Saludisima
×

Tratamientos complementarios que pueden aliviar a pacientes de VIH

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Para las terapias alternativas de la salud y sus exponentes, existe una premisa básica: la mayoría de las enfermedades, si se les aborda adecuadamente y son tratadas oportunamente, son reversibles.

Sin embargo, la intención de las terapias alternativas no es reemplazar las drogas antivirales que ya han sido aprobadas para el tratamiento del VIH y el SIDA.

Son prácticas que, según estudios, pueden beneficiar el sistema inmunológico de las personas infectadas con el virus del SIDA, ayudándolo a recuperar el equilibrio adecuado del cuerpo.

Aquí, profesionales de varias prácticas alternativas nos ofrecen sus consejos. Consulte con su medico antes de probar una terapia alternativa, especialmente si está tomando cualquier medicamento.

La medicina herbolaria

Su uso en el tratamiento del VIH y SIDA está muy extendido, y constantemente se investigan y evalúan sus aplicaciones adicionales y su efectividad.

Según el Dr. Rolando Herrera, médico naturópata del Instituto Chi de Miami, algunos de los remedios más comunes empleados incluyen:

El tragacanto, la equinacea purpúrea, el regaliz, y la raíz de isatis, que tiene amplias cualidades antibacterianas y antivirales; el gingseng, por sus efectos tonificadores sobre la glándula timo o la hierba de San Juan debido a sus acciones específicas de bloqueo retroviral. Pero ¡ojo! El Instituto Nacional de la Salud (EE.UU.) ha señalado que según estudios la hierba San Juan (San John’s Wort) puede comprometer significativamente la efectividad de drogas antivirales usadas para el tratamiento del SIDA y debe ser evitada en pacientes que están bajo medicamentos contra el VIH.

La terapia naturista

El tipo de comida que ingerimos es básico dentro de la Terapia Naturista. George Love, doctor de Medicina Oriental, declara que a pesar de que cada persona tiene diferentes necesidades en términos de dieta y nutrición, existen ciertas reglas generales que se pueden seguir para el beneficio del tratamiento del SIDA y la infección por VIH:

Comer alimentos integrales, nutrientes esenciales, con la menor cantidad posible de aditivos. Carbohidratos complejos (verduras, granos integrales, frijoles, etc.) ricos en nutrientes. Verduras y frutas frescas y proteínas (pescado y carne).

Reducir el consumo de carbohidratos refinados (azúcares y harinas blancas, entre otros), la grasa y aceites polisaturados y saturados y uso de aceites mono y no saturados, particularmente en los aceites omega-3 (de pescado y ciertos aceites vegetales).

La acupuntura

Jackie Haught, médico acupunturista, es miembro de la Asociación Atlética Universitaria de Estados Unidos, practicante de la medicina tradicional china (MTC) y de la acupuntura por más de una década. “Yo he observado el impacto positivo que la acupuntura puede tener en la enfermedad”, dice. “He trabajado en los últimos nueve años con muchos individuos VIH positivos que han respondido bien a la acupuntura, con o sin tratamiento médico”.

Los estudios han demostrado el papel de la acupuntura para reducir la fiebre, incrementar la producción de anticuerpos y aumentar la resistencia corporal general a enfermedades. Pero el efecto mas conocido es su habilidad para reducir el dolor y producir un estado emocional más relajado, dos efectos que están probablemente relacionados con su habilidad para producir endorfinas.

“Pacientes reportan reducción de la fatiga, la sudoración anormal, la diarrea y las reacciones después de tan sólo cuatro a seis tratamientos de acupuntura”, informa un estudio publicado en el Journal of Naturopathic of Medicine. “Muchos describen una mayor sensación de bienestar, algunos refieren haber aumentado de peso y poder tener nuevamente horarios de trabajos más largos”.

