Saludisima
×

Anemia

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Palidez, cansancio y otros síntomas característicos de la debilidad son signos de anemia, una enfermedad que puede originarse por distintos motivos, pero que se manifiesta como una falencia de glóbulos rojos en la sangre, o en el contenido de hemoglobina de éstos. De hecho, su nombre proviene del griego y significa “sin sangre”.

Desde suplementos nutricionales hasta intervencones quirúrgicas van los tratamientos para enfrentar la anemia.

En Latinoamérica, casi 100 millones de personas sufren anemia, especialmente debido a problemas nutricionales.

Como el organismo se queda con un abastecimiento deficiente de los elementos que transporta el sistema circulatorio, en especial oxígeno, se producen los síntomas antes descritos y otros más.

Origen variado

En el compuesto sanguíneo, los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos o hematíes, son los encargados de transportar el oxígeno. Cuando por alguna alteración son destruidos en grandes cantidades o funcionan mal, se produce un déficit de oxígeno en los tejidos periféricos del cuerpo humano.

El origen de la anemia puede ser:

  • Defectos en la formación de glóbulos rojos
  • Déficit nutricional
  • Falta de hormonas
  • Enfermedades crónicas o motivos genéticos.
  • Excesiva destrucción de glóbulos rojos, habitualmente por enfermedades hereditarias.
  • Sangrado excesivo, por razones traumáticas, quirúrgicas o por hemorragia interna.

Estos factores originan, a su vez, que existan distintos…

Tipos de anemia

Pese a que los síntomas son parecidos, los especialistas han dividido la anemia en tres grupos básicos, para fijar el tratamiento preciso. Estos grupos son:

Anemia ferropénica

Es la más común -se estima que en Latinoamérica hay 94 millones de anémicos por esta causa- y se produce por déficit de hierro, que es un elemento esencial para la fabricación de glóbulos rojos. La falencia se debe a que en determinados momentos el organismo demanda grandes cantidades de hierro para otras funciones, como el crecimiento. Por eso, suele darse durante la infancia, la adolescencia o el embarazo, en el caso de las mujeres. La carencia de hierro también puede deberse a una dieta desequilibrada.

Anemia perniciosa

Es la que se produce habitualmente durante la vejez. Se debe a un déficit de vitamina B12, que participa también en la elaboración de eritrocitos. También afecta a las personas vegetarianas que no consumen un complemento vitamínico, pues la B12 sólo se encuentra en productos de origen animal.

Anemia de células falciformes

Se debe a un defecto hereditario en la síntesis de hemoglobina -proteína utilizada por los glóbulos rojos-. La hemoglobina normal tiene forma de anillo y facilita el transporte del oxígeno en la sangre. La hemoglobina falciforme, debido a un trastorno hereditario, tiene una forma curva, como una hoz, y entorpece el paso del oxígeno.

Síntomas

Diversos síntomas, todos asociados con un debilitamiento físico general, provoca la anemia. Sus características dependerán del tipo de anemia y la gravedad de cada caso. Los más notorios son:

  • Palidez
  • Fatiga muscular
  • Falta de vitalidad
  • Mareos
  • Molestias gástricas
  • Respiración acelerada
  • Dolor de cabeza
  • Depresión
  • Síndrome de manos y pies (en los lactantes, en el caso de la anemia falciforme), que consiste en dolores agudos en las extremidades.
  • Esplenectasia: inflamación del bazo, órgano encargado de filtrar la sangre.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la anemia no implica consecuencias graves para el afectado, siempre que se maneje médicamente a tiempo.

Los tratamientos más utilizados son:

  • Dieta alimenticia especial, con suplemento de hierro, para pacientes que sufren anemia ferropénica.
  • Inyecciones de vitamina B12, en el caso de la anemia perniciosa.
  • Transfusión sanguínea o de hematíes concentrados, especialmente en anemias intensas con presencia de hemorragia.
  • Extirpación del bazo, que es el principal órgano de eliminación de los eritrocitos.
  • Aplicación de eritropoyetina (hormona producida por el riñón que estimula la producción de glóbulos rojos), sintetizada de manera artificial.

Enviado por Dennis Romero.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*