Saludisima
×

Cómo mantener el herpes genital a raya

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Actualmente existen tres medicamentos para tratar el herpes genital: Acyclovir, Famciclovir y Valacyclovir. El mecanismo de acción de estas drogas es el mismo: cuando se administran son activadas por el virus e impiden que este crezca más allá de la célula donde se encuentra. Aunque estos medicamentos no son capaces de matar el virus, sí evitan que se reproduzca.

“Estas drogas son muy efectivas mientras el paciente las consume diariamente para controlar un estallido de herpes o, en algunos casos, prevenirlo. Sin embargo, basta que se interrumpa el tratamiento por un día para que el virus se manifieste con todo su vigor, como si el organismo nunca hubiera recibido protección alguna”, explica Steve Tyring, director del Centro de Investigación en Enfermedades de Transmisión Sexual de la Universidad de Texas.

El tratamiento diario con Acyclovir, Famciclovir o Valacyclovir, solos o en combinación, permite reducir la cantidad de brotes, evitarlos en algunos casos y, lo más importante, disminuir el tamaño del virus entre estallidos.

El paciente que tiene herpes puede tomar estas medicinas cuando experimenta una picazón, hormigueo o ardor en los genitales y las zonas que los rodean, aunque la herida o úlcera no sea visible todavía. De esta forma, puede prevenir un brote de herpes.

“Frecuentemente, la persona se medica cuando las lesiones ya están presentes y logra acelerar el período de cicatrización sólo por uno o dos días”, dice Tyring. “Esto es una solución menor”, aclara.

Los costos, sin embargo, son un factor en contra. “Muchas personas no toman los medicamentos habitualmente porque son muy costosos, dice el investigador de Texas, a pesar de que es la única forma de asegurarse que los brotes de herpes se reducirán al mínimo. Al tomar el medicamento luego de aparecer el brote, sólo se logra atenuar sus efectos”, explica.

Por otro lado existe la carga emocional del herpes. “Algunas personas pueden tolerar las erupciones sin medicarse, pero muchas otras sufren trastornos emocionales. Es el caso de las mujeres que presentan un brote con cada período menstrual“, dice Tyring.

La frecuencia de los brotes es un elemento determinante. Hay quienes los experimentan una vez al año; otros, hasta dos veces al mes.

La posibilidad de reducir al mínimo la presencia del virus cuando no hay síntomas presentes ha llevado al equipo de Tyring a estudiar el potencial del Valacyclovir para prevenir la transmisión a la pareja sana.

Los estudios en curso han enrolado aproximadamente a 500 parejas en Estados Unidos y Europa para probar las posibilidades de esta droga en personas enfermas, para prevenir el contagio de sus parejas.

Al mismo tiempo se están elaborando vacunas para prevenir el contagio en personas sanas en riesgo.

“Y lo más novedoso, es la administración de vacunas en personas con el virus, lo que representa un giro inmunológico inusual, dice Tyring. “Esta alternativa permitirá evitar los estallidos de herpes con posterioridad al suministro del antiviral”, agrega.

Según el especialista esta vacuna estará disponible en un plazo de dos a tres años.

GRAZIANA PALAZZO

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. alexandra

    14/08/2012 at 07:44

    Una pregunta : si uno tiene la enfermedad del herpes genital se le pueden practicar sirugias para quitar las ampollas o verrugas?