Saludisima
×

Dismenorrea

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El nombre es impresionante, pero designa algo que casi todas las mujeres conocemos más que bien: el dolor durante la menstruación o, más familiarmente, los cólicos. Sin embargo, hay veces en que estos cólicos pueden transformarse en causas importantes de esterilidad.

¿Por qué tenemos que sufrir esa “maldición mensual” que son los cólicos? Molesta y dolorosa como es, la dismenorrea constituye, después de todo, un proceso natural.

La dismenorrea o menstruación dolorosa es una irregularidad de la función menstrual. Se caracteriza por períodos dolorosos que aparecen con la regla.

Resulta que al distenderse el útero por la presencia de la sangre menstrual, comienza a contraerse para expulsarla, gracias a la acción de unas sustancias llamadas Prostaglandinas; en sí las contracciones son dolorosas, pero la molestia puede empeorar, ya sea porque el flujo de sangre es muy abundante, o porque se forman coágulos que obstruyen parcialmente su salida a través del cuello uterino, o porque este orificio sea más pequeño de lo normal, con lo cual la lucha del útero por expulsar este contenido se intensifica, ya que lo detecta como un cuerpo extraño.

La menstruación, con todo lo que trae implícito, es algo con lo que las mujeres tenemos que vivir durante mucho tiempo. Y dado que nos visita cada mes, lo mejor es considerarla un proceso natural, y aprender a manejarla para que no interfiera con nuestra vida diaria. Un buen consejo es hacer ejercicio, comer sanamente, evitar el tabaco, el alcohol y la cafeína, y descansar todo lo que puedas.

Sabías que…
En toda tu vida fértil, desde que inicias hasta que terminas tus periodos, tendrás unas cuatrocientas menstruaciones.

¿Cuándo son los cólicos una señal de peligro?

El dolor no es una crueldad de la naturaleza. En realidad es un sistema de alarma del organismo, que te avisa que algo anda mal.

Cuando los cólicos menstruales son demasiado intensos, tanto como para interferir con tus actividades e incluso incapacitarte, y no ceden a los analgésicos, pueden ser señal de que padeces una enfermedad como la Endometriosis, que puede ser una causa importante de esterilidad.

Enviado por Grecia Alemán

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*