Saludisima
×

Hacer amigos en la tercera edad

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Estoy muy solo” fue un lamento común que me tocó escuchar, cuando ejercí como cuidadora de adultos mayores. En el caso de las personas con carácter serio pero amable, les sugerí que fueran al centro para adultos mayores e hicieran amigos. Dependiendo del cliente, yo preferiría una sonrisa a medias que una irónica.

Cuando se llega a la tercera edad es muy frecuente el aislamiento. Para cuidadores de ancianos estos siete consejos les ayudarán a mejorar la salud mental de los adultos mayores a través de una mejor relación con sus pares.

Yo misma me dirigí al centro y vi a muchas personas sentadas solas. Observé pequeños grupos aquí y allá, los mismos de siempre. Pensé dos cosas. Uno, supongo que cuando te conviertes en anciano, te fuerzan a revivir la etapa del colegio. Y segundo, mis clientes hacían cosas que antes solían. Es difícil hacer amigos en centros para adultos mayores, sin embargo los cuidadores de ellos pueden ayudar a hacerlo, siguiendo estas sugerencias:

Consejos

1. Estimule a los adultos mayores para que hablen respecto a su resistencia a hacer amigos. No permita que eviten esta importante etapa de sus vidas o digan “no puedo”. Pregúnteles a que le temen. ¿Qué los aleja? ¿Cuándo fue la última vez que se hicieron amigo de alguien?, ¿Qué sucedió?

2. Evalúe sus creencias respecto a hacer amigos. Los temas comunes que surgieron en mi discusión con los adultos mayores incluyeron: “¿Cuál es el punto? De algún modo vamos a perder esa amistad, al momento de morir o de alguna otra manera.” Respuesta: Escuche sus miedos y tristeza. Luego, haga una lista con todas las formas de como una amistad enriquecería sus vidas. Hable sobre los beneficios, de amistades pasadas, en sus vidas. Destaque el punto de como ellos anteriormente sobrevivieron a estos tipos de pérdida y, finalmente, como resultado de sus amistades, obtuvieron más alegría que lágrimas. Otro comentario es “ellos no quieren ser mis amigos, ellos ya los tienen”. Respuesta: Siéntense juntos y haga una lista de todas las cualidades que el adulto mayor puede aportar en una relación. Esta tarea, aclarará a ambos, respecto a cuanto pueden brindarle a otras personas. Esto ayudará a brindarles la confianza que necesitan para volver ahí.

3. Ayúdelos a desarrollar o a armonizar una conversación y habilidades sociales. Hacer nuevos amigos y mantener los de antes, cuesta trabajo. Estas habilidades pueden haberse olvidado, si ellos no han hecho nuevos amigos en algún tiempo. Una de las mejores formas de desarrollar las habilidades para conversar, es practicar por medio de un juego de roles y preparación. Escriba y realice el juego de roles para comenzar una conversación. Los ejemplos incluyen:

  • Eventos actuales
  • Viajes
  • Hobbies
  • Nietos
  • Historia

4. Comenzar la conversación es sólo la mitad de la batalla. Ayude a los adultos mayores a que practiquen los próximos pasos importantes, como por ejemplo, fijar una fecha para reunirse nuevamente y mantener el contacto con sus nuevos amigos. Pregúnteles si ese día conocieron a alguna persona. Aprenda sus nombres y pregunte cuando se verán otra vez. Proporcióneles un calendario social e interésese en su desarrollo.

5. Elimine los obstáculos que impidan socializar. Aquellos que pueden ayudar incluyen: aumentar el acceso al transporte para las ocasiones sociales; realizar un chequeo de su audición regularmente.

6. Encuentre un ambiente con actividades estructuradas, como por ejemplo, programas de actividades en centros para adultos mayores y clubes sociales o lugares de culto. Entrar en lugares sociales libres, tales como malls o servicios de culto, puede ser difícil.

7. Finalmente, no es muy probable que los adultos mayores hagan nuevos amigos si permanecen en sus casas. Estimúlelos para que salgan y conozcan a otras personas. Para facilitar este paso se sugiere lo siguiente:
Acompáñelos, las primeras veces, a los ambientes sociales para proporcionarles apoyo emocional, estímulo y preparación.
Hable con el director de la actividad, respecto a las formas para aumentar la socialización, en caso que ellos se encuentren en un hogar para adultos mayores.
Disponga un evento social para el adulto mayor a su cuidado y para sus nuevos amigos.

Las amistades son parte fundamental para la vida. A menudo se pierden y no se forman nuevas. Como cuidador, usted puede volverse tan activo y preocupado en el bienestar social del adulto mayor, como en su bienestar médico.

Por Stacey Matzkevich

21 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Mario

    02/12/2015 at 06:18

    para 10 María Elena, soy de Perú me gustaría tener tú amistad, tengo 60, ¿puédes escribirme?