Saludisima
×

Accidente cerebrovascular

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Descripción

La enfermedad cerebrovascular, también denominada Ictus cerebral o más popularmente Trombosis, consiste en un trastorno de la circulación cerebral que produce una alteración bien transitoria o bien definitiva del funcionamiento de una o varias partes del cerebro.

Las enfermedades cerebrovasculares son la tercera causa de muerte en los países desarrollados, y la primera causa de invalidez. Existe una media de 200 casos de accidente cerebrovascular por cada 100.000 habitantes, y una proporción de 100 muertes en esos 200 casos.

Causas

Según se produzca un déficit de aporte sanguíneo o un paso de sangre al cerebro, se clasifica en Isquémico el primero y Hemorrágico el segundo.

Origen isquémico

Las de origen isquémico entre sus causas más frecuentes están:

  • Ictus aterotrombótico: las placas de ateroesclerosis de los vasos cerebrales conducen a un estrechamiento progresivo con formación de trombos.
  • Síndromes lacunares: debido a la hipertensión arterial se produce una degeneración de los vasos que conlleva también a un estrechamiento con un cuadro clínico característico.
  • Ictus embólicos: se forma un trombo que cuando se pone en movimiento se denomina émbolo y puede acabar ocluyendo una arteria. Normalmente, proceden estos émbolos del corazón y se producen cuando ocluyen la arteria una salida de sangre en esa zona de infarto.
  • Ictus por hipoperfusión: es un menor riego de una zona cerebral por una disminución del aporte sanguíneo.
    Disección vascular: es la rotura de un vaso que normalmente es de origen traumático.
  • Trombosis de vena o seno intracraneal: es raro porque normalmente ocurren en territorio arterial y se suele asociar a convulsiones y a hipertensión intracraneal.

Origen hemorrágico

Los de naturaleza hemorrágica constituyen el 15% y es una colección de sangre dentro del tejido cerebral producido por rotura de los vasos tanto arteriales como venosos, puede ser de dos tipos generalmente:

  • Hemorragia cerebral: consiste en una colección de sangre dentro del tejido encefálico, debido a la rotura de un vaso de forma espontánea (no por traumatismo). Su causa más frecuente es la hipertensión arterial, también por rotura de malformaciones en los vasos y por rotura de dilataciones que aparecen en los vasos (aneurismas), por abuso también de cocaína, por anfetaminas, alcohol, tratamientos anticoagulantes y tumores cerebrales.
  • Hemorragia subaracnoidea: es la extravasación de sangre al espacio subaracnoideo. Es más frecuente en pacientes jóvenes y sin claros factores de riesgo cardiovascular. Su causa más común, exceptuando la traumática, es la rotura de un aneurisma, aunque también puede deberse a malformaciones y tumores.

Síntomas

Origen isquémico

En los de origen isquémico los síntomas aparecen normalmente durante la noche o al levantarse por la mañana, progresando en horas. Puede haber antecedentes de episodios similares e historia de cardiopatía o valvulopatía.

Si el déficit neurológico remite en menos de 24 horas se denomina AIT (Accidente isquémico transitorio) los síntomas suelen durar de 2 a 15 minutos pero que en un tercio acaban desarrollando infarto cerebral. Por ello y dada su corta duración hay que hacer una historia precisa.

Entre los síntomas de accidente isquémico transitorio destacan: pérdida momentánea de visión en un ojo, pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo, imposibilidad para la articulación de la palabra o bien combinaciones de los anteriores.

Si el déficit neurológico persiste más de 24 horas es cuando se denomina infarto cerebral. En general los síntomas primarios del infarto son alteraciones del lenguaje junto con una disminución o pérdida total de la fuerza o de la sensibilidad, alteraciones en la visión y llega hasta la afectación de la función respiratoria, incluso a la muerte.

Los síndromes lacunares son o bien alteraciones motoras puras, sensitivas puras, alteraciones de la marcha o alteraciones de la voz junto con torpeza en la mano.

Origen hemorrágico

En los que son de origen hemorrágico son los que suelen presentarse como cefalea brusca e intensa junto con deterioro del nivel de conciencia, vómitos sin vértigo, rigidez de nuca y en los que suele haber antecedentes de hipertensión arterial grave.

Los síntomas en la hemorragia cerebral dependen de la localización y la gravedad del sangrado, normalmente consiste en cefalea y disminución del nivel de conciencia, suele haber hipertensión arterial en el momento de la primera exploración.

Los síntomas en caso de una hemorragia subaracnoidea son cefalea de instauración aguda y brusca por la extravasación de sangre al espacio subaracnoideo, es una cefalea de gran intensidad, puede haber también alteraciones en el nivel de conciencia y son frecuentes los vómitos.

Diagnóstico

Lo primero es una historia clínica con una completa exploración física, neurológica y cardiovascular. Hay que realizar una analítica completa que incluya coagulación. Se realizará electrocardiograma, radiografía de tórax y habrá que realizar un scaner (TAC) que en el 100% nos detectará si existe hemorragia cerebral ya que el infarto en las primeras horas puede no verse en esta prueba de imagen.
Posteriormente, y, una vez ingresado, habrá que realizar un estudio detallado de los vasos del cuello, un estudio cardiológico completo y punción lumbar que habrá que realizarla sobretodo si se sospecha de una hemorragia subaracnoidea y no se objetiva en el scanner.

