Saludisima
×

Cáncer de próstata: Diagnóstico y tratamiento

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si fue al médico y recibió la noticia que nunca esperó: “Puede ser que tenga cáncer de próstata“, esto podría ser menos terrible de lo que piensa. Los tratamientos avanzados y la posibilidad de diagnosticar la enfermedad más temprano están salvando la vida de muchos hombres con este cáncer común.

El Dr. Jeffry Huffman, urólogo de la Universidad del Sur de California (USC), dice que los médicos llegan a un diagnóstico de cáncer de la próstata por medio de varios exámenes. Puede ser que el médico palpe un bulto durante un tacto rectal cuando revisa la próstata. Puede ser también que se hayan obtenido resultados anormales en un análisis rutinario de sangre. Esta prueba valora el antígeno específico de la próstata (conocido como PSA), sustancia producida por la próstata y que puede indicar la presencia de un tumor.

En estos casos, el médico realiza una biopsia, que no es más que una muestra del tejido tomada del área afectada para estudiar las células y determinar si hay algún tumor. Esto generalmente se hace bajo anestesia en la consulta del doctor. Si los médicos encuentran células cancerosas, formulan un plan de tratamiento de acuerdo con el grado del cáncer, la salud general y la edad del paciente. Los tumores que se descubren temprano, antes de que se propaguen a otros órganos, son más fáciles de curar.
El Dr. Huffman sugiere que los hombres que buscan tratamiento para el cáncer pidan información sobre todas las opciones, incluyendo estadísticas del éxito de cada tipo de tratamiento y sus efectos secundarios. Algunos pacientes se deciden por una combinación de terapias, mientras que otros siguen una ruta simple.

Para los que están en buen estado físico, recomendamos que se hagan extraer la próstata por medio de cirugía“, dice el especialista. “Los estudios demuestran mejores resultados de supervivencia con cirugía que con radioterapia.”

Hace años estas cirugías frecuentemente causaban problemas sexuales o de incontinencia (pérdida involuntaria de orina). Pero hoy día los cirujanos tienen la técnica para realizar estas operaciones sin dañar los nervios importantes en esa parte del cuerpo. Los pacientes deben buscar hospitales o centros médicos donde los cirujanos suelen realizar muchas de estas cirugías y pueden demostrar buenos resultados.

Los doctores también usan la radioterapia. Esta se puede usar en vez de la cirugía para cánceres en sus comienzos, o después de la cirugía para eliminar células cancerosas que puedan haber quedado en el área. También usan la braquiterapia, una técnica que consiste en injertar semillitas radioactivas en la próstata para enfocar la radiación justo donde se necesita.

También se usan los tratamientos hormonales. Las células cancerosas de la próstata necesitan hormonas masculinas para crecer, así que, cuando se puede bajar la cantidad de testosterona en el cuerpo, se puede detener el cáncer por un cierto tiempo. Algunos médicos están estudiando la eficiencia del uso de frío para congelar y destruir las células cancerosas. Finalmente, un anciano puede elegir seguir sin ningún tratamiento. “Eso queda entre el paciente y su médico”, dice el Dr. Huffman.

ALICIA DI RADO

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*