Saludisima
×

Depresión masculina

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Arrinconado, abúlico, con el rostro serio o con una expresión que revela preocupación y sufrimiento. La mirada perdida y los ojos bien abiertos, como buscando apoyo y mostrando, a veces, ansiedad. La sonrisa suele ser muchas veces desoladora y trágica”. Esta descripción apareció publicada en la Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica, en referencia a los síntomas más conocidos presentes en pacientes que sufren de depresión.

En una sociedad en la que el hombre debe mostrar fortaleza y ser capaz de mantener un hogar, no es fácil mostrar pena.

Los hombres tienden a ocultar y a negar la existencia de una dolencia desde siempre asociada a la mujer: la tristeza.

La depresión afecta a más gente de lo que se cree: se estima que aproximadamente 17,6 millones de personas son víctimas de esta dolencia en los Estados Unidos y que el 25 % de las mujeres y hasta el 12 % de los hombres de ese país pasan por una depresión mayor en algún momento de su vida.

En España, según la última Encuesta Nacional de Salud realizada en 1987, los trastornos sicológicos constituyen la cuarta parte de morbilidad registrada.

En Chile, según el Ministerio de Salud, un tercio de las consultas médicas se relacionan con este mal, afectando a más de un millón y medio de personas.

Hombre fuerte/ hombre débil

En una sociedad en la que el hombre debe mostrar fortaleza y ser capaz de mantener un hogar, no es fácil declararse enfermo. Los síntomas de los hombres que sufren de depresión no difieren demasiado de lo que experimentan las mujeres. La diferencia radica fundamentalmente en la forma de enfrentar este mal.

Generalmente, la mujer tiene la ventaja de asumir antes y con mayor facilidad la importancia de su sufrimiento y por eso mismo acude a un especialista de manera casi inmediata a la aparición de los síntomas. El hombre, en cambio, tiende a negar sus síntomas afectivos ya que, culturalmente, no es aceptado que manifieste debilidad. Lo que suele suceder es que los hombres presten atención a sus problemas cuando éstos ya se han transformado en molestias más graves.

El Dr. Terrence Real, co-director del Programa de Investigación de Género de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, escribió un libro sobre la depresión masculina. Para él, hombres y mujeres sufren por igual de ansiedad. La diferencia entre ambos sexos radica en que ellos expresan sus sentimientos de manera más radical.

El doctor Real postula que en lugar de acudir a un especialista para que lo ayude, el hombre se vuelve adicto al trabajo, al alcohol, evita la intimidad con su pareja e incluso puede tornarse agresivo y abusador.

Consejos

Para los hombres que sufren de depresión, aquí van algunos consejos:

  • No se fije metas difíciles ni adquiera grandes responsabilidades.
  • Divida las tareas grandes, fíjese prioridades y cúmplalas sólo hasta dónde le sea posible.
  • No espere mucho de usted mismo, si lo hace, sólo logrará aumentar su sensación de fracaso.
  • Busque la compañía de otras personas.
  • Participe en actividades que lo hagan sentirse mejor. Un ejemplo de ello es realizar ejercicio ligero, ir al cine, etc.
  • No tome decisiones importantes en su vida, como cambiar de empleo, casarse o divorciarse, sin consultar con otras personas que lo conozcan bien. Es mejor posponer esos cambos tan importantes hasta que el estado depresivo haya mejorado.
  • No espere salir de su depresión de inmediato, pues esto rara vez sucede. Trata de rechazar los pensamientos negativos pues son parte de la enfermedad y desaparecerán cuando el tratamiento surta efecto.

Mal disfrazado

Según una investigación realizada por científicos de la Universidad McGill, en Canadá, la producción de serotonina en el cerebro de los hombres es 53 % mayor que en el de las mujeres. Esto es una de las diferencias de género más notables descubiertas en el último tiempo.

La serotonina es un neurotransmisor relacionado con las emociones, el estado de ánimo, la percepción del ambiente y la respuesta al alcohol u otras sustancias adictivas.

Que los hombres tengan una mayor cantidad de serotonina puede significar que ellos cuentan con una reserva de neurotransmisores que les otorgan una mejor protección contra los episodios depresivos, pero una mayor susceptibilidad a la dependencia de las drogas.

Diferencias entre hombres y mujeres

Cambios de humor: Se diagnostica dos veces más en ellas que en ellos.

Suicidio: Aunque ellas lo intentan más, ellos se quitan la vida hasta 7 veces más seguido.

Abuso de sustancias: La adicción es una de las formas en que se manifiesta la depresión masculina.

Mal de Alzheimer: Ellas tienen un mayor riesgo de contraer esta enfermedad.

Esquizofrenia: Aunque esta seria enfermedad mental aparece tanto en ellas como en ellos, los hombres la padecen antes y con mayor gravedad.

Desequilibrio químico

Para la Dra. Brenda Rivera, siquiatra y sicoterapeuta del Hospital Angeles del Pedregal, en Ciudad de México, la depresión “es una enfermedad del estado del ánimo o del afecto, en la cual se dan anormalidades en el equilibrio bioquímico de sustancias cerebrales a nivel de receptores”.

Síntomas de la depresión

Estos son algunos de los síntomas más comunes en las personas víctimas de este mal:

  • Sensación de tristeza.
  • Pérdida de interés por las actividades habituales.
  • Variaciones en el apetito o en el peso.
  • Cambios en los patrones de sueño.
  • Desasosiego o disminución general de las actividades.
  • Sentimientos de cansancio o de poca energía.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa injustificada.
  • Ideas recurrentes de muerte o suicidio.

La Dra. Rivera explicó que esta dolencia se puede dividir en los siguientes tipos:

Depresión enmascarada: cuando los síntomas predominantes son somáticos.

Depresión melancólica: un ejemplo de esto es sentirse peor en la mañana e ir mejorando conforme avanza el día.

Depresión atípica: cuando, en lugar de disminuir las funciones, aumenta la cantidad de sueño o el apetito.

Depresión estacional: cuando se genera una dependencia de la estación del año.

Tratamientos

“El tratamiento se realiza con medicación antidepresiva y algún tipo de sicoterapia, ya que la combinación de ambos métodos ha demostrado tener los resultados más beneficiosos. En el caso de las depresiones más severas, existe también la opción de la terapia eléctrica”, concluye la Dra. Rivera.

Enviado por Jorge Urbano.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*