Saludisima
×

Afirman que la conducta antisocial tiene causas biológicas

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CHICAGO – Los niños que presentan conductas agresivas y antisociales tienen niveles menores de lo esperado de una hormona producida durante momentos de tensión, lo que implica que el problema tiene su origen en deficiencias biológicas y por ende sería difícil de tratar psicológicamente.

La conducta antisocial en los niños de siete a 12 años podría estar relacionada con bajos niveles de cortisol en la saliva, según el informe publicado el viernes en los Anales de Psiquiatría General. La hormona cortisol generalmente es liberada en respuesta al temor y los niveles bajos en los niños antisociales indican que podrían no temer a las consecuencias de sus acciones, según expresó Keith McBurnett, psicólogo infantil de la Universidad de Chicago, quien encabezó el estudio.

“Tal vez estamos tratando aquí con una tendencia biológica que podría ser resistente al tratamiento, lo cual podría ser muy problemático”, expresó. “Lo que esto implica es que podríamos tener que desechar nuestras opciones tradicionales de tratamiento para estos niños y en cambio tratar de ayudarlos a encontrar un lugar en la sociedad donde su agresividad y falta de sentido del peligro sea una ventaja”, agregó. McBurnett apuntó que un tratamiento más apropiado podría incluir medicamentos similares a los que se administran a niños hiperactivos.

El estudio de cuatro años de duración estudió síntomas como el iniciar peleas, el uso de armas, el robo y el forzar actos sexuales. McBurnett admitió que la muestra usada era pequeña, apenas 38 niños, pero dijo que la correlación entre los niveles de cortisol y los problemas de conducta era muy notoria. Estos problemas se reflejan generalmente en una conducta extremadamente antisocial, como por ejemplo actos de crueldad contra los animales y el uso de armas antes de los 10 años de edad. Los niños con ese problema generalmente llegan a cometer un número desproporcionado de actos criminales.

Más de la tercera parte de los niños con niveles bajos de cortisol fueron considerados por sus compañeros como los más violentos de la clase. Los 12 que presentaban los niveles más bajos presentaban un promedio de 5,2 síntomas de desórdenes de la conducta, en comparación con 26 con los niveles más altos, que tenían un promedio de 1,5 síntomas. Además, 11 de los 12 con niveles bajos presentaron síntomas antes de cumplir los 10 años.

14 01 00. Enviado por Raúl Blanco

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*