Saludisima
×

Cuestiones y problemas sobre la piel

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El acné

El acné es el término que se le da a la enfermedad de la unidad pilo-sebácea (pelo y glándula sebácea). Es la causa mas frecuente de consulta dermatológica durante la adolescencia. Aunque no es una enfermedad peligrosa, a muchos jóvenes les causa ansiedad y miedo a quedar con cicatrices permanentes.

El aumento de los niveles hormonales durante la adolescencia (pubertad), hace que las glándulas que producen grasa aumenten de tamaño. Estas glándulas se encuentran en los lugares donde el acné es más común: cara, pecho y parte superior de la espalda.

Las glándulas sebáceas producen una substancia llamada sebo, que llega a la superficie de la piel a través del folículo, que es el conducto donde se encuentra el pelo. En ocasiones, este conducto se tapa, y así se forman los llamados comedones o “barritos“, que son las lesiones iniciales del acné.

La grasa que se encuentra dentro del conducto, ayuda a que las bacterias proliferen, y éstas producen unas substancias químicas que rompen el conducto causando inflamación, enrojecimiento y pus; a esto le llamamos “espinilla“.

Dieta

Hay diferentes opiniones entre los dermatólogos en cuanto a la importancia de los alimentos en el manejo del acné. Pero de una cosa si estamos seguros, y es de que el acné no está causado por algún alimento en especial; y que el hacer una dieta no va a curar el problema del acné. Sin embargo, si alguien encuentra que algún alimento empeora el acné, sería mejor evitarlo, pero hay que ser prudentes en cuanto a esto, ya que el acné por sí mismo puede empeorar y mejorar solo.

Sol

Al inicio el sol mejora el acné, sin embargo los beneficios son temporales. Por lo tanto se debe evitar la exposición al sol ya que además éste produce envejecimiento y cáncer de la piel. Los jóvenes con acné deben usar protectores solares que no sean grasosos, como los hechos a base de gel.

Cosméticos

Al usar algún cosmético, hay que cuidar que no contengan grasa (oil-free). Se deben escoger productos que sean no comedogénicos (que no causen barritos). El cosmético se debe retirar cada noche con un jabón neutro y agua tibia. Hay que proteger la cara al usar sprays o geles para el pelo ya que estos pueden producir o empeorar algunos tipos de acné.

Limpieza

El acné no está causado por mala higiene. Los puntos negros no reflejan una limpieza insuficiente. La cara se debe lavar dos veces al día con agua tibia y un jabón neutro; limpiarse la cara con mucha frecuencia produce un empeoramiento del acné. La rutina de limpieza es diferente en cada paciente. El dermatólogo será el que indique la que mejor se adapte al problema en ese momento.

RUBEN HINIJOSA

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*