Saludisima
×

Salud dental en pacientes con SIDA

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Entre los innumerables problemas que enfrenta una persona que padece SIDA hay uno muy específico, la salud dental. El enfermo debe tener especiales cuidados con dentadura, encías, paladar y paredes interiores de la cavidad bucal.

Una simple caries puede convertirse en una infección incontrolable para un paciente que posee esta enfermedad.

El 80% de las personas afectadas por el VIH padece algún tipo de trastorno en su dentadura. La única forma de prevenirlos es mantener una vigilancia constante de la cavidad bucal. De lo contrario, las consecuencias pueden ser severas.

Cuando se concreta la baja en las defensas que caracteriza al VIH, surgen las llamadas “infecciones oportunistas“, que pueden finalmente acabar con la vida del individuo. Entre éstas hay familias especializadas en la boca.

Las cifras son categóricas. Entre el 70% y el 80% de las personas con SIDA sufre de infecciones micóticas (originadas por hongos), leucoplasia bucal y otras afecciones. La única manera de evitar que éstas desemboquen en problemas serios es reconocerlas a tiempo y seguir el tratamiento adecuado

El odontólogo Andrés Briner, de la Clínica Estoril, en Santiago de Chile, advierte que para los pacientes con SIDA cualquier tipo de infección es peligrosa, “incluso una caries… Puede desembocar en una necrosis pulpar, la muerte del nervio, desatando, en este caso, una infección incontrolable”.

“Los problemas dentales de los pacientes afectados por el VIH son tan característicos, que muchas veces se detecta el SIDA a partir de un problema odontológico cuya solución es rebelde. Dentro de los exámenes al paciente está el test de Elisa, que en ocasiones da positivo”, agrega el especialista.

Con o sin dolor

Los trastornos bucales más comunes en los enfermos de SIDA tienen características semejantes, aunque un origen variado. El dolor no siempre está presente, por lo lo que el paciente debe agudizar sus sentidos, revisarse constantemente y acudir a un especialista si detecta alguna de las siguientes anomalías:

  • Inflamación y sangramiento de encías
  • Manchas rojas en las encías
  • Capa blanca o manchas de ese mismo color en lengua y/o paladar
  • Fisuras o pequeños cortes en la comisura (unión) de los labios
  • Verrugas o pequeños bultos en el interior de la boca

Clasificación

Clasificados según su origen, efectos y tratamiento; las enfermedades bucales más comunes que tienden a afectar a las personas portadores de SIDA son:

Candidiasis oral

Afecta a casi el 75% de los enfermos con VIH. Causada por un hongo llamado Candida Albicans, se presenta como una capa o membrana blancuzca que aparece en la lengua o en el paladar. Produce dolor, especialmente al ingerir alimentos muy condimentados o calientes. Su gravedad radica en que puede progresar hacia la faringe y el esófago. En sí misma no es peligrosa, pero contribuye a debilitar las reservas del sistema de inmunidad, lo que para un enfermo de SIDA es de vida o muerte. Se trata con pastillas de Mycelex (clotrimazole) o Nystatin.

Infección causada por el hongo Angular Cheilitis

Es parecida a la candidiasis, aunque además de manchas -poco notorias- en la cavidad bucal, se manifiesta en cortes o fisuras en la comisura (unión) de los labios. Suele pasar inadvertida para los médicos, por lo cual resulta importante la observación permanente. También debilita el sistema inmunológico. Se utilizan los mismos tratamientos que para la candidiasis.

Gingivitis

Causada por una infección bacteriana, consiste en la inflamación de la encía. Aparece como una línea roja en los bordes de ésta. Aunque habitualmente no produce dolor, las encías sangran espontáneamente o al momento de cepillarse los dientes. De no ser tratada adecuadamente, puede desembocar en periodontitis, una inflamación del tejido interno de la encía que se caracteriza por el mal aliento, la pérdida de células y el aflojamiento de los dientes. Se evita simplemente con una limpieza a conciencia de la dentadura. Una vez aparecida, se combate con una solución antibacteriana llamada Peridex.

Leucoplasia oral

Es causada por el virus Epstein-Barr y aparece en la mucosa de la cavidad bucal, debajo o en los costados de la lengua. Se presenta como manchas o rayas blancas que parecen estar dobladas o arrugadas. Las lesiones habitualmente tienen protuberancias, lo que las hace verse como vellos. No produce dolor y suele presentarse conjuntamente con la candidiasis. Su tratamiento se basa en fuertes dosis de un medicamento llamado acyclovir (Zovirax).

Verrugas o granos bucales

Son provocadas por el virus Papiloma Humano, el mismo que causa las verrugas genitales. Pueden ser pequeñas y aparecer sólo en un sector determinado de la boca, o presentarse en gran número y en forma dispersa. Pueden ser lisas o con pequeñas protuberancias. Para erradicarlas, comúnmente se usa la cirugía con rayos láser, procedimiento que, sin embargo, en ocasiones ayuda a que el microbio se disperse a otras áreas de la boca. También se extraen quirúrgicamente o se queman con nitrógeno líquido, técnica conocida como crioterapia. Las posibilidades de que esta infección regrese una vez eliminada son muy altas.

Sarcoma de Kaposi

Consiste en lesiones planas o abultadas de color rojizo o violáceo que surgen en la lengua y en toda la cavidad bucal. Producen bastante dolor y con el tiempo adquieren un color más oscuro y tienden a ulcerarse. Sobre estas lesiones generalmente se desarrollan otras infecciones, como la candidiasis o la leucoplasia oral. El tratamiento más utilizado para enfrentar el Sarcoma de Kaposi es la radio o la quimioterapia.

Recomendaciones

A todas las personas, pero muy especialmente a los afectados por el virus del SIDA, se recomiendan ciertos cuidados para evitar este tipo de problemas.

Las siguientes son algunas precauciones básicas:

  • Cepillar los dientes todos los días, después de cada comida y mantener, en general, una higiene bucal impecable.
  • Visitar periódicamente al dentista.
  • En el caso de personas que utilizan prótesis dentales, parciales o totales, desinfectar permanentemente los aparatos. Los hongos y bacterias antes descritas pueden reproducirse perfectamente en estos implementos.
  • Revisar periódicamente la apariencia de encías, paladar y paredes bucales.

Enviado por Jorge Urbano.

2 comentarios

  1. sara felipe

    18/10/2012 at 03:46

    tengo un amigo tiene la lengua con mancha blanca que puede ser que me sugiere

  2. veronica

    17/09/2012 at 22:29

    que tal queria saber si el uso de implantes en personas con vih es algo riesgoso, ya que cuando declaro mi enfermedad no me recomiendan hacerme implantes, la verdad que mi boca esat cada vez peor , y relmente me siento mal, hace 20 años que llevo el vih y con trtamientos, y nunca tube nada grave , por suerte, pero cada vez que comento a algun dentista mi problema no encuentro respuesta , aparte de que me pasan presupuestos carisimos, gracias

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*