Saludisima
×

Nuevo tratamiento para controlar la incontinencia urinaria

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El imperioso deseo de orinar que lleva a la incontinencia no pone en riesgo su vida, pero puede ser extremadamente vergonzoso. Con este tipo de incontinencia el deseo de orinar ocurre tan de repente, que a menudo es casi imposible llegar a un baño.

Algunas veces, la condición está combinada con un mecanismo de presión, donde la micción comienza con un simple estornudo, tos, levantando algún objeto pesado o en cualquier situación que comprima la vejiga.

La causa más común para la incontinencia urinaria es la infección de la vejiga. Otras causas incluyen una vejiga hiperactiva, obstrucción al flujo de orina, cálculos vesicales, cáncer de vejiga y ciertas medicaciones. En personas de edad avanzada, la incontinencia sin infección es común y su causa no es clara.

Un nuevo procedimiento realizado por el Dr. Angelo Gousse de la Universidad de Miami/Jackson Memorial Medical Center, es el primero que va a atacar directamente el problema.

La técnica es llamada neuromodulación. El procedimiento utiliza impulsos eléctricos ligeros en la zona espinal terminal para estimular el nervio que controla el proceso de orinar. El aparato llamado Interstim™, usado para la estimulación del nervio, se implanta justo debajo de la piel en la porción terminal de la columna vertebral o en el abdomen; es un procedimiento que no demora más de 30 minutos y que se efectúa en el consultorio del médico.

Esta cura es considerada como el último recurso para las mujeres que no han respondido a las terapias habituales. “La característica única y más importante del Interstim es que pueden predecirse sus resultados practicando una prueba antes de que sea implantado”, dice el Dr. Gousse.

Las pruebas clínicas han demostrado que cerca del 80 por ciento de los pacientes han experimentado un 50 por ciento o más de mejoría en su sintomatología principal al cabo de un período de seguimiento de 12 meses. Los accidentes vesicales han disminuido de un promedio de 7.4 por día a 1.5 diarios.

Enviado por Alberto Ramos

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*