Saludisima
×

Desarrollo del embarazo: Primer trimestre

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Durante este primer trimestre de tu embarazo, pueden presentarse cambios en los gustos por los alimentos, olores y hábitos sexuales (disminución del apetito sexual). Tómalos como algo natural, ya que después del parto todo volverá a la normalidad.

Alimentación

Es probable que en algún momento de este período te sientas con poco apetito, pero trata de hacer las tres comidas al día, ya que aunque no tengas hambre, el bebé necesita mantenerse con un buen aporte de nutrientes de forma continua. El ayuno prolongado genera cambios bioquímicos en la sangre y en algún momento se podría resentir la falta de alimento en el desarrollo del embrión en gestación.

Procura que tus alimentos sean completamente naturales, esto es, evitar todos aquellos alimentos que sean dietéticos o bajos en calorías, ya que estos contienen edulcorantes que pueden ser nocivos en determinadas cantidades para el desarrollo del embrión. Asimismo, evita tomar bebidas que contengan alcohol o cafeína.

Cítricos, cereales, frijol y vegetales verde obscuro te brindarán el complemento de ácido fólico que debes ingerir desde este momento hasta el término de tu embarazo. No comas mariscos, carnes crudas o poco cocidas.

Lo ideal es que no haya un gato en casa, pero si lo hay y es tu mascota adorada, desparasítalo bien y procura no cargarlo mucho. Es frecuente que estos animalitos produzcan intoxicaciones, infecciones, respuestas alérgicas, o que transmitan enfermedades como salmonelosis, toxoplasmosis, amibiasis o gastroenteritis (diarreas y vómito) etc., que requieren de medicamentos que no debemos usar en el embarazo.

Náuseas o vómitos

Si presentas estos síntomas, procura llevar a cabo una dieta seca. Esto quiere decir que en las comidas sólo ingerirás alimentos sólidos. Evita comer alimentos grasosos (mantequilla, aguacate, leche entera). Toma sopas, caldos y líquidos. Después de una hora de haber comido y hasta una hora antes del siguiente alimento, es el lapso ideal en que puedes y debes tomar toda la cantidad de líquidos que gustes, de preferencia fríos o frescos, nieves de frutas, etc.

Olores

Aléjate de olores fuertes, grasas, perfumes y cochambres, ya que estos despiertan fácilmente la sensación de náusea.

Actividad física

Puedes llevar a cabo tu vida normal, siempre y cuando no realices actividades bruscas como subir o bajar escaleras corriendo, montar a caballo, “salto de trampolín de 10 mts”, etc. SE PRUDENTE DURANTE TU EMBARAZO. Si piensas irte de vacaciones a la playa, procura no entrar al mar, ya que la sal del agua puede producirte deshidratación, y al mismo tiempo contiene gran cantidad de hongos, algas y bacterias, motivo por el cual tampoco te conviene sentarte en la arena.

Actividad sexual

Puedes tener relaciones sexuales sin que esto perjudique al bebé siempre y cuando no sean muy bruscas o agitadas. Hay casos especiales de amenaza de aborto o sangrados en esta etapa del embarazo, en que las relaciones sexuales están contraindicadas.

Molestias
Es probable que sientas molestias como tirones, calambres o “descargas eléctricas” en la zona de los ovarios. Mientras esto sea de los dos lados, es normal; si se localizan de un solo lado de forma persistente o intensa consulta a tu médico. Algunos cólicos de intensidad variable pueden ser normales; si son muy intensos o se acompañan de sangrado consulta a tu médico.

Estado emocional
Frecuentemente existen cambios bruscos en el estado de ánimo, puedes tener enojarte o llorar por detalles que tú misma sabes que no valen la pena. Estos cambios emocionales son debidos al propio embarazo y a la actividad hormonal que conlleva. Esto también pasará a través de los meses, así que no hay por qué preocuparse.

Medicamentos
Evita tomar cualquier tipo de medicamento que no haya sido indicado por tu médico, incluyendo laxantes, antiácidos, aspirinas, etc. Por muy inocuos que parezcan, pueden producir alteraciones y desórdenes en la formación y desarrollo del bebé.

Por Romina Yetsmain

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*