Saludisima
×

Para perder peso: porciones pequeñas

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Cuando empezamos una dieta lo primero que hacemos es sacrificar lo que más nos gusta y dejar de comerlo, porque ya se sabe que lo que más nos gusta es precisamente lo que más engorda. Cuánto darías por comerte un chocolate justo el día miércoles a la mitad de la dieta? O una amiga te invita a tomar un helado y le dices que no, perdiéndote el placer de salir con tu amiga y además de probar el helado. Debemos tener una voluntad de hierro en las dietas para perder peso, pero no es necesario pasarse al otro extremo, también hay que saber darse los gustos “en pequeñas porciones“.

Si pones atención y conversas con otras personas que se encuentran a dieta para perder peso, verás que muchas de ellas no se privan de nada y sin embargo, siguen adelgazando. El secreto es simple: antes comían una porción enorme de pastel de chocolate y ahora que están a dieta lo siguen comiendo a veces, pero en trocito pequeño. Es un esfuerzo que vale la pena, piensa que es mejor seguir comiendo lo que te gusta a eliminarlo por completo de tu dieta. Por otra parte, si sigues comiendo lo que te gusta, aunque en porciones pequeñas, sentirás que no te privas de nada y no te será tan difícil continuar con el plan de alimentación.

Otra de las ventajas de comer porciones pequeñas es que además de consumir menos calorías, te ayudará a controlar el hambre y a medida que vayas ingiriendo porciones pequeñas verás que tu estómago se va acostumbrando a las nuevas y pequeñas cantidades, hasta que en un momento ya no sentirás el deseo de seguir comiendo más y más de eso que te gusta, sino que con una pequeña porción te será suficiente.

Un buen truco es dividir mentalmente el plato en 4 porciones, la tableta de chocolate en 4 partes y así con todo, cuando vayas a servirte esa comida que tanto te gusta, llena solo la cuarta parte del plato o come solamente 1 trozo de los 4 en que dividiste el chocolate. De a poco irás reduciendo las porciones como un hábito (un buen hábito) y seguirás perdiendo peso sin dejar de lado las tentaciones.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*