Saludisima
×

Herpes

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ulceraciones de catarro, ampollas de fiebre.

Síntomas
En la infección primaria, la fiebre puede elevarse hasta los 41º C; hay inflamación de garganta y de los ganglios; babeo; pérdida del apetito; mal aliento. Aparecen ulceraciones en las membranas mucosas de la boca. En posteriores ataques, que pueden desatarse por la exposición al sol, puede haber dolor de cabeza, y la infección puede pasarse a los ojos; se forma en los labios o cerca de ellos un verdugón que provoca cosquilleo y picazón, y que luego se ampolla, supura y duele; por último, forma una costra que puede dar comezón.

Más frecuente en
La niñez, que es cuando ocurre la mayoría de las infecciones primarias.

Estación
Todo el año, pero el virus existente puede activarse en los meses de verano, con la exposición al sol.

Causa
El virus Herpes Simplex; tiene la tendencia a permanecer en el cuerpo, y ser reactivado por el sol, el estrés, la dentición, catarro o fiebre.

Cómo se transmite
Contacto directo con la lesión, la saliva, las heces, la orina o la secreción de los ojos de la persona infectada (cuidado con la gente que bese a tu niño o a tu bebé). También con objetos que esa persona haya tocado durante el tiempo de la contaminación.

Incubación
Posiblemente de 2 a 12 días.

Duración
Variable; la costa se desprende aproximadamente en 3 semanas.

Prevención
Evitar el contacto con las personas infectadas; no dejes que nadie bese a tu bebé, y no lo hagas tú si padeces la enfermedad.

Tratamiento
El doctor debe hacer el diagnóstico.

Complicaciones
El herpes nunca se cura: solamente desaparecen los síntomas de la infección, y el virus queda en estado latente, pero puede reactivarse en cualquier momento. Puede llegar a afectar los ojos.

Enviado por Juan Miguel Castillo

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*