Saludisima
×

Yoga ayuda a los problemas de fertilidad

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Cuando Alena Lang y Vinka Kegevic comenzaron a dar clases de yoga hace 25 años, no sospecharon que esta práctica podría ayudar a las personas a mejorar su fertilidad. Hoy, gracias a su experiencia en el Centro de Yoga La Dehesa, ubicado en Santiago de Chile, y a la cercanía con los alumnos se han dado cuenta de que sí funciona.

El yoga puede ayudar a solucionar problemas de fertilidad

La práctica del yoga logra milagros. Ya son muchas las parejas que han asistido a clases de esta disciplina milenaria y han logrado -después de varios años de intentos- concebir un hijo. Esto, según explican los expertos, se debe a la estimulación de la energía física y mental, a la relajación y al mejor conocimiento del propio cuerpo

“Es increíble, pero muchas personas que no podían tener hijos y que se habían sometido a costosos tratamientos médicos, al asistir a clases de yoga pudieron concebir”, explica Vinka Kegevic.

Ambas profesoras concuerdan en que los efectos del yoga en la fertilidad son tan notorios que advierten a los alumnos que tengan especial cuidado con este aspecto. Ya que ha pasado que mujeres mayores de 40 años, con una familia numerosa, después de practicar esta disciplina se vuelven a embarazar sin planearlo.

Ejercicios en pareja

Por su parte, Fernando Maureira, director y profesor del Instituto Yoga Kai, ubicado en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, Argentina, explica que la fertilidad es sólo uno de los muchos beneficios que trae el yoga.

“Dentro del yoga hay una especie de escalera energética de siete peldaños (Chakras) y el segundo peldaño es el centro sexual al que los yoguis (maestros del yoga) llamamos Swadistana chakra. Desde la perspectiva del yoga el sexo puede ser una herramienta de evolución para el ser humano si se usa como técnica de meditación y lógicamente eso implica un buen desarrollo en este aspecto”, explica el profesor.

Según Maureira, existen varios ejercicios posturales y respiratorios focalizados en la zona genito-urinaria-reproductora, que generan gran vitalidad y tonificación en este sector del cuerpo. “Pero, no es una herramienta que entreguemos a cualquiera ya que no debe ser utilizada para la promiscuidad. En general en Occidente cuando los yoguis enseñamos estas técnicas es para mejorar y optimizar los asuntos conyugales de nuestros alumnos casados o que están en pareja”, explica el especialista.

Según Lang y Kegevic el yoga es una excelente herramienta para controlar problemas tanto femeninos como masculinos de infertilidad. Esto, porque los ejercicios son una forma de encontrarse con uno mismo, lo que ayuda a abrirse a los demás y a dar lo mejor de sí a la pareja.

Frutos del Yoga

Asimismo, aunque parezca sorprendente, el profesor Maureira explica que controlando el tipo de alimentación de cada uno de los cónyuges y haciendo una serie particular de ejercicios seis meses antes de la concepción, es posible elegir el sexo de los hijos. Pero, cada pareja tiene que ser estudiada para lograr esto.

“Los seres humanos son variados y diversos, cada pareja es distinta, por lo que el maestro yogui debe evaluar y determinar las técnicas precisas a realizar, tomando en cuenta las características particulares y personales de los alumnos. Es necesario el contacto directo con las personas, no se puede enseñar esto a alguien a la distancia sin la evaluación y una guía personalizada y directa”, agrega el profesor.

Respecto del embarazo, Lang y Kegevic explican que el yoga se puede practicar hasta el mismo día del parto, ya que se trabaja con la respiración, la relajación y la musculatura a través de posiciones que facilitan el alumbramiento.

Enviado por Analí Gomez.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. adriana-fecundacion in vitro

    11/02/2013 at 20:38

    Yo estoy en pleno tratamiento en una clínica de Valencia y me he apuntado a clases de yoga para tener un poco de tiempo para mi y a relajarme, y la verdad es que me están yendo de maravilla. [EDITADO]