Saludisima
×

Cáncer de pulmón

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Descripción

El cáncer de pulmón es uno de los tumores malignos más frecuentes, aproximadamente el 15% de todos los cánceres se localizan en el pulmón. Además, por su comportamiento, constituye la primera causa de muerte por cáncer.

En España se calcula que se producen al año 22.000 nuevos casos y unas 10.000 muertes por esta causa, lo que representa el 25% de las muertes por cáncer, y ello debido a que cuando se diagnostican la mayoría de las veces son casos incurables.

Es de resaltar que actualmente existe una distribución por sexos que recae en el hombre, ya que hace 20 ó 30 años a penas fumaban las mujeres y este es un tumor muy relacionado con el tabaco. En los últimos años, con el incremento de hábito tabáquico en la mujer, también ha aumentado llamativamente en las mujeres, acercándose en los países desarrollados cada año a las tasas en los varones.

Causas

Mediante estudios epidemiológicos, se ha podido demostrar la relación directa del tabaco con el cáncer de pulmón. Además, cuantos más años de fumador y mayor número de cigarrillos, el riesgo y la frecuencia de aparición son más altos.

Como estímulo a los fumadores para que abandonen el hábito, está comprobado que el riesgo disminuye al dejar de fumar y se sabe que, al cabo de 10 años, un ex-fumador ha reducido su riesgo al mismo que la población general, o al mismo que tendría si nunca hubiera fumado.

Con menos importancia epidemiológica, la exposición a la contaminación en las ciudades o a determinados contaminantes de ciertos ambientes de trabajo como el amianto, el plomo, el cromo y el cadmio, son también factores de riesgo.

No todos los cánceres de pulmón son iguales. Los cuatro tipos más frecuentes son:

  • El cáncer bronquial de células pequeñas (20%).
  • El cáncer epidermoide o escamoso (40%).
  • El adenocarcinoma de pulmón (25%).
  • El carcinoma de células gigantes (el 15% restante).

Todos ellos tienen diferencias significativas respecto de su localización, sus características histológicas y, sobre todo, por las diferentes sensibilidades a los tratamientos no quirúrgicos, como la radioterapia o la quimioterapia.

Hay que destacar que el cáncer de pulmón, al permanecer silencioso muchos años, cuando da síntomas y se diagnostica está ya muy extendido y no puede abordarse quirúrgicamente para extirparlo. Entonces, sólo quedan como herramientas terapéuticas la quimioterapia y la radioterapia.

Síntomas

Es muy importante estar atentos a los síntomas iniciales de la enfermedad para acudir al médico y no perder un tiempo que será necesario si se quiere modificar el pronóstico de la enfermedad.

Los síntomas de alarma son:

  • La tos persistente en pacientes que no padecen bronquitis crónica.
  • Los cambios en la tos en los pacientes con enfermedades crónicas del pulmón.
  • La expulsión de un esputo manchado de sangre.
  • La ronquera de más de 15 días de evolución sin causa que la justifique.
  • El dolor en el tórax.
  • La pérdida inexplicada de pecho.

Ante cualquiera de estos síntomas debe acudirse al médico para realizar los estudios correspondientes.

Diagnóstico

Las pruebas para el diagnóstico de esta enfermedad incluyen:

  • Análisis de sangre y de esputo.
  • Radiografías de tórax.
  • Tomografías o escáner.
  • Broncoscopia y biopsia.

Mediante estas pruebas, habitualmente, se llega al diagnóstico de la enfermedad y se puede plantear el tratamiento adecuado a cada enfermo según el tipo histológico del tumor (es decir, el tipo de tejido que lo forma) y el estadio evolutivo de cada caso.

Tratamiento

Los tratamientos que la medicina actual ofrece a los enfermos con cáncer de pulmón son muy variados y deben ser personalizados según los casos.

En general, los pacientes con tumores de los denominados de células pequeñas son susceptibles de tratamiento con quimioterapia o combinando quimioterapia y radioterapia con buena respuesta al tratamiento, hasta el punto que la tendencia en estos casos es evitar la cirugía en beneficio de estas técnicas terapéuticas.

En los demás tipos de cánceres y siempre que el tumor esté circunscrito y sea abordable por técnicas quirúrgicas, se opta por la cirugía que logre la resección del tumor (su extirpación), combinándola después con radioterapia y/o quimioterapia según los casos.
Desafortunadamente, en muchos casos, no es posible la resección quirúrgica y, entonces, se acude al tratamiento con estas dos últimas técnicas.

El pronóstico del cáncer de pulmón es malo. Según las estadísticas sólo el 13% logra sobrevivir más de 5 años a la fecha del diagnóstico. Sin embargo, en los casos en los que el diagnóstico se hace cuando la enfermedad aún no está diseminada, la supervivencia a cinco años oscila entre el 30% y el 80% de los casos. Las nuevas técnicas quirúrgicas y su combinación con nuevas pautas de quimioterapia y de radioterapia más agresivas, están logrando en general mejorar cada año las estadísticas.

En cualquier caso dejar de fumar es ya la mejor medida frente al cáncer de pulmón. Esto es incuestionable.

Los fumadores pasivos que inhalan el humo del tabaco en ambientes donde hay fumadores, también tienen más riesgo de enfermar.
Los fumadores de cigarrillos con filtro o bajos en nicotina, también tienen mayor riesgo que la población general.

Enviado por Grecia Alemán

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. como dejar de fumar malaga

    18/06/2015 at 14:08

    ¿Puedes explicarnos màs sobre esto?, ha sido maravilloso encontrar mas informacion sobre este tema.

    Saludos

    como dejar de fumar malaga http://stopaltabacomalaga.com/como-dejar-de-fumar