Tratamiento

Consiste en reposo en cama, oxigenación adecuada, sondaje tanto gástrico como urinario en caso de alteración del nivel de conciencia.

Prevención de la formación de trombos debido al encamamiento.

Si es de origen isquémico y es un accidente isquémico transitorio el tratamiento consistirá en un primer momento en intentar degradar el trombo con sustancias que lo deshagan y eviten que la sangre coagule de nuevo.

En un segundo lugar, y como tratamiento domiciliario están los fármacos antiagregantes en un primer escalón y en caso de que fallen o que se repitan los síntomas en un periodo corto de plazo habrá que anticoagular con sintrom (medicamento utilizado para la anticoagulación de la sangre).

Si es infarto y es de carácter embólico el tratamiento, en primer lugar, es idéntico al anterior y, posteriormente, consiste en anticoagular y si es por aterotrombosis se administrarán fármacos vasodilatadores y antiagregantes plaquetarios.

Si es hemorrágico las medidas van encaminadas a controlar el edema cerebral que se produce y resolver el cuadro mediante cirugía.
Es muy importante la rehabilitación en estos casos, pues dado la afectación tanto sensible como motora, se pueden obtener grandes beneficios de la misma.

Enviado por Juan Carlos Mory

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. marco antonio

    08/07/2015 at 16:23

    Hola, mi caso es que una noche después de beber dos vasos de cerveza, justo al estacionar el carro, al mirar a mi acompañante se me oscureció totalmente el ojo derecho, entre en pánico pero no lo notó la persona que venia conmigo, sin embargo no tardo mucho, como medio minuto y volvió a la normalidad aparentemente digo, por que ese ojo tiene problemas de retina desde hace mas de 30 años y aun veo destellos a causa de una cirugia antigua .

  2. Carmen

    10/07/2013 at 04:47

    Buenas Noches, le escribo para contarle q hace dos dias me ocurrio algo muy extraño q me dejo muy asustada.. resulta q me acoste como a las 2 de la mañana xq me dolia mucho la cabeza y alrededor de las 5 de la mañana me levante intespectivamente xq escuche dentro de mi cabeza un zumbido un ruido como un bip largo q me atormentaba y no paraba de sonar me levante asustada pero lo peor era q al abrir mis ojos me di con la sorpresa q mi ojo izquiero no veia nadaaa solo era negro total solo podia ver con el derecho fue horrible asi pasaron dos minutos y poco a poco comenzo a recuperar la vision ( lo mas raro era q primero era negro total y luego poco a poco veia como una luz brillante dentro de mi ojo como si un foco estaria dentro de mi ojo) levante a mi esposo para q me auxiliara y tenia la mitad de mi cuerpo izquierdo totalmente adormecido mis articulaciones me comenzaron a doler fue horrible me asuste x un momento pense q me daria una emiplegia q se me paralizaria la mitad de mi cuerpo era un hormigueo muy raro… no se imagina luego se me bajo la presion tenia 9 sobre 5 imagino xq me asuste mucho xq comenze a temblar de frio me fui al hospital de emergencia y me mandaron con oftalmologo me reviso y mis ojos estabn perfectos no hay nada en mi vista .. ahora me mandaron unos examenes de sangre para q puedan ver como esta mi circulacion tiempo de sangria de protombina de coagualcion etc.. tambien una campo visual para descartar y un fondo de ojo q justo me lo hare en en estos dias me dijo q el doctor q sino encontraba nada malo se trataria una de una crisis de ansiedad y estres .. si volvia a ocurrir el doctor me dijo q me deribaria a neurologia usted q cree q pueda ser de verdad me tien muy angustiada nunca antes me paso algo asii bueno ultimamente tenia muchisimos dolores de cabeza fuertes y lo relaciono xq en casa tengo a mi padre delicado de salud y me preocupo mucho xq lo q le suceda ando muy pendiente de el xq adoro a mi padre.. solo q a veces me estralimito y no duermo a mis horas usted cree q sea x eso o sera q algo malo me va a suceder . .. esparare su respuesta de antemano le agradezco x sus consejos gracias..

  3. Gina

    19/06/2013 at 14:50

    Alan, deberás acudir inmediatamente al doctor para que puedan diagnosticar el problema que tienes, a tu edad debes ir continuamente al médico, lo que has tenido es una advertencia a lo que podría venir mas adelante, no te asusto solo que al parecer pueden ser síntomas de un leve derrame interno.

    Acude al médico de manera inmediata.

  4. ALAN

    18/06/2013 at 14:29

    Hace mas o menos como quince días atrás, a eso de las 8 de la mañana y cuando salía de la ducha me sentí muy mareado, me iba hacia el lado, hacia el lado derecho, hablaba pero no modulaba bien, y me costaba escribir con mi letra acostumbrada. no tuve dolores de cabeza. Todo esto (el mareo) me duró entre dos a tres días. Mi escritura normal la recuperé en un 80 por ciento mas o menos. Hago continuos ejercicios de escritura que me han ayudado bastante, pero tengo un poco de dificultad al tener que usar, al tacto, las letras que corresponden a la mano derecha. No he visto medico todavía. Tengo 70 años. Ojala me pudieran orientar, gracias.

    Alan