Saludisima
×

¡Practica aeróbicos, pero con cuidado!

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Practicar aeróbicos ofrece grandes beneficios para su salud. Según la American Podiatric Medical Association (Asociación Médica Americana de Podiatría, APMA por su nombre en inglés), el ejercicio aeróbico incrementa la eficiencia cardiopulmonar, fortalece el corazón y los pulmones, mejora la circulación, disminuye los niveles de colesterol y reduce el estrés y la ansiedad.

Pero todas esas ventajas se pueden opacar ante la aparición de lesiones provocadas por la ausencia de los cuidados necesarios.

“La práctica prolongada de aeróbicos de alto impacto puede producir artritis degenerativa en las rodillas, tobillos y caderas, debido a que las articulaciones se exponen a demasiada presión brusca y constante, un esfuerzo que no están preparadas para recibir”, explica el doctor Enrique Monasterio, médico fisiatra de South Miami Hospital, en Miami.

En cambio, el doctor Monasterio recomienda hacer aeróbicos de bajo impacto (porque siempre mantienen un pie en el piso) o aeróbicos con step.

Si usted es de las que escapan al precalentamiento y a la relajación muscular posterior, preste mucha atención, porque podría estar a punto de experimentar mucho dolor.

“Hacer estos ejercicios con los músculos fríos o no estirarlos al terminar, puede producir espasmos, tirones, distensiones y otras condiciones que dañan al músculo”,agrega el experto.

Los pies también pueden sufrir una herida. De hecho, son ellos los que soportan todo el peso del cuerpo mientras cumplimos con las repeticiones de la rutina aeróbica (la fuerza del impacto de los aeróbicos puede alcanzar 6 veces la fuerza de la gravedad)

“Los problemas más comunes son los dolores del calcañal y las fracturas del metatarso como consecuencia del estrés que padecen los pies”, indica el doctor Jaime Carbonell, un médico podiatra con práctica en Miami.

Y hay más. La APMA dice que quienes practican aeróbicos suelen tener dolores en el arco del pie, una sensación similar a un aguijón en el talón, torceduras de tobillos, dolor en los tendones de la parte trasera de las piernas y fracturas.

¡No se asuste! Estas condiciones no son excusa para dejar sus clases de aeróbicos. Tomando unas pocas precauciones, podrá continuar poniéndose en forma con la seguridad de que esto no le traerá consecuencias desagradables.

Consejos y recomendaciones

Estos son los consejos de los doctores Monasterio y Carbonell y de la APMA:

  • Utilice una zapatilla adecuada, en lo posible fabricada especialmente para practicar aeróbicos. Debe ser acolchada y calzar cómoda, sin que quede demasiado holgada ni apretada.
  • Mientras realice los ejercicios mantenga una postura erecta y centrada. Si no lo hace, tiene más probabilidades de perder el balance y torcerse un pie (además, no producirán el efecto que desea)
  • No haga aeróbicos sobre una superficie de concreto. El piso debe ser especial para absorber los golpes. Si practica los aeróbicos en su casa, la mejor superficie es la alfombra, seguida por la madera.
  • Si su rutina es practicada en su casa, con un video, sea muy cuidadosa. Antes de comprar el video lea bien la etiqueta para verificar si ha sido producido por un instructor professional y si está preparada para el nivel de impacto que ofrecen. También asegúrese de que incluya un período apropiado de precalentamiento y relajación.
  • Cuando haga step, cuide de no utilizar un cajón demasiado alto para el tamaño de sus piernas (una buena técnica es nunca usar un step que obligue a la rodilla a flexionarse más de 90 grados).

GABRIELA A.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*