Saludisima
×

Recuperar la figura después del parto

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Durante nueve meses tu cuerpo se preparó para el momento del parto; todo este tiempo, tus hormonas ayudaron para que tu organismo estuviera en óptimas condiciones para dar a luz a tu bebé. Contribuyeron también a formar a un pequeño encantador que desde el instante en que nació, ha sido tu mayor alegría; ahora, después del parto, tu cuerpo nuevamente se prepara para volver a la normalidad.

Sin embargo, es probable que encuentres un poco difícil bajar esos kilitos de más, o bajar “la pancita”; en fin, te miras al espejo y te preguntas si alguna vez volverás a ser la de antes.

CON UN POCO DE ESFUERZO Y ENTUSIASMO LO PUEDES LOGRAR

Para empezar, debes vigilar tu alimentación. Ya sea que estés amamantando o no, tu cuerpo necesita vitaminas y todo el complejo alimenticio para mantenerte sana. Así que olvídate de ponerte a una dieta terrible y rigurosa, porque lo único que conseguirías es poner en riesgo tu salud.

Sabías que en algunas culturas, se consideraba hermosa a la mujer gordita?

Antes de iniciar cualquier régimen alimenticio, es importante que consultes a tu ginecólogo. Él podrá indicarte las calorías que necesitas para mantenerte en forma y a la vez saludable.

FRUTA Y MÁS FRUTA

Muchas mamás padecen de estreñimiento después del parto; para evitarlo, procura empezar el día con una ración de papaya y un jugo de naranja.

Come por lo menos cinco raciones de frutas (una ración equivale a una manzana pequeña, por ejemplo) durante el día.

La fruta, no solamente te provee de vitaminas, también te da la fibra que necesita tu organismo para funcionar correctamente.

CEREALES

Ingiere cereales que contengan fibra. Esto te ayudará en la digestión, y los cereales son una excelente fuente de energía. Y vaya que necesitas energía para cuidar de tu bebé.

LÁCTEOS – CARNES – VERDURAS

Puedes ingerirlos con confianza. En las raciones normales. La leche te da calcio, que ahora necesitas más que nunca, para fortalecer tus huesos.

TRATA DE EVITAR

Pasteles, dulces, harinas blancas, azúcar y refrescos.

TOMA

Por lo menos ocho vasos de agua al día. Esto mantendrá tu piel saludable, ayudará a la digestión y te hará sentir muy bien.

EJERCICIO

Puedes empezar con una gimnasia moderada. Algunos abdominales, ejercicios para fortalecer tus piernas, glúteos, pechos y brazos.

Lo mejor es que salgas a caminar todos los días. Aprovecha la caminata para sacar a pasear a tu bebé. Los dos disfrutarán del sol y del aire libre.

YOGA

La yoga, además de ayudarnos en la concentración y paz interior, también es una disciplina excelente para las mujeres que acaban de tener un bebé, ya que los ejercicios son tranquilos, ideales para recuperar la figura.

Lo más importante es que tanto los ejercicios como las dietas, los hagas bajo la dirección de tu médico.

Enviado por Grecia Alemán

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*