Saludisima
×

Siete dietas, los pros y los contras

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Hacer dieta está bien; pero que falte el calcio en lo que come, no. Y hay estudios que han demostrado que muchas dietas para reducir de peso, conllevan la disminución de calcio. Más aún, hay investigadores que han encontrado que a medida que se disminuye la ingestión de calorías se tiende a disminuir la ingestión del calcio. Lo mismo ocurre cuando la grasa y el sodio se restringen.

Según un análisis nutricional que dirigió Jeanne P. Goldberg, quien ha sido directora del Centro de Comunicación Nutricional de la Universidad de Tufts en Medford, MA., esto es un hecho real aun para algunas de las dietas diseñadas por doctores y por los llamados “gurus” de la nutrición.

Goldberg revisó 25 estudios epidemiológicos y clínicos a través de revistas de nutrición y de salud pública durante 10 años; buscando lo que las mujeres americanas de 35 años y más toman de calcio. Durante sus investigaciones estudió un grupo de las dietas más populares y descubrió que algunas de ellas proporcionaban menos del 60 por ciento de calcio que actualmente recomienda tomar la Proporción Dietética Recomendada, conocida como RDA (del inglés, Recommended Dietary Allowance).

De acuerdo con Goldberg, entre las dietas publicadas que menos calcio contienen (menos del 60 por ciento) están:

  • La Nueva Dieta Beverly Hills
  • Dieta Milagrosa de Cinco Días
  • Nueva Revolución Dietética del Dr. Atkin
  • Dieta de la Toronja
  • Poder de la Proteína

No obstante, Goldberg detectó en sus investigaciones que las dietas Coma Más (Eat More), Régimen para pesar Menos (Weigh Less Regimen, que restringe severamente la grasa para disminuir los riesgos de un ataque al corazón) y Factor T proveen cantidades adecuadas de calcio y otros nutrientes.

Las dietas fueron evaluadas de dos maneras: cuánto proveían de los nutrientes de acuerdo a los niveles recomendados y cuán cerca estaban de alcanzar esos niveles nutricionales.

Por supuesto, la evaluación de estas dietas es un proceso no tan exacto ya que para que muchas de ellas alcancen los niveles esenciales dependen de los alimentos específicos que se seleccionan día a día.

Las deficiencias que Goldberg encontró en su informe (contenido menor del 60 por ciento de lo requerido por el RDA) en las siete dietas y sus sugerencias en cómo mejorar su contenido nutritivo es la siguiente:

1- Nueva Revolución Dietética del Dr. Atkin (Fase Corriente de Pérdida de Peso): falta calcio, magnesio, potasio. Según Goldberg la dieta es muy baja en carbohidratos, así como en fibras y extremadamente alta en proteínas y grasas saturadas. “Los cambios necesarios son tan substanciales que no sería la misma dieta”.

2- La Nueva Dieta Beverly Hills: falta calcio, zinc, vitamina B-12. “No hay forma de mejorarla”, dice el informe. Cada día se la debe seguir exactamente y en un cierto orden.

3- Dieta Milagrosa de Cinco Días: falta calcio, zinc. Para obtener más calcio señala que se seleccione yogurt sin grasa o leche desgrasada como la proteína del desayuno o almuerzo; para el zinc, carne roja magra a la cena y añadir pan (opcional) al almuerzo e incluir una comida vegetariana para obtener granos; a la vez que seleccionar vegetales bien nutritivos como la espinaca en vez de lechuga.

4- Dieta de la Toronja: falta calcio, cobre. Los cambios necesarios son tan substanciales que no sería la misma dieta. Muy baja en carbohidratos y en fibras y muy alta en proteínas y grasa saturada.

5- Poder de la Proteína (Fase1): Calcio, cobre, hierro, magnesio, potasio, vitamina D. Al igual que con la anterior, es alta en proteína y grasa y baja en carbohidratos y fibras.

6- Coma más, Pese Menos (Dieta de Ornish): vitamina D. “Es una dieta saludable pero es difícil quizás de mantenerla por sus severas restricciones de grasa. No hace falta mejorarla”.

7- Factor T: Cobre. A pesar de los bajos niveles de calorías, provee un 100 por ciento de lo recomendado por RDA para la mayoría de los nutrientes. Es una dieta para usarse a corto plazo, no a largo plazo.

Otras dietas como la En Forma o Grueso (Fit or Fat Target Diet), también fueron analizadas. Esta provee el número mínimo de porciones en cada grupo de comidas. Así que saltarse alguno puede crearle una deficiencia nutricional.

Para asegurarse de que ingiere la cantidad adecuada de fibra, vitamina B y zinc, escoja arroz integral, y otros granos enteros; sugiere la nutricionista.

Pero llama la atención a las mujeres que siguen dietas pobres en calcio por períodos largos de tiempo, pues pueden poner en peligro, a largo plazo, la salud de sus huesos. Especialmente, de padecer de osteoporosis.

Para ayudar a la mujer a lograr los niveles de calcio recomendados por la Academia Nacional de Ciencias (NAS, por sus siglas en inglés), (800 a 1000 miligramos para personas de entre 19-50 años) la Fundación Nacional de Osteoporosis sugiere al menos tres porciones de productos lácteos o sus derivados al día: yogurt, leche y queso.Y no hay que temer la ingestión de grasa pues el yogurt, por ejemplo, de la marca Dannon (ligero no graso) con Aspartame y un añadido de calcio, provee 35 por ciento del calcio requerido diariamente, a la vez que ofrece 8 gramos de alta proteína en una ración de 8 onzas, con un contenido de 100 calorías. Los nutricionistas recomiendan además buscar alimentos ricos en calcio, como salmón enlatado (con espinas), brócoli y tofu.

MIÑUCA VILLAVERDE

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*