Saludisima
×

Artritis séptica de cadera

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Descripción

La cadera es una articulación de esfera y cavidad (la esfera la forma el hueso fémur y la cavidad el acetábulo en la pelvis), esto permite movimientos geométricos de flexión, extensión, separación, aproximación y rotaciones externa e interna. La artritis supurada o artritis séptica consiste en una inflamación articular causada por un microorganismo formador de pus.

Esta enfermedad puede atacar a cualquier grupo de edad, pero aparece más bien en neonatos, lactantes y niños entre 2 y 3 años de edad. Su frecuencia es 2 ó 3 veces mayor en los varones.

La afectación de la articulación de la cadera por estos gérmenes infecciosos puede llevar a una destrucción de la articulación y, por tanto, a un problema invalidante si no se toman las medidas adecuadas a tiempo.

Causas

Los gérmenes productores del “pus” en la articulación son las bacterias que llegan a la cadera por tres vías:
Vía sanguínea: desde una zona infectada (Ej: otitis, neumonía, forúnculo) llegan por la sangre a la cadera.
Por extensión directa de la infección de un poro cercano a la cadera (Ej: osteomielitis o infección de una zona del hueso fémur cercana a la cadera).
Por inoculación directa (Ej: por una herida accidental o por una infección al extraer líquido de la articulación o manipularla quirúrgicamente).

Los agentes causantes más frecuentes son el staphilococeus aureus, streptococus hemolyticus, haemophilus inluenzae, neumococos, gonococos, meningococos, bacilos coliformes, salmonelas, brucelas y otros microorganismos raros.

En el neonato, el patógeno principal es el staplylococus aureus y la vía de llegada del germen es la sanguínea.

Síntomas

Debe sospecharse septicemia (o infección general del organismo con circulación de los gérmenes patógenos por la sangre) en el lactante que tiene una herida abierta o un foco de infección (otitis, neumonía…), que está irritable, no come o no aumenta de peso o simplemente lo conserva.

Si existe invasión de la circulación sanguínea por gérmenes habrá que explorar con gran cuidado y, frecuentemente, las extremidades en busca de la localización de la infección en huesos o articulaciones. El inicio de los síntomas suele ser agudo o brusco. La molestia más notable es el dolor en la articulación afectada, la fiebre no suele ser el dato corriente en la septicemia de los lactantes, por lo tanto, puede existir infección sin fiebre alta en los neonatos, que si es muy frecuente en niños mayores.

En la artritis séptica de cadera el niño sitúa la cadera en una flexión moderada (45º a 60º) con una separación leve (15º) y moderada rotación lateral (10º a 15º) para que la presión sobre la cadera sea mínima. Al moverse la cadera pasivamente habrá dolor, aumentará la intensidad del llanto y el movimiento será limitado.

La porción proximal del muslo, la zona inguinal y los glúteos estarán edematosos o hinchados.
En niños mayores la deambulación se hará imposible y es frecuente la cojera para evitar el dolor.

Diagnóstico

Se debe sospechar infección en la articulación de la cadera en aquellos niños con articulación dolorosa e hinchada, con limitación notable del arco del movimiento y cuando ocurre en neonatos o lactantes que no pueden expresar el dolor con palabras hay que atender a su apatía, irritabilidad, llanto y apetito.

Las pruebas complementarias a realizar:

ECOGRAFÍA: señalará líquido en la articulación de la cadera.
RADIOGRAFÍAS: señalarán hinchazón de los tejidos blandos, ligero desplazamiento (o subluxación) fuera de su sitio natural de la cabeza, del fémur o esfera que se articula en la cadera, incluso puede llegar a la luxación total o dislocación de la cadera. En etapas avanzadas de la infección se pueden ver pequeñas e incluso grandes destrucciones de hueso.
GAMMAGRAFIA ÓSEA: por medio de la gammagrafía (con Tecnecio o Galio) se pueden ver zonas de hueso que debido a la infección captan más estos materiales en las zonas claves de infección debido a la mayor inflamación y mayor corriente sanguínea en estas zonas.
SCANNER o tomografía axial computerizada (TAC) de la cadera: localiza la zona afectada por la infección y la luxación o dislocación de la cadera.
ANALÍTICA: puede existir un aumento de leucocitos o glóbulos blancos de la sangre, aunque este cuadro puede cursar con una analítica de rutina normal.

Tan pronto se sospeche una artritis séptica de cadera se debe pinchar la articulación y aspirar para obtener el líquido infeccioso y según los resultados, hacer un diagnóstico y un tratamiento oportuno.

PRONÓSTICO.
La artritis séptica de cadera es una enfermedad muy grave, su pronóstico depende en parte del lapso de tiempo entre el comienzo de los síntomas y el inicio del tratamiento, lo que es difícil sobre todo en lactantes, también es importante la reacción infecciosa de la zonas de los huesos cercanos al foco.

Dentro de las complicaciones que se pueden desarrollar si no evoluciona correctamente una artritis séptica de cadera están la necrosis avascular de la cabeza del fémur que ocurre al dejar sin riego sanguíneo la articulación debido a la infección, la diferencia de longitud de miembros pélvicos debido a la remodelación tras la infección o la luxación patológica de la cadera que se tratarán quirúrgicamente si es preciso.

Con la identificación oportuna, el tratamiento adecuado y la atención postoperatoria meticulosa, el pronóstico para la función articular será satisfactorio.

