Saludisima
×

Verrugas y lunares

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Quedaron atrás los días en que los poetas le cantaban a las agraciadas damas que guardaban sus sensuales lunares para ellos. De hecho, si Marilyn Monroe viviera, seguramente iría a un especialista para que analizara el que la hizo tan famosa.

Porque más que una molestia cosmética, lunares y verrugas son ahora un gran motivo de preocupación, debido al conocimiento certero que se tiene de que algunos tipos de estas afecciones de la piel pueden desarrollar un cáncer.

Los lunares son lesiones de la piel que contienen melanocitos (células que dan pigmento a la piel) y pueden ser congénitos o adquiridos con el paso del tiempo. “Tener lunares es un proceso normal del desarrollo de una persona. El 100% de los adultos los posee y el promedio es de 40 lunares por persona”, explica Mariano Busso, médico dermatólogo del Mercy Hospital.

La mayoría de los lunares son benignos, pero algunos se transforman en melanomas. Es decir, en células cancerígenas. Según el profesional, tanto los congénitos como los que aparecen con los años pueden convertirse en malignos. En los primeros, las posibilidades de que eso ocurra son de entre el 0.1% y el 1% de los más pequeños y del 7% en los que abarcan toda una extremidad.

Las estadísticas muestran que el asunto es más grave de lo que muchos se imaginan. Para este año, la American Cancer Society estima que se presentarán un millón de nuevos casos de cáncer de piel, de los cuales el 4% serán generados por melanomas.

Y aunque esta cifra es inferior a los otros tipos de cáncer de piel (provocados por carcinomas de células basales y escamosas), el melanoma es el más peligroso por su rápida metástasis a otros órganos del cuerpo. Según datos de la misma entidad, en 1998, 1,200 personas murieron de carcinomas de la piel, mientras que otras 7,300 fallecieron por melanomas.

¿Lunar o célula cancerígena?

“Para detectar tempranamente un melanoma, lo más importante es conocer los lunares, hacer un chequeo médico al menos una vez en la vida y luego un autoexamen todos los meses”, asegura Susana Leal-Khouri, médica dermatóloga que ha sido profesora de Dermatología de la Universidad de Miami.

Este reconocimiento primario debe incluir el cuero cabelludo, la boca y debajo de las uñas. “El ABCD de la detección temprana es la observación de los cambios en la asimetría, bordes, color y diámetro de los lunares”, indica.

Los lunares normales son simétricos y su forma es circular ú oval. Sus bordes deben ser definidos, el color debe ser sólido y puede variar del rosado al marrón claro ú oscuro (negro o en diferentes tonalidades de marrón, es una anormalidad) y el diámetro generalmente no debe ser mayor de 6 milímetros (aproximadamente como la goma de borrar de la parte posterior de un lápiz). Cualquier cambio en estas características, así como el sangramiento o dolor, deben considerarse un motivo suficiente para visitar a un especialista.

En caso de que eso suceda, es muy posible que el médico extirpe el lunar mediante un corte por fuera y debajo de la piel (cuando el fin es cosmético sólo se saca la parte externa), para luego efectuarle una biopsia y determinar si es cancerígeno.

¿Deben extraerse por prevención, para evitar la posibilidad de que se transformen en melanomas? “No hay consenso al respecto. En general, sólo se sacan los que, por sus particularidades, pueden convertirse en cancerígenos. Pero cuando se trata de una zona como el rostro, es común evaluar la ganancia desde el punto de vista médico y la pérdida desde el punto de vista cosmético”, señala Busso.

“Mientras tanto, para que no aparezcan más o se desarrollen melanomas, sólo se puede evitar la exposición al sol y camas para broncearse y protegerse con bloqueadores solares en cada salida al exterior”, aconseja Leal-Khouri.

Las ranas, tantas veces culpadas por la mitología popular de la aparición de las verrugas, no están relacionadas con esta enfermedad. Los responsables, más bien, son unos virus que afectan la epidermis (capa de la piel) en cualquier parte del cuerpo y se contagian por contacto directo.

Así, hay verrugas que se presentan en lugares tan disímiles como las manos, los pies (son las llamadas plantares, crecen hacia adentro y a diferencia de las demás son dolorosas), debajo y alrededor de las uñas, en párpados, rostro, cuello y hasta en los genitales.

El sistema inmunológico de cada persona reacciona distinto ante una verruga. En los niños, que son los más propensos a adquirirlas porque su sistema inmunológico no las reconoce como agentes externos, por lo general desaparecen sin tratamiento, al igual que en algunos adultos. En otros, en cambio, se multiplican y reaparecen con virulencia luego de un tratamiento.

