Ombligo del bebé

El cordón umbilical es una estructura sumamente importante para el feto, ya que es el canal que lo provee del oxígeno y los nutrientes que provienen de la madre. Tras el nacimiento, el obstetra liga y corta el cordón, dejando un pequeño muñón que se secará y se desprenderá, entre 7 y 15 días después del nacimiento.

Problemas que puede presentar el ombligo del bebé

Granuloma del ombligo

Es probablemente el problema más frecuente. Los síntomas son: secreción serosa o sangrante del ombligo días después del parto, y puede verse un botón rojo dentro del ombligo; esto se debe a la falta de epitelización de la piel. Tu pediatra recomendará el tratamiento adecuado.

Hernia umbilical

Siempre que cargues a tu bebé debes sostenerle firmemente la cabeza, ya que las primeras semanas de vida, ésta es demasiado grande y pesada y, él no puede sostenerla por si mismo.

Este problema es sumamente frecuente, y se debe a que la pared abdominal no ha cerrado bien, lo cual no depende de ningún factor externo como podría ser la ligadura del cordón. El diagnóstico se hace a edades muy tempranas, y es posible observar un botón que crece con el esfuerzo (llanto, cólicos etc.).

El tamaño de la hernia varía mucho: puede ser muy pequeña o llegar a tener el tamaño de una ciruela.

Usualmente las hernias umbilicales no requieren un tratamiento directo, sólo la observancia por parte de los padres, ya que la mayoría de las veces el anillo inguinal (una intrincada red de músculos) se va cerrando espontáneamente. En el caso de los niños, es posible que el o los testículos, si no han descendido, al irse cerrando este anillo muscular produzca una criptorquídia.

No existen procedimientos externos que puedan reducir las hernias umbilicales, así que no te recomendamos el uso de fajas, vendas, frijoles o monedas, procedimientos populares que pueden dañar al bebé. En caso de niños mayores, el problema puede corregirse mediante cirugía.

Infección

Es poco frecuente en la actualidad, porque los partos son bastante asépticos dentro de la mayoría de las instituciones hospitalarias; sin embargo, si tu bebé presenta enrojecimiento alrededor del ombligo, secreción purulenta con mal olor o incluso fiebre, consulta a tu pediatra, ya que estos son síntomas de infección en el ombligo, aunque para un diagnóstico preciso se deberá hacer un cultivo de la secreción umbilical.

Enviado por Grecia Alemán

| |

Más información sobre:
, , , .

 

Comentarios de los lectores

Hay un comentario para “Ombligo del bebé”

  1. el 12 Aug 2012 a las 04:27cecilia

    Hola quisiera que me aconsejaran tengo una niña de 3 años y creo q el ombligo no le sicatriso de bebé al caersele el ombligito y ahora le sale líquido y se le pone rojo pero no todo el tiempo el sirujano me dice esta bien pero tenemos q abrir para exploración q me aconsejan no se q hacer

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.