Saludisima
×

Hepatitis B: Revacunación en pacientes que no responden a la primera dosis de vacuna

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Supongamos que tenemos un paciente de riesgo de contraer la Hepatitis B (por ejemplo, profesional sanitario) y que ha recibido la vacunacion, pero continua con titulos bajos ( 10 mU/ ml) tras 6 meses. ¿Cúal será la la actitud a seguir?.

El virus de la Hepatitis B (HBV) representa el 34% de todos los casos de hepatitis aguda en los Estados Unidos. Entre 1984 y 1993, se documentaron 53.000 nuevos casos, 8.000 de los cuales fueron relacionados con exposición ocupacional. Sin embargo, la profilaxis frente a la Hepatitis B, introducida en los años 80, ha logrado una reducción del 75% de la prevalencia de la enfermedad entre dicho colectivo.

Las vacunas recombinantes son producidas usando HBsAg sintetizado por Saccharomyces cerevisiae (levadura común), en la que se inserta un plásmido que contiene el gen HBsAg. El HBsAg purificado se obtiene lisando las células de la levadura y separando el HBsAg de los componentes de la levadura por técnicas bioquímicas y biofísicas. La serie recomendada de tres dosis intramusculares (0, 1 y 6 meses) de vacuna de la hepatitis B induce una respuesta inmune (anti-HBs = 10 milli-unidades internacionales (mIU/mL)) en 90% de adultos sanos y en 95% de recién nacidos, niños y adolescentes. La vacuna de la hepatitis B debe ser administrada solamente en el músculo deltoides de adultos y niños, o en la nalga, tratándose de recién nacidos. Sin embargo, la inmunogeneticidad de la vacuna para los adultos es substancialmente más baja cuando las inyecciones se administran en la nalga.

Entre el 5% y el 32% de los adultos no responden a la vacunación, y entre los que responden, la inmunidad tiene una duración desconocida. No hay protocolo estandardizado de postvacunación. Sin embargo, se suele recomendar la monitorización de los títulos de anticuerpos en aquellos pacientes cuyo manejo vaya a depender del nivel inmunitario (por ej., niños nacidos de madres HBsAg-positivas, pacientes en diálisis y pacientes HIV). En caso de profesionales sanitarios, dado que el contagio accidental es posible, también se recomienda la monitorización, sobre todo si se está en contacto con pacientes de alto riesgo.

Las causas de no respuesta no son claras. Existen algunos factores, como mal estado de la muestra, edad avanzada, obesidad, tabaquismo, sexo masculino, alcoholismo, hepatopatías, infección activa por el Schistosoma mansoni o alteraciones de la inmunidad, que pueden aumentar el riesgo de fracaso. Igualmente, la no repuesta inmunitaria en el test postvacunación tampoco quiere decir que el paciente no esté protegido. Algunos autores señalan que el estado inmunitario post-vacunación no debe ser el único factor a la hora de tomar decisiones, pues menos del 20% de los vacunados con títulos anti-HBs 10 mU se pueden considerar realmente no protegidos.

Es probable que la revacunación sea efectiva en pacientes no respondedores a la vacuna. En un estudio observacional realizado con homosexuales no respondedores, los autores apreciaron un 33% de respuesta a una segunda dosis de vacuna, y un 50% a una tercera dosis (sin embargo, tras 30 meses, sólo el 14% permanecía protegido).

Dado el riesgo de la paciente, parece recomendada una nueva pauta de vacuna, a la misma dosis y en el deltoides, y comprobar la respuesta a los 6 meses. No hay recomendaciones en caso de persistir la falta de respuesta.

25 03 2001 Fonendo

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. IRIS ARRIAGADA

    17/10/2014 at 03:09

    Los pacientes en dialisis con muchos tiempo de vacunados requieren revacunacion.? si es respuesta afirmativa, con cuanto tiempo desde la primera vacuna.Considerando que lleven mas de 10, 15 as de vacunados.Gracias