Saludisima
×

Las mujeres van perdiendo el miedo a las pesas

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Yaxeni Oriquen sabe que pocas mujeres aspiran a lucir como ella. Pesando 80 kilos, casi sin grasa, y con bíceps que miden más de 40 centímetros, la venezolana es la hispana de más alto rango dentro del mundo del fisicoculturismo femenino.

Sin embargo, la también entrenadora fisica, señala que un creciente número de mujeres—”muchísimas más que antes“—están recurriendo a las pesas como forma de mejorar su apariencia y salud. Existe todavía mucho miedo entre las mujeres, dice, de que con sólo tocar las pesas van a sacar bíceps como Popeye. Pero la atleta explica que su deporte es sumamente “sacrificado”, al extremo que “tienes que separarte del mundo, de las personas normales, y tu mente tiene que estar sumamente concentrada”.

A sus alumnas no les interesan ser grandes como ella, sino más duras “con separación entre sus bíceps y tríceps, más firmes y con las piernas más formadas”. Y muchas autoridades del fitness coinciden en que el levantar pesas es una de las alternativas más eficaces para rebajar de peso, endurecer el cuerpo y ponerse en línea.

Brian Kreis, el entrenador principal del gimnasio Crunch de Miami Beach, dice que hay una explosión de mujeres que se están dedicando a las pesas, entrenando codo a codo con los hombres. Informa que sólo en el último año ha habido un aumento de 150 por ciento en la cantidad de mujeres en su gimnasio entregadas a las pesas.

“Hay muchas más mujeres que antes en la pista de pesas, y algunas están desplazando a los mismos hombres”, comenta Kreis. “Yo creo que esto sucede porque ellas están dándose cuenta que si quieren cambiar sus cuerpos, un treadmill (maquina rodante) u otra maquina de rutina no basta para lograr los resultados que buscan”.

Según Kreis, las ventajas que ofrecen las pesas son varias: Aceleran el metabolismo, ya que el músculo requiere más calorías que la grasa. Baste señalar que cada kilo de músculo requiere unas 110 calorías adicionales diarias para mantenerse y, por ende, el cuerpo quema más calorías sin hacer nada. Ayudan, además, en la prevención de osteoporosis, una condición ocasionada por la menopausia y que resulta en el deterioro de los huesos. La resistencia de los ejercicios con pesas sirve para fortalecer los huesos.

Kreis y Oriquen explican que mujeres que buscan una apariencia femenina deben de entrenarse con pesas moderadas y con más repeticiones que los hombres. Dicen que cada set, o grupo de repeticiones, debe de consistir en 15 a 25 movimientos. Agregan que las mujeres deben descansar menos que los hombres entre cada set—alrededor de 30 segundos—e incorporar ejercicios aeróbicos en su régimen.

“Una mujer puede pesar 65 kilos cuando comience levantar pesas y 65 kilos cuando termine, pero bajar a la vez de una talla 14 a una talla 6 y ser más esbelta”, dice Kreis.

KARL ROSS

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*