Saludisima
×

Enuresis

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Descripción

Enuresis, se trata de la emisión involuntaria de orina (al menos una vez al mes o dos veces al mes si el niño es menor de 6 años) a una edad en la que es normal la continencia de la orina. La continencia normal de la orina se suele producir tras los 4 años durante el día y después de los 5 años durante la noche.

Se denomina enuresis primaria aquella en la que nunca ha existido control, y secundaria si ha existido un periodo previo de control de duración entre 6 y 12 meses. Afecta más a los varones y, en ocasiones, existe una presentación familiar. Su pronóstico es, en general, bueno y sólo un 1% de los casos persiste hasta los 18 años de edad.

Galería de fotos

http://www.brown.edu/Courses/PY0055/bedwetting/4.jpg
Primary Enuresis
www.brown.edu

http://psixp.files.wordpress.com/2008/02/img_02.jpg
Encopresis & Enuresis (bed
psixp.wordpress.com

http://www.techforltc.org/product_images/Malem%2520-%2520Malem%2520Enuresis%2520alarm.jpg
MALEM<sup>®</sup> Enuresis
www.techforltc.org

http://www.wrongdiagnosis.com/bookimages/4/fig70.jpg
ENURESIS (BEDWETTING)
www.wrongdiagnosis.com

http://www.elazayem.com/enuresis.jpg
enfermedad llamad ENURESIS
sobrelanoticia.wordpress.com

http://www.health-res.com/EX/08-01-07/enuresis.gif
for nocturnal enuresis in
www.health-res.com

http://www.ispub.com/ispub/iju/volume_5_number_1/new_insight_in_persistent_primary_nocturnal_enuresis_a_preliminary_report/enuresis-fig1.jpg
Nocturnal Enuresis: A
www.ispub.com

http://www.infoaceim.com/recetas/enur.jpg
Aceim. La enuresis
www.infoaceim.com

Causas

Siempre ante una enuresis hay que descartar una causa orgánica tales como infecciones de orina, diabetes, alteraciones neurológicas (del tipo de la epilepsia, retraso mental, etc.), anomalías renales o de las vías urinarias, etc. Hay que tener en cuenta también, que normalmente las enuresis que tienen causa orgánica suelen ser diurnas.

Otra causa de enuresis puede ser funcional. La enuresis funcional diurna suele ser por causas funcionales a nivel del aparato urinario, tipo reflujo vesical (relativo a la vejiga), etc. Sin embargo, si es una enuresis funcional nocturna la causa no está aclarada, existiendo múltiples teorías. Unas hablan de factores genéticos, otras de factores psicológicos (ya que en ocasiones se relaciona con el inicio del colegio, el nacimiento de un hermano, etc), otras hablan de un sueño exageradamente profundo, otras de una menor secreción nocturna de ADH, estreñimiento, poca capacidad funcional en la vejiga, etc.

Diagnóstico

Se debe realizar una buena historia clínica con antecedentes familiares, factores funcionales y psicológicos (relación familiar, relación en el colegio, vivencia de la situación por parte de la familia y el niño), educación en el control de esfínteres (que se debe iniciar alrededor de los 18 meses), patrón de la enuresis, frecuencia y volumen de micciones y síntomas asociados.

Debemos realizar una buena exploración física general con una valoración del chorro miccional, incluyendo la capacidad para comenzarlo y detenerlo.

Es importante, también, la realización de pruebas complementarias encaminadas, fundamentalmente, a descartar causas orgánicas de la enuresis. Entre ellas se incluye el análisis y cultivo de la orina, ecografía abdominal y renal y un estudio vertebral.

En algunos casos puede ser necesaria la realización de estudios del sueño o de estudios urodinámicos.

Tratamiento

Si fuese una enuresis con causa orgánica identificada se debería tratar dicha causa. Sin embargo, en el caso de una enuresis funcional, el tratamiento se orienta según las edades, sabiendo que se obtienen resultados óptimos al año sólo en el 80% de los casos. En general, es más difícil tratar la enuresis nocturna que la diurna.

En un primer momento se utilizan técnicas de orientación motivacional y entrenamiento. Suelen usarse hasta los 8 años y consisten en tranquilizar a los padres y animar al niño, evitando castigos y críticas. Deberemos recompensar de forma positiva si el niño consigue un control sobre la micción, incluso tachando en un calendario los días que permanece seco. Animar al niño a ir al baño cuando exprese la necesidad de micción y siempre antes de irse a dormir.

Aumentar la ingesta de líquidos por la mañana y principio de la tarde (contribuye a la dilatación de la vejiga) y limitarla 2 horas antes de ir a la cama. Es aconsejable evitar cenas ricas en líquidos (sopas, leche, etc.) y saladas.

Retirar los pañales lo antes posible (sobre todo si se ha conseguido permanecer varias noches seco). Recomendar ejercicios para la dilatación vesical (retención voluntaria de orina e interrupción al inicio del chorro miccional y varias veces durante la micción).

Si con las medidas anteriores se llega a los 8 años de edad y no se ha resuelto la situación pasaremos a otras. Entre ellas se incluye la medicación, comenzando con desmopresina intranasal (análogo de la hormona ADH) durante 6 meses como mínimo y retirar si se consiguen resultados. Otros tratamientos medicamentosos utilizados si bien con menor frecuencia son los antidepresivos, antiespasmódicos y anticolinérgicos.

Asimismo, en esta fase se pueden utilizar aparatos de alarma, normalmente en niños mayores de 10 años. Consisten en una alarma que salta cuando el niño inicia la micción provocando que se despierte.
Se está comprobando que puede ser útil el uso de la desmopresina intranasal asociada a estos aparatos de alarma.
Según la evolución y repercusión familiar se puede valorar con el tiempo una consulta con el psiquiatra.

Enviado por Carol Figueroa.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Javier

    12/06/2014 at 12:58

    Un tratamiento alternativo a las pastillas puede ser una alarma de humedad. Para saber más: http://latiendaelectronica.es/electronica/comprar-precio/59-alarma-enuresis.html