Saludisima
×

Depresión femenina: hormonas y sociedad en contra

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

No es una cuestión de sexos ni es inherente al ser mujer. Pero hay algo que es indudable: las mujeres se deprimen más que los hombres.

Las estadísticas lo demuestran. De acuerdo con datos de la National Mental Health Association (Asociación Nacional de Salud Mental, NMHA por su nombre en inglés), de Estados Unidos, las mujeres son dos veces más propensas a experimentar depresión clínica que los hombres.

Y son muchas las que pasan por eso. La misma institución estima que una de cada 4 mujeres sufrirá de esta enfermedad durante su vida.

¿Por qué esa diferencia entre unas y otros? La respuesta no se conoce con exactitud. Aunque de acuerdo con la NMHA, las investigaciones sugieren que las diferencias biológicas en la mujer (como los cambios hormonales y los genes) podrían contribuir.

“Los médicos coinciden en el gran impacto que tienen los cambios hormonales bruscos, que en la mujer son constantemente producidos por las menstruaciones, los embarazos y la menopausia“, afirma la psicóloga Ana Nogales.

Para la NMHA, todo empieza en la adolescencia (cuando se registra la más alta cantidad de mujeres con depresión), con los cambios extremos no sólo hormonales y físicos, sino de roles asignados o la depresión posparto, una condición que en la mayoría de los casos pasa en un par de semanas, pero que en una de cada 10 nuevas madres se convierte en un problema severo.

Es que, según el NMHA, la mujer también debe soportar el estrés de las responsabilidades de su trabajo y su familia, así como los roles y expectativas depositadas sobre ella.

“Es muy difícil ser mujer en la actualidad. La mujer se incorporó al mercado laboral para trabajar y producir a la par del hombre, pero éste ha sido más lento en su adaptación a este nuevo rol de la mujer. Entonces, la mujer cumple los roles moderno y tradicional al mismo tiempo, lo cual representa una exigencia enorme porque significa estar pendiente en forma permanente de múltiples actividades”, explica la psicóloga.

Como si esto fuera poco, muchas mujeres deben enfrentar otras presiones y factores de estrés, como la responsabilidad de mantener solas a sus hijos cuando son madres solteras y cuidar de sus padres cuando éstos envejecen. De hecho, los índices de depresión son mayores en las mujeres infelizmente casadas (aunque también son mayores en todas las casadas que en las no casadas).

A pesar de todo esto, las mujeres dudan en buscar tratamiento. Los datos de la NMHA muestran que sólo una de cada tres mujeres con depresión clínica buscará ayuda profesional alguna vez. ¿El motivo? El 41 por ciento porque siente vergüenza o porque niega su problema.

Lo peor es que, si no es atendida, puede conducir al suicidio, algo a lo que llega casi el 15 por ciento de las mujeres con depresión severa (según información de la American Psychiatric Association).

GABRIELA ABIHAGGLE

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*