Saludisima
×

Drogas y alcohol. Cuando vayas a una fiesta no olvides tu inteligencia

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Salir, conocer gente nueva, divertirse. Todo es válido, menos olvidarse la inteligencia y cometer errores de los cuales podemos arrepentirnos toda la vida.

Y esto no es nada difícil si se mezcla un poco de alcohol, una pizca de drogas y la excitación normal ante una persona que nos gusta.

En ese momento es cuando los pensamientos no son tan claros, las ideas no parecen tan rígidas y pensamos que, después de todo, por una vez que no nos protejamos, no pasará nada.

“¿Sida? Ella no, viene de una buena familia” o “Cualquiera puede ver que él está limpio” pueden convertirse en dos argumentos ilógicos que nos conduzcan a hacer algo igualmente ilógico y demasiado riesgoso: mantener relaciones sexuales sin protección.

Claro, tener unas copas de más o haberte drogado no son los únicos factores que puedan hacerte perder tu razón y dejarte llevar por el momento. Pero, sin duda, en esas condiciones todo se torna más confuso.

¿Cuándo decir basta en una fiesta? ¿Cuál es el momento apropiado para retirarte? Y, sobre todo, ¿cómo puedes disfrutar la fiesta plenamente y en forma segura?

El National Institute on Drug Abuse (Instituto Nacional de Abuso de Drogas, NIDA) de Estados Unidos recomienda estas estrategias:

  • Sal con gente que no corre riesgos.
  • Planifica no volarte, trabarte, pegarte o sollarte, entonarte o prenderte (o como le llames) y mantente dentro del plan. Haz todo lo que sea necesario que te ayude a recordarlo.
  • No tengas relaciones sexuales en la noche de la fiesta.
  • Ve a fiestas donde la gente no consuma drogas.
  • Lleva un condón y usa un condón.
  • Haz un equipo con un amigo o amiga y establezcan un código para recordarse mutuamente cuándo es hora de cambiar el alcohol por un refresco o bebida gaseosa.

Lo mejor, de todos modos, sigue siendo mantener la mente clara para hacer las mejores elecciones. Para lograrlo, el NIDA recomienda:

  • No bebas ni uses drogas.
  • Date a ti mismo la oportunidad de ver a la persona que tanto te gustó bajo la luz de un día distinto al de la fiesta.

GABRIELA ABIHAGGLE

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*