Amor, luz y muchas risas

El Dr. George Love, especialista en medicina oriental y acupunturista, opina que los pacientes de VIH pueden beneficiarse de los siguientes prácticas:

  • Saturar su corriente sanguínea con nutrientes, como phosphatityl serine
  • Desintoxicar su sangre
  • Comer comidas fáciles de digerir, como batidos y alimentos triturados
  • Evitar aceites quemados
  • Nutrirse ellos mismos con amor, luz y muchas risas

Soporte Psicológico

El Profesor Patrick Bouic, Ph. D., inmunologista, profesor de la Universidad de Suráfrica y jefe de Inmunología del Hospital de Tygerberg, recomienda:

  1. Limitar el consumo del colesterol contenido en carnes (especialmente carnes rojas)
  2. Usar suplementos multivitamínicos, antioxidantes y minerales
  3. Controlar los niveles del estrés por medio de la relajación, el yoga, la reflexología o la meditación
  4. Reforzar el apoyo psicológico. Frecuentemente los pacientes no mueren de la infección sino por el rechazo de la comunidad y familiares. La gente debe entender que los pacientes necesitan amor y apoyo en grandes cantidades. Tampoco se debe rechazar a nadie que haya resultado positivo en su examen de VIH

Oxigenoterapia

Los investigadores del SIDA de la Universidad de California apoyan el uso de la Oxigenoterapia para el tratamiento primario de la enfermedad. Esta terapia usa ozono o peróxido de oxígeno (cuya forma líquida se conoce como agua oxigenada) para combatir al VIH de una manera similar a la del sistema inmune humano, que emplea radicales libres de oxígeno autogenerados (un sólo átomo de oxígeno) para destruir las infecciones virales y antibacterianas.

Reconociendo las necesidades especiales de las personas infectadas con SIDA, la Administración de Alimentos y Medicinas permite el uso de fármacos no aprobados, pero esperanzadores, contra el VIH y otras enfermedades. Al mismo tiempo, sin embargo, advierte contra las curas fraudulentas para el SIDA, tales como “agua” energetizada, la “terapia de ozono” y “el tratamiento de agua oxigenada”.

La medicina mental-corporal

“La medicina occidental ha sido lenta en reconocer que la influencia de los pensamientos y emociones tiene gran significado en la fisiología del cuerpo, mientras que esta noción ha sido aceptada como una verdad fundamental durante milenios por otras medicinas tradicionales”, dice el Dr. David Riley, editor en Jefe de la revista Terapias Alternativas.

El estado emocional de una persona está íntimamente relacionado con su sistema inmunológico, y en los casos de SIDA esta relación es uno de los factores más importantes para mantener o recuperar la salud.

El Dr. John Kaiser, de California, especialista en la aplicación de técnicas alternativas y en la relación mente/cuerpo, afirma en el libro “Medicina Alternativa”, recopilación de Burton Goldberg (Future Medicine Publishing, Inc):

  • El VIH no tiene que ser una sentencia de muerte
  • Hay que mantener una actitud positiva
  • Si se sigue un tratamiento alternativo adecuado en una etapa temprana existen grandes posibilidades de recuperación
  • No hay que caer en pánico ni en actitudes negativas

Reiki

“El Reiki, terapia de curación con las manos, ha demostrado que fortalece el sistema inmunológico, además de ser una excelente técnica que hace sentir mejor a los pacientes con VIH y SIDA, según reportan los mismos pacientes”, explica Susan

Seidman, maestra de Reiki Tradicional, quien trabaja para Aids Foundation and CLETS, y es parte del centro médico Empowerment Program for Women with Aids, en Puerto Rico.

Reiki es un sistema de sanación natural que se usa en forma de toque y sirve de canal para que la energía universal promueva un balance mental, físico, espiritual y emocional. Reiki da alivio a los dolores, estimula el sistema inmunológico y crea un estado de bienestar.

Seidman asegura que enseña a los pacientes de SIDA como auto tratarse por medio del Reiki. “De esa manera, se encuentran capacitados para ayudarse ellos mismos únicamente con las manos”.

Las manos pueden aliviar el dolor, la depresión, el miedo, la ansiedad; reponen y renuevan la energía.

La FDA y la pérdida del apetito

Por su parte, la Administración de Alimentos y Fármacos aprueba el Marinol (dronabinol), un extracto sintético de la marihuana, indicado contra la pérdida de peso en pacientes con VIH y SIDA.

MARY MONSALVE

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*