Saludisima
×

Artritis reumatoide: Síntomas

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria, crónica, que afecta a muchas articulaciones y en las que los pacientes describen dolor, deformación de la articulación y limitación de la movilidad de las mismas. La enfermedad evoluciona progresivamente, a veces con remisiones y nuevas crisis, y puede afectar a otros órganos del resto del organismo, clasificándose, en general, entre el grupo de las enfermedades inflamatorias del tejido conjuntivo del organismo.

La enfermedad se inicia de forma solapada, generalmente, su primera localización son las manos y, en concreto, las articulaciones metacarpofalángicas e interfalángicas próximas a la mano, siendo muy rara la afectación de las articulaciones más distales de los dedos. El dolor se incrementa con los movimientos activos y pasivos o con la presión selectiva, observándose muchas veces el engrosamiento de las partes blandas que rodean a la articulación dándole un aspecto fusiforme. La limitación de la movilidad y sobre todo la rigidez por las mañanas son manifestaciones clínicas muy sugerentes del diagnóstico de la artritis reumatoide.

Uno de cada cuatro casos de artritis reumatoide tienen una forma de comienzo atípica distinta de la descrita, lo que confunde y algunas veces hace que se retrase el diagnóstico.

Junto a las manifestaciones articulares es frecuente la existencia de cansancio, pérdida de apetito, pérdida de peso y a veces elevación discreta de la temperatura fundamentalmente a última hora de la tarde, así como manifestación vascular en las manos, tales como, frialdad, sudoración, o enrojecimiento.

Clásicamente, se han considerado una serie de criterios diagnósticos para sospechar la artritis reumatoide que son los siguientes:

Criterios diagnósticos de la artritis reumatoide

  • Rigidez por las mañanas (de al menos una hora de duración).
  • Inflamación de tres o más articulaciones (detectada por un médico con aumento y engrosamiento de las partes blandas de las articulaciones).
  • Artritis e inflamación de las articulaciones de las manos (interfalángicas proximales, metacarpofalángicas y muñecas, al menos una de ellas).
  • Inflación simétrica de las articulaciones (artritis simultánea de dos articulaciones simétricas).
  • Nódulos reumatoides (observados por un médico como prominencias óseas en las superficies extensoras o adyacentes a las articulaciones).
  • Factor reumatoide en sangre (determinado por un método de análisis de laboratorio).
  • Cambios radiográficos (cambios típicos en las radiografías de las articulaciones afectadas en mano y muñeca, como erosión o descalcificación evidentes).

La presencia entre uno y cuatro de los criterios anteriormente referidos, si persisten durante más de seis semanas o la existencia de más de cuatro criterios de los siete citados, se utilizan desde el punto de vista médico para confirmar el diagnóstico de la enfermedad.

La artritis reumatoide no es una enfermedad exclusiva de las articulaciones, pudiendo aparecer manifestaciones en todo el organismo entre las que citamos en forma sucinta las más importantes:

  • En los ojos: epiescleritis y escleritis. Síndrome de Sjogren, caracterizado por queratoconjuntivitis y seroctalmia.
  • En el sistema cardiovascular: inflamación de los pequeños vasos (vasculitis) generalmente de las zonas más distales del corazón.
  • Manifestaciones neurológicas: inflamaciones de los nervios polineuritis múltiple, polineuritis sensitivo motora, polineuritis sensitiva, etc.
  • Manifestaciones cardiacas: pericarditis, miocarditis, afectación de las válvulas.
  • Manifestaciones pulmonares: pleuritis, enfermedad pulmonar difusa, bronquiolitis obliterantes, nódulos reumatoideos bronquiales.
  • Manifestaciones en la piel: nódulos reumatoides.
  • Afectaciones renales: por depósitos de sustancias amiloides (parecido al almidón).

Enviado por Deny Torres

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. victor almazan

    07/08/2011 at 23:26

    teniendo la artitris reumatoide como sintoma puede doler el cuello del lado derecho del cuerpo como si tuviera una vena inflamada.