Saludisima
×

Músculos al límite

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si usted va al gimnasio, o por lo menos ha mirado uno desde fuera, seguramente se impactó con los músculos al límite que exhiben algunos de los cultores del físico. ¿Cómo lo hacen? ¿Hay alguna otra razón que explique el desarrollo excesivo de sus bíceps?

Los físicoculturistas entrenan hasta atrofiar su musculatura, por lo que necesitan ingerir suplementos alimenticios.

Hoy, supermercados y farmacias ofrecen una gran variedad de suplementos alimenticios para los deportistas que deseen desarrollar más su musculatura. ¿Qué tan útiles son? ¿Qué efectos no deseados pueden causar?

Patricio Alfaro, profesor de educación física y coordinador del Gimnasio Sportlife -en la sucursal Helvecia en Santiago de Chile- explica que esto se debe, en gran parte, a los suplementos alimenticios que los deportistas consumen.

“Los suplementos alimenticios anabólicos están compuestos por una serie de elementos químicos, totalmente balanceados, que en su combinación con el ejercicio estimulan el crecimiento muscular”, explica Alfaro.

¿Cómo lo logran?

El término anabólico viene de “anabólisis”, que significa crecimiento muscular. Cuando las personas realizan ejercicios para aumentar la masa muscular, deben incrementar la ingesta de proteínas -para alimentar el músculo- y de aminoácidos -para que las proteínas sean sintetizadas al interior del músculo.

Tanto carnes rojas como blancas tienen una gran riqueza en proteínas. Por ello, una alimentación equilibrada sería suficiente para aquellas personas que hacen ejercicio moderado. Sin embargo, no les permitiría cubrir las necesidades alimenticias de los grandes deportistas o físico-culturistas que entrenan sus músculos hasta el límite.

“La ingesta proteica que tiene una persona normal es de 20 a 25 gramos al día. Se opta por los suplementos porque se está asegurando ingerir el doble de proteínas sin subir de peso”.

Esto se ejemplifica si comparamos la cantidad de proteínas que tienen los suplementos con las que posee un bistec, ya que un complemento envasado equivaldría a comerse de 4 a 5 bistec al día, con el beneficio de que no se consume la misma cantidad de grasa.

Problemas de los productos artificiales

“El cuerpo se va adaptando parcialmente al crecimiento muscular, pero el físico-culturista necesita hipertrofiar su musculatura más allá de lo normal, por lo que requiere de ayuda externa para mantenerse”, explica Alfaro.

Por esta razón, muchos físico-culturistas toman, además de suplementos alimenticios, hormonas y esteroides, sustancias útiles para aumentar la musculatura, pero peligrosas para el organismo.

Antonio Postigo, entrenador olímpico de la Real Federacion Española de Atletismo, comenta que “las consecuencias de los anabólicos son tan funestas, que alcanzan el cáncer de próstata en los hombres y alteraciones y malformaciones en las mujeres. Hay descritas toda una serie de indeseables consecuencias, tan fuertes, que los entrenadores debemos estar atentos y desaconsejar a los atletas el uso de esteroides”.

Algunos de los efectos colaterales que podrían producir los esteroides son:

Mujeres: infertilidad, aumento de vellosidad, engrosamiento de las cuerdas vocales.

Hombres: problemas hepáticos, testiculares, esterilidad.

Los suplementos proteicos, hasta el momento, se han mantenido bastante neutro en relación con efectos colaterales.

De hecho, Postigo explica que “existen en el mercado compuestos de aminoácidos esenciales muy bien balanceados, tan eficaces como los esteroides, pero sin ninguna de sus indeseables consecuencias posteriores”.

Sin embargo, existen ciertos preparados que tienen creatina -elemento que, tomado en forma desordenada, puede producir problemas renales- o efedrina -sustancia que produce taquicardia con el esfuerzo físico. Por ello, ahora se está optando por productos más naturales, como la llamada Tríbulus Terresti, raíz que estimula la producción de la hormona del crecimiento.

¿Cómo se utilizan?

Lo primero que los expertos recomiendan a la hora de hacer ejercicio es ordenar la alimentación, con la ayuda de un nutricionista. “Sólo después de este primer paso, vamos a evaluar si es necesario agregar algún tipo de suplementación alimenticia. Pero nunca recomendaría tomar esteroides”, dice Alfaro.

¿Qué es lo que pasa cuando dejamos de tomar estos suplementos?

El clásico miedo a “desinflarse” tiene fundamento, ya que si se introduce artificialmente elementos que el cuerpo ya posee, éste deja de producirlos en la misma cantidad, porque detecta exceso.

Para evitar lo anteriores es imprescindible asesorarse por especialista en nutrición y tomar los suplementos por un período que no supere los dos meses, dejando un tiempo de descanso de modo para que el cuerpo no se mal acostumbre.

Enviado por Dennis Romero.

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Daniel

    25/02/2014 at 23:33

    Hola, qué tal. Soy cantante de ópera y estoy tomando un suplemento alimenticio para aumentar la masa muscular. Tomo Weight Gainer 3000 de Nutrisa. Quiero saber si esto afecta a mis cuerdas vocales, ya que obviamente no solo entreno en el gimnasio, sino con mi voz. Quería saber si existen efectos secundarios de engrosamiento o deshidratación, ya que noto, al tomarlo, que me deja como “secas” mis cuerdas vocales y un poco rígidas…

    De antemano, gracias por la aclaración.