Tratamiento

La artritis supurada es una enfermedad grave, pues degrada el cartílago que forma la articulación, destruye la articulación y ocasiona deformidades invalidantes. Es necesario tratarla rápidamente.

Las metas del tratamiento son:

  • Controlar la infección y esterilizar la articulación por administración de antibióticos apropiados.
  • Evacuar los restos materiales infectados por medio del drenaje o desagüe adecuado de la articulación.
  • Apoyar la articulación para aliviar el dolor y evitar la deformidad causada por el espasmo muscular.
  • Recuperar la función y configuración anatómica normales de la articulación.

Por lo tanto tan pronto se sospecha la posibilidad de sépsis o infección en la articulación de la cadera, se debe pinchar y aspirar para confirmar el diagnóstico. ¿Cómo se llega a esta articulación? Se usa una aguja de calibre similar a la de la punción lumbar, el medio debe estar estrictamente aséptico y el médico se puede ayudar de intensificadores de imagen mediante aparatos de radiología.

Se puede llegar a la cadera vía lateral desde el muslo o vía anterior, se extraerá el líquido infeccioso articular que se analiza y se envía a “cultivos”, para que crezcan las bacterias posibles que haya en el líquido. Sin embargo, dada la urgencia del tratamiento tras la aspiración, aún sin saber la bacteria causante se comenzará con tratamiento antibiótico intravenoso (por la sangre se llegará a la articulación), se usan cefalosporinas de segunda o tercera generación, sobre todo en niños menores de 3 años, en niños mayores de 3 años se pueden usar penicilinas o cefalosporinas.

Una vez aislado el agente causal conviene usar el antibiótico más eficaz sólo. Se administrarán unas tres semanas cambiando la vía de administración de intravenosa a oral otras tres semanas, y este tiempo se puede prolongar si hay complicaciones, o reducir si se hace drenaje o desagüe de la articulación (siempre que exista mucho pus dentro de la cadera), que se drenará por artrotomía abierta: en quirófano se llega separando piel y músculos a la articulación y se limpia y lava ésta con sueros, dejando unos tubos que desaguan al exterior el líquido infeccioso.

Posteriormente la cadera se debe inmovilizar en una posición funcional para evitar la propagación de la infección a otras partes del cuerpo del niño y para asegurar una remodelación de la cadera óptima. Progresivamente se irán haciendo ejercicios, aunque durante unos 6 meses se evitará la bipedestación, el gateo o el paseo para dejar en reposo la cadera y garantizar su curación y función normal.

Enviado por Deny Torres

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Josue

    13/04/2015 at 21:30

    Hola, a mi hermanito de 12 años le dio artritis septica y ahora no puede caminar, usa silla de rueda 🙁 sera que con el tiempo mejore o qiedara asi de por vida?

  2. paola

    09/04/2013 at 05:09

    Hola mi beba de 1año 10 meses tuvo artritis septica en la cadera con el 30% de destruccion afectando el disco de desarrollo tiene mes una semana. y le pusieron un yeso por 3 semanas pero al dia de hoy no camina al 100% ahorita tendra ya alguna diferencia de acortamiento……..y mas o menos cuando caminara bien..esperando sus comentarios .gracias

  3. Gonzalo

    25/02/2013 at 16:49

    Lamentablemente esto es algo que va a implicar que pase mucho tiempo en el médico haciéndose tratamientos y exámenes. El seguro social lamentablemente puede que no sea la mejor opción para curar o tratar a tu hijo, será costoso pero creo que es la única y la mejor opción.

    Mucha suerte para ti y para tu pequeño.

  4. Genooveva

    23/02/2013 at 14:42

    Hola yo tengo a mi hijo de 3 años en octubre del año pasado apenas nos dimoscuenta que mi hijo ya perdio el femur derecho de su cabecita de cadera y que padece artritis septica en 4 gdo tengo miedo que vulva a padecer esta enfermeda y le vulva a destruir otro hueso que tengoque hacer el 23 de enero de este año me le detectaron nuevamente otra infeccion leucos orinaria ya le estoy dando medicamento pero me siento desdesperada porque no se que hacer ya que el seguro social no le da la importancia

  5. Magaly Restrepo

    01/10/2012 at 14:05

    Buenos dìas

    cuando tenia 12 años me dio artritis septica de cadera izquierda en la cual me operaron y me incapacitaron un mes, ahora que tengo 38 años estaba laborando y realice un esfuerzo y me volvio el mismo dolor, me enviaron donde el fisiatra y el preocupado me mando unos RX en el momento estoy a la espera del resultado.

    me puede volver dar artritis septica despues de tantos años y que consecuencias pueda tener?

    agradezco su colaboracion

  6. antonella

    16/06/2010 at 01:02

    Holaa tengo 17 años y cuando tenia 2 años me agarro artritis septica queria saber si hoi con 17 años me puede volver a agarrar ya que no hace mucho que tube que ir al medico por el mismo dolor…y no supieron decirme que era les explique que era lo que habia tenido me hicieron estudios y no me encontraron nada…¿puede ser que tenga principios de artritis septica?

    Desde ya muchas Gracias

  7. Dulce María Zapata Palma

    06/05/2010 at 21:27

    es bueno saber todo esto para tener conocimientos de lo que puede ocurrir en caso de algo asi. quisiera preguntar algo y si es posible tuvieran una respuesta: al hacer al artrotomia de la artritis septica, durante el tratamiento se puede presentar nuevamente las temperaturas? es sintoma de que pudiera no haber sedido la infeccion? agradeceria infinitamente su respuesta, si es posible.. gracias.