Saludisima
×

Eyaculación rápida

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Que una pareja no consiga el clímax al mismo tiempo y que no goce plenamente sus relaciones sexuales, puede provocar frustraciones que deterioran la convivencia, probablemente por la insatisfacción de alguno de ellos o de ambos. El problema puede ser aun peor si esto ocurre persistente y recurrentemente, como sucede cuando el hombre sufre de eyaculacion rapida o tambien conocida como eyaculación precoz.

La eyaculación rápida es la disfunción sexual más frecuente en la población masculina. Afortunadamente, es un trastorno que tiene solución: el 95% de los los hombres que la padecen consigue superarla con un buen tratamiento.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente en la población masculina. Cifras indican que en Estados Unidos el 30% de los varones tienen una falta de control del reflejo eyaculatorio. O sea, que a la mínima estimulación sexual eyaculan antes o poco después de la penetración, antes de lo que él quisiera o de que la mujer haya alcanzado un estado elevado de excitación para llegar al orgasmo con el coito.

Causas

Las causas de la eyaculación rápida no se encuentran en la edad o en la excesiva excitación y menos en la hipersensibilidad sexual. Principalmente, este trastorno se debe a condiciones psicológicas:

  • Falta de información sexual.
  • Falta de interés por prolongar el coito.
  • Ansiedad.
  • Miedo al fracaso.
  • Dificultad para controlar los estímulos.
  • Primeras experiencias sexuales negativas, por ejemplo, masturbación sin tiempo suficiente y lugar adecuado, por lo que trata de “terminar” lo antes posible.

Sin embargo, también hay causas orgánicas:

  • Afecciones urogenitales de la uretra posterior y de la próstata.
  • Alteraciones de tipo neurológicos.
  • Alteraciones vasculares.
  • Fármacos (antidepresivos).

“La eyaculación precoz puede tener como consecuencia que el hombre evite las relaciones sexuales, o que tenga conflictos con su pareja y, finalmente, fallas erectivas”, comentó el Dr. Orlando González, médico sexólogo de la Unidad de Sexología del Este, en Caracas, Venezuela.

Tratamiento exitoso

Un hombre que no puede controlar su eyaculación, puede sufrir mucha angustia. Cada vez que tarda menos en eyacular de lo que a él le gustaría vive ansiedad y frustración. Esto es muy lamentable, si se considera que este trastorno tiene solución en casi el 100% de los casos.

“El tratamiento es cognitivo-conductual. Se le debe reorganizar el pensamiento de la falla que presenta el paciente. Luego, a través 20 sesiones, las diez primeras individuales y después diez en pareja, si la tiene, se le re-enseña a controlar su eyaculación”, explica el especialista venezolano. Mediante técnicas y ejercicios muy concretos el hombre debe lograr su orgasmo voluntario. Además, el apoyo de la pareja y su participación en la terapia es fundamental para el éxito de este tratamiento.

Enviado por Rosario Sánchez.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*