Oncología

Siguiendo la pista del cáncer

Aunque todavía no está del todo claro por qué, cómo, ni en qué momento exacto las células comienzan su loca división, hay varias investigaciones en el campo de la oncología que buscan dar con el origen o causa del cáncer. De lograrlo, podría desarrollarse un tratamiento mucho más efectivo.

Son tres las corrientes de investigación en torno de una cura para el cáncer.

Varias son las investigaciones que actualmente se realizan para encontrar la cura para el cáncer. Algunas de ellas, están bastante cerca de lograrlo.

Hasta ahora, las principales áreas de investigación en torno del cáncer se pueden dividir en:

Oncogenes y genes supresores de tumores

Los oncogenes estimulan la división celular y con ello pueden gatillar la aparición del cáncer, pasando información a la célula para que continúe su réplica cuando no debería hacerlo.

Los genes supresores de tumores o anti oncogenes, cuando funcionan adecuadamente, suprimen el desarrollo de tumores malignos. Hasta ahora, se han identificado dos tipos de supresores, los genes pRB y p53. El primero –que está inactivo en el 40 % de los tipos de cáncer- ayuda a regular el ciclo de vida de la célula y evita se divida descontroladamente.

El gen p53, por su parte, previene la réplica de ADN (material genético) dañado o alterado y promueve la apoptosis o muerte celular programada. Fallas en este gen permiten que las células transporten material genético dañado, cuando en una situación normal deberían dejar de existir. El resultado es la acumulación de ADN defectuoso que puede derivar en la formación de tumores.

A diferencia del gen anterior, éste está alterado en la mayoría de los tipos de cáncer. Por ello, una terapia genética que reemplazara estos genes alterados podría ser otro tratamiento efectivo para la enfermedad. De hecho, en experimentos de laboratorio, la introducción de genes pRB y p53 normales en las células cancerosas ha logrado bloquear su crecimiento.

Telomerasa

La telomerasa es una enzima (que solamente está presente en las células durante el período de gestación y en las céulas cancerígenas) que se expresa en cerca de 20 tipos de cáncer, entre los que se incluyen próstata, mamas, pulmones, colon, hígado, útero, ovarios, leucemia, linfomas, melanomas y páncreas.

De hecho, los especialistas coinciden en que dicha enzima es el primer marcador universal de la enfermedad. Por ello, sus descubridores en la corporación de investigación científica Geron Corp., en Estados Unidos, están dedicados a descubrir una molécula que pueda inhibir la expresión de la telomerasa para, en un futuro cercano que podría ser dentro de los primeros años del próximo siglo, agregarla a compuestos farmacológicos para el tratamiento del cáncer.

Radicales libres

A diferencia de lo que se piensa con frecuencia. los radicales libres no “flotan” como por arte de magia en el ambiente, sino que son producidos por el propio organismo. Químicamente, los radicales libres son moléculas de oxígeno que carecen de un electrón, por lo que deben “robar” el que necesitan a otras sustancias, acelerando el envejecimiento celular. Aunque los radicales libres se producen naturalmente en el organismo luego de la metabolización de la glucosa, hay ciertos factores ambientales que aumentan su presencia. Es el efecto que provocan, por ejemplo, el humo del cigarrillo, ciertos tipos de plaguicidas, químicos resultantes del proceso industrial, el smog y algunos compuestos de la gasolina.

Los radicales libres provocan tal daño en la estructura de la célula que aceleran su envejecimiento y su muerte. Por ello, además del cáncer están asociados a varias patologías, como la aterosclerosis, enfermedades neurodegenerativas, el Parkinson y el Alzheimer. Una de las herramientas fundamentales para combatir la acción de los radicales libres es a través de una dieta rica en verduras verdes, que contienen gran cantidad de antioxidantes.

Enviado por Analí gomez.

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.