Saludisima
×

El embarazo: segundo trimestre

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El segundo trimestre del embarazo es el más llevadero, pero no hay que descuidar la alimentación, ni abusar de ella “comiendo por dos” (en este trimestre el bebé apenas pesará cerca de 1 kg.)

Nutrición anti-náuseas

Las náuseas y los vómitos deben desaparecer pasando los primeros tres meses; de lo contrario, hay que consultar al médico.

Desde el inicio del embarazo se liberan una serie de hormonas que relajan los músculos para el parto, pero también tienen un efecto en los músculos del sistema digestivo, y provocan estreñimiento. Para prevenirlo, es importante comer una buena cantidad de fibra, presente en todos los vegetales verdes, cereales enteros, panes integrales, frutas (de ser posible con cáscara), y tomar muchos líquidos.

Es posible que al principio haya algo de flatulencia, de modo que te conviene iniciar elevando la fibra poco a poco. También es importante darle tiempo al intestino y establecer un horario, desayunando una media hora antes de salir de casa. Algo que puede ayudarte es tomar en ayunas un vaso de agua tibia con limón.

Hacer ejercicio también contribuirá a que te sientas mejor, ya que al moverte, tu intestino se moverá (si no eres muy deportista, trata de caminar 20 minutos al día). Consulta nuestra sección de Ejercicios.

Si nada de esto funciona, se puedes tomar una cucharada de salvado de trigo al día con un jugo de fruta, o mezclándolo con queso cottage, o bien, tomar un poco de jugo de ciruela.

Nutrición anti-calambres

Los calambres, generalmente nocturnos, son una afección común durante el embarazo, y se deben a un exceso de fósforo con relación al calcio presente en tu sangre. Para prevenirlos, puedes tomar un suplemento de calcio que no contenga fósforo. Consulta con tu doctor cuál es el que más te conviene.

Si esto no funciona, el médico puede recomendarte que elimines los alimentos altos en fósforo, como carnes y leche; sin embargo, hay que tener mucho cuidado con este tipo de dietas, ya que es difícil obtener la proteína y el calcio suficiente de otros alimentos.

Un dolor persistente que no cede con la dieta, debe ser consultado con el médico. Si haces ejercicio, evita los movimientos con el pie en punta, ya que causan calambres.

Nutrición y tratamiento para tu piel

Para la piel reseca, común en el embarazo, especialmente en el abdomen, es importante que estés bien hidratada, así que toma bastantes líquidos. Algo básico es utilizar humidificadores ambientales.

Si vives en un clima muy seco, te sugerimos aplicar en tu piel lociones humectantes, aceites o cremas, y evitar el uso excesivo de jabón y agua muy caliente.

Añadir germen de trigo a la dieta te puede ayudar, ya que es rico en ácidos grasos esenciales, vitamina E y complejo B.

Es importante que te cepilles los dientes después de cada comida, y que visites regularmente a tu dentista durante esta etapa.

Procura consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, como queso fresco (evita los quesos grasosos), atún, sardinas y salmón.

Durante todo el embarazo hay que evitar las bebidas alcohólicas, ya que pueden dañar seriamente el desarrollo de tu bebé. Evita también fumar y procura no pasar demasiado tiempo rodeada de fumadores.

En profundidad:
Cuarto mes, quinto mes y sexto mes de embarazo

por Claudia Herrera

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*