Saludisima
×

Estrés laboral es tan dañino como el cigarrillo

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un trabajo estresante puede ser tan dañino para el organismo de la persona como el tabaco o la no práctica de ejercicios.

Un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Harvard y publicado en la última edición de la revista especializada Bristish Medical Journal concluyó que las enfermeras cuyos trabajos eran más exigentes y que tenían muy poco control sobre su situación laboral reportaron tener peor estado de salud. Además, el tener poco apoyo social en el trabajo se manifestó también como una causa de la mala salud.

Después de 4 años, estas mujeres mostraron más síntomas de ansiedad y depresión, dificultad para realizar actividades diarias, como subir escaleras y llevar las bolsas del supermercado, además, tenían muy bajos niveles de energía.

El estrés laboral tiene efectos medibles en la salud mental y física de las personas“, dijo uno de los autores del estudio, Ichiro Kawachi, a Reuters Health. “Estos efectos son comparables al deterioro mental y físico provocados por el consumo del tabaco”, agregó.

De acuerdo con las declaraciones de Yawen Cheng, jefe de la investigación, el estudio sugiere que las iniciativas tendientes a reducir el estrés en el trabajo debe enfocarse en el trabajo mismo y no en el individuo.

Por ejemplo, los hospitales y los administrativos de la salud podrían aumentar el control de las enfermeras sobre su propio trabajo dándoles horarios más flexibles, reduciendo las horas extra forzadas y aumentando su autonomía de decisión.

“Si el ambiente sicológico del trabajo contribuye a la calidad de vida de los empleados… los hospitales y los servicios médicos necesitarán enfocarse en rediseñar los trabajos en sus estrategias para promover la salud”, aparece en el estudio.

Aunque los resultados se aplican principalmente a las enfermeras, el modelo de estrés laboral puede ser aplicado en una amplia gama de profesiones y ocupaciones, explicó Kawachi.

Lo curioso es que tanto la edad, como el peso, el consumo de tabaco, la educación y la ingesta de alcohol no mostraron ejercer ninguna influencia en los resultados de la investigación.

Los resultados de este estudio se sustentas en 21 mil mujeres que entregaron información por medio de cuestionarios contestados sobre su estado de salud, incluyendo ámbitos como la salud mental y la satisfacción con el empleo. Más de tres cuartos de las mujeres trabajaban como enfermeras en los Estados Unidos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*