Las verrugas son benignas en general, pero las plantares pueden convertirse en células escamosas (responsables de un carcinoma) y las genitales incrementan las posibilidades de contraer cáncer de útero”, afirma Leal-Khouri.

Estas últimas, también denominadas venéreas o condyloma, están generadas por el virus papiloma (HPV, por su sigla en inglés) que tiene la capacidad de causar cáncer cervical (el 95% de las mujeres con cáncer cervical presentan HPV) y está vinculado con el cáncer anal.

Esta infección, que se transmite por contacto sexual vaginal, oral y anal, no tiene cura y ataca con más frecuencia a personas de entre 15 y 30 años que han tenido múltiples compañeros sexuales (se estima que entre un cuarto y un tercio de los adolescentes norteamericanos están expuestos al virus papiloma).

El gran inconveniente con su detección, es que estas verrugas aparecen entre seis meses y un año después del contagio, son indoloras (pocas veces producen irritación o picor) y crecen no sólo en el exterior de los genitales, sino también dentro del ano, la vagina, la uretra y el cuello del útero.

En las mujeres, métodos como la colposcopía y el Papanicolau, pueden indicar la presencia de este virus.

Aunque no sólo ellas pueden desarrollar un cáncer. “Las probabilidades de que una verruga se transforme en cáncer se incrementan en las personas que tienen el sistema inmunológico comprometido, como quienes recibieron un transplante de riñón o hígado”, añade Busso.

Las formas de quitar las verrugas incluyen desde los medicamentos sin receta (basados en ácido salicílico), la electrodesecación, la crioterapia (aplicación de frío con nitrógeno líquido) y láser.

De todas maneras, la prevención del contagio mediante el uso del condón es el método más infalible para prevenir la aparición de las verrugas genitales y sus posibles complicaciones.

GABRIELA ABIHAGGLE

9 comentarios

  1. mariana csmpos

    17/11/2015 at 15:58

    No crecen d tamaño, son pequeñitos y si son varios lunarcitos q puede ser. Es algo anormal? Respuestas por favor!

  2. mariana csmpos

    17/11/2015 at 15:56

    Tengo en los labios mayores unos lunares redonditos color café y son gorditos, ya hace algunos años q los tngo, y una vez q me afeite la zona pubica sin me lleve uno y sangro muchísimo. Pueden ser malignos? Los tngo desde hace años!! Cmo 15 años actualmente tengo 35.

  3. Valentina Urbina

    11/11/2015 at 20:35

    Tengo un lunar por atrás de la vagina, es negro indoloro y es definido, debería preocuparme por cáncer de ano?

  4. pame

    02/03/2015 at 07:40

    Me salio un punto negro en mi labio izquierdo que es y ke pasa si tengo relaciones con mi esposo

  5. javier

    25/11/2014 at 14:16

    Hola tengo una pregunta desde hace un tiempo me salio una verruguita detrAs de la oreja no le preste atencion pero ahora la veo que esta creciendo lentamente y tiene como ojitos esta verruga o como se llame puede ser canserigena por que tengo 2 una detras de la oreja y otra en la cabeza

  6. elisa

    27/07/2014 at 16:12

    hola tengo un nieto de 6 meses y nos dimos cuenta al mudarlo que tenia un lunar en planta del pie izquierdo ¿que tan dañino puede ser?

  7. fanny contreras

    29/07/2013 at 00:40

    Hola como ven mi nombre es fanny y tengo la siguiente pregunta esta viernes fui a la matrona por un chequeo y me encontro una protuberancia en el utero y me informo que podia ser un lunar,eso me puede producir cansr al utero y la otra pregunta es voy a quedar de ignorante pero no inporta mi relacion de 12 años esta en peligro ,pero yo puedo contagiar a es pareja si este lunar no es bueno , esperando una respuesta pronto les deceo una buena semana

  8. alexandra gutierrez

    21/06/2013 at 00:08

    MI PREGUNTA ES LA SIQUIENTE HACECOMO 4 MESES ME SALIO EN MI LABIO IZQUIERNO UN PUNTICO NEGRO COMO UN LUNAR NO LE PRESTE ATENCIO A ESTE DE UN TIEMPO PARA ACA ME HAN APARECIDO MAS YA NO TENGO UNO SI NO CINCO PERO YA EN EL OTRO LABIO QUISIERA QUE ME ACONSEJARAN QUE ES O QUE PODRIA HACER ESTOY PREOCUPADA .

  9. mal

    29/10/2012 at 17:17

    no me gusta

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*