Saludisima
×

El chocolate

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Está comprobado que los alimentos que tienen un sabor agradable hacen que la mujer se sienta bien, como el chocolate. Y por ello, es imposible que sean nocivos para el organismo.

Está comprobado que el 95 % de las mujeres jamás logrará una figura delgada y no es culpa del chocolate, sino de su propia biología.

Si se consume moderadamente, el chocolate es un aliado de la mujer. Por ello, si siente deseos imperantes de comerlo a media tarde, no dude ni se reprima, vaya y cómaselo.

Así asegura, sin vergüenza alguna, Debra Waterhouse, conocida nutricionista estadounidense, en su libro titulado “Por qué las mujeres necesitan chocolate”.

Desde un principio, esta experta decidió dedicarse a tratar a las miles de personas que sufren de un “episodio” que a nivel internacional se conoce como food cravings o la ansiedad por comer algunos alimentos. Algo así como los antojos que sufre la embarazada, pero que atacan especialmente a las mujeres, sobre todo en la mañana, a media tarde y alrededor del período menstrual.

Y aunque en un principio Waterhouse optó por seguir la línea tradicional de tratamiento, es decir, la restricción y la abstención, al poco tiempo se dio cuenta no sólo de que la mujer necesita BIOLÓGICAMENTE algunos alimentos, sino que el chocolate, ese enemigo eterno de la vida alimenticia de todas las mujeres, no era nocivo.

“El cuerpo de una mujer no está diseñado para seguir reglas alimenticias o restricciones. Por ello, no importa lo motivadas que estemos porque nuestro compromiso de mantenerlos alejadas de lo que engorda no durará mucho tiempo”, explica Waterhouse en su libro. De hecho, según cuenta la especialista, un cuerpo delgadísimo es biológicamente imposible en el 95 % de todas las mujeres.

Por ello, la regla más simple es la que dicta la naturaleza: seguir los deseos de comer, puesto que por algo nuestro organismo nos los hace sentir. Sucede que muchos químicos cerebrales producen y reducen la energía del cuerpo a distintas horas del día. Y es por eso que las mujeres prefieren comer chocolate en la tarde.

La principal razón para la necesidad imperante de comer chocolate a esa hora se debe a la galanina, uno de los químicos del cerebro, que provoca la sensación de apetito por alimentos con alto contenido graso. La galanina estimula la ansiedad por la comida porque es la encargada de que las células almacenen grasa, para poder cumplir con el requerimiento energético del organismo.

Coma, no tiene por qué sentirse culpable

Como mujer, fanática del chocolate y experta en nutrición, Debra Waterhouse se ha dedicado a juntar evidencia suficiente para desmitificar, por fin, la mayoría de las cosas que se han dicho alguna vez acerca del chocolate.

No tiene un alto contenido de cafeína. Sólo tiene 6 mg. de cafeína por cada 28 grs. (una taza de café de 227 grs. tiene 180 mg. de cafeína).

No es alto en colesterol. Proviene del grano de cacao, es decir, de una planta. Y se sabe que las plantas no contienen nada de colesterol (porque sólo lo tienen los productos derivados de animales). Debido a que se le agregan derivados de la leche, el chocolate de leche sí tiene algo de colesterol, pero sólo 7 mg. por cada 28 grs. (un trozo de carne roja de 85 grs. tiene 70 mg. de colesterol).

La mantequilla de cacao en el chocolate no eleva los niveles de colesterol en la sangre como hacen otras grasas saturadas. La mantequilla de cacao tiene altos niveles de in tipo especial de grasa que incluso ha mostrado bajar los niveles de colesterol.

No es rico en calorías. Un cuadrado sólo tiene cerca de 25 calorías. Según Waterhouse, esa cantidad es todo lo que se necesita para satisfacer la ansiedad biológica de comer chocolate.

No provoca la caída de los dientes, al menos no más que otros productos que contienen azúcar. De hecho, recientemente se descubrió que un componente del chocolate inhibe la formación de placas en los dientes. De igual forma, es conveniente lavarse los dientes después de comer chocolate.

No causa acné. No existe evidencia científica que relacione al chocolate con los brotes en la piel. Sólo existe un estudio que quiso probar la relación al hacer que un grupo de adolescentes frotara el chocolate en su cara en vez de comérselo.

No es la principal causa de dolores de cabeza. Algunas personas tienen una falla en el funcionamiento de una enzima que digiere algunos compuestos del chocolate, pero dichos compuestos también se encuentran en frutas, derivados de la leche, carnes y alcoholes.

Enviado por Grecia Alemán.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*