas por un médico, quién en caso de duda deberá remitirla a una dentista o cirujano maxilofacial para la realización de una biopsia y el tratamiento consecuente.

Sequedad en la boca: Este problema es muy frecuente en las personas mayores. Las glándulas salivales se atrofian con la edad disminuyendo la producción de saliva especialmente en aquellos ancianos que están afectados por enfermedades sistémicas. Es importante recordar que la saliva es una sustancia fundamental que además de facilitar la deglución y la articulación de la palabra permite mantener húmedas y perfectamente lubricadas todas las estructuras y las mucosas del interior de la boca. La saliva también protege los dientes por su función de limpieza y de destrucción de bacterias hasta cierto punto. Además, la saliva interviene en la discriminación del gusto y en la remineralización del diente por lo que su carencia dificulta la degustación de los alimentos y contribuye a la vulnerabilidad del diente en el anciano.

Un síntoma que se acompaña, frecuentemente, con la sequedad de la boca es la sensación de dolor y ardor dentro de esta cavidad y la menor adherencia de las prótesis, que se mueven y molestan o producen ulceraciones y heridas dentro de la cavidad bucal. Por este motivo, es muy importante tratar la enfermedad que pueda estar originando esta sequedad de la boca y evaluar y, en su caso, modificar el tratamiento farmacológico que pueda incidir sobre la misma. Un correcto programa de higiene bucodental con intensificación de la utilización del flúor, así como sustitutos de la saliva, pueden ser una medida coadyugante (que ayude).

Algunas enfermedades generales como la deshidratación, la diabetes, la sarcoidosis o el síndrome Sjogren, pueden provocar sequedad de la boca, si bien el uso de ciertos medicamentos son la causa que más agrava esta sequedad, en cierto modo fisiológica, del anciano. Entre estos medicamentos destacaremos los siguientes:
Diuréticos. Antidepresivos. Antihistamínicos. Antihipertensivos. Anticolinérgicos.

Muchas personas que tienen escasa producción de saliva y notan sequedad en la boca, consumen caramelos azucarados para estimular la secreción de saliva, lo que acentúa la aparición de las caries en los dientes y el deterioro de los mismos.

Prevención

La higiene preventiva de la boca no solamente en el anciano sino en todas las personas, exige tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Realización de exámenes dentales periódicos. Limpieza de la boca diaria.
  • Limpieza de la dentadura, cuando existen placas de ateroma (quiste sebáceo) y en caso de enfermedad periodontal.
  • Evacuación total de las piezas deterioradas y sustitución por prótesis correctamente ajustadas.
  • En la revisión del dentista, que debe hacerse como mínimo una vez al año y tan frecuentemente como éste determine para hacer un correcto seguimiento de las alteraciones que existan, se debe de incluir no sólo el examen de la dentadura sino también el de las áreas del dorso de la boca y la faringe, la base de la lengua, el paladar y la mucosa interior de los carrillos, inspeccionándolas cuidadosamente para descartar cualquier úlcera, lesión o área de inflamación.
  • No olvidar que es muy importante que aquellas lesiones sospechosas y que lleven un tiempo sin curarse deben ser biopsiadas para descartar la aparición de tumores epiteliales a este nivel.
  • Otro aspecto importante del seguimiento y cuidado de la boca consiste en registrar el número de dientes móviles y la existencia de caries para su correcto tratamiento por el dentista. En algunos casos será preciso el concurso del esposo, la esposa o el cuidador cuando el anciano sea incapaz de efectuar su higiene bucal diaria de forma correcta.
  • El cepillado de la boca, no sólo debe insistirse en los dientes en los surcos interdentales, etc., sino que también la lengua y la mucosa bucal deben cepillarse al menos dos veces al día con un cepillo dental de cerdas blancas.

Tratamiento

La utilización de la seda dental es imprescindible, si bien puede resultar dificultoso por falta de destreza para algunos pacientes que necesitarán en estos casos la ayuda de un cuidador. Especial interés tiene la selección de un dentrífico adecuado que contenga flúor y en su caso la utilización de soluciones contra la placa que pueden constituir un excelente suplemento para el cuidado de la boca.

En caso de llevar una prótesis fija o móvil, es importante resaltar que la prótesis debe de ser cuidada y cepillada al menos dos veces al día de la misma manera que los dientes propios, prestando especial atención a las encías y a las estructuras de soporte de las prótesis.

En muchas ocasiones se observan a ancianos con prótesis inadecuadamente adaptadas, que sufren las consecuencias de éstas como son la alteración del gusto, la disminución de la fuerza masticatoria, etc. Un buen ajuste de la prótesis, puede exigir su sustitución y readaptación al cabo de un tiempo, lo que deberá de ser dicho por el dentista correspondiente.

Enviado por Augusto Camba.

| |

Más información sobre:
, , , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.