Saludisima
×

Inflamación abdominal

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La inflamación del vientre es otra señal de alarma, que puede deberse a muchas cosas, desde trastornos digestivos, ginecológicos, infecciosos, vasculares congestivos y una gran variedad de padecimientos.

Protégete de las infecciones vaginales
– Mantén una buena higiene genital.
– No te des duchas vaginales, a menos que el ginecólogo lo recomiende.
– Evita el uso de desodorantes íntimos, que pueden causarte irritación.
– Usa ropa interior fresca, holgada y de algodón.
– No intercambies toallas, ropa interior ni trajes de baño con nadie.

Lo mejor es que si tienes problemas de inflamación o dolor abdominal acudas a tu ginecólogo para que te estudie adecuadamente y pueda eliminar esta molestia, además de descartar la posibilidad de que este problema se origine de un proceso inflamatorio abdominal y que con el tiempo se convierta en un proceso irremediable de esterilidad.

Flujo anormal

Es completamente normal que salga un poco de flujo de la vagina, sobre todo a mediados de tu ciclo menstrual. Este flujo es viscoso, transparente y no tiene olor.

Pero, si de pronto el flujo cambia de color, de viscosidad o de olor, seguramente es señal de que tienes una infección vaginal, que puede o no ser de transmisión sexual. Es importante ir con el ginecólogo si notas que tu flujo ha cambiado, porque muchas de las infecciones vaginales, cuando no son tratadas a tiempo, pueden ser causa de esterilidad.

Debes ir al ginecólogo si tu flujo vaginal presenta una o varias de las siguientes características:

  • Tiene un olor raro o francamente desagradable.
  • Es de un color café, verdoso o muy amarillo, diferente al del flujo normal.
  • Es muy pegajoso y espeso, o tiene consistencia de queso cottage.
  • Si sale mezclado con sangre y no es época de menstruación.
  • Si arde, da comezón o irrita la piel y las mucosas.
  • Si sientes ardor, comezón o dolor al orinar (recuerda que la vagina, la uretra y el ano son orificios adyacentes, esto es, vecinos, y por lo tanto pueden contaminarse e infectarse entre sí).

En este caso, es muy posible que el médico recomiende hacer un cultivo de secreciones genitales, que reporta los gérmenes más frecuentes como estreptococos, diplococos, hongos, virus y otros causantes de enfermedades importantes como la gonorrea. Además de estos cultivos, en algunas ocasiones se recomienda pedir cultivos específicos para detectar gérmenes particularmente dañinos.

Enviado por JMRR

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Usi

    25/04/2010 at 04:12

    Hola, muchas gracias por el articulo agrego esto:

    Los calmantes como el ibuprofeno pueden aliviar los dolores menstruales.