Saludisima
×

Las alergias son cosa seria

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ataques de tos repentinos. Bloqueo de la nariz al punto de hacer muy difícil la respiración. Ojos llorosos e irritados. Estornudos imparables. Erupciones en la piel. ¿Le suenan conocidos uno o varios de estos síntomas? Si es así usted sufre de alergia. No la ignore, ni crea que es un problema menor que desaparecerá espontáneamente si deja de exponerse al agente que la causó.

El 20 por ciento de la población estadounidense padece de algún tipo de alergia, y esta es la sexta causa de enfermedades crónicas según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología. Según esta institución, anualmente mueren 100 estadounidenses por reacciones alérgicas graves a los alimentos y 40 por reacciones a picaduras de insectos.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una respuesta de rechazo del cuerpo a una sustancia que es extraña (antígeno o proteína)“, dice Carlos Piniella, alergista del Baptist Hospital de Miami.

La sensibilidad del organismo a esa sustancia ajena provoca reacciones diferentes que van desde un simple estornudo hasta un bloqueo total de las vías respiratorias que en algunos casos puede ser mortal. La duración de una reacción alérgica puede ir desde varios días a una semana.

¿Por qué se produce la alergia?

En general, la alergia produce:

  • respiración entrecortada,
  • pitido
  • tos crónica,
  • estornudo,
  • obstrucción nasal,
  • picazón e hinchazón de los ojos,
  • picazón de la nariz,
  • picazón de la boca y la garganta,
  • urticaria,
  • eczema
  • ronchas,
  • dermatitis,
  • respuesta anafiláctica: obstrucción total de las vías respiratorias que puede producir, náuseas, vómitos, diarrea, descenso brusco de la presión arterial, pérdida del conocimiento e incluso la muerte.

“Después de la primera exposición a la sustancia alérgica el cuerpo se vuelve más sensible y las reacciones subsecuentes pueden ser más agresivas”, afirma Jacob Pinnas, Director del Centro de Alergias y Asma de Arizona. “Esto ocurre particularmente con las picaduras de insectos venenosos. Entre un 1 y un 3 por ciento de la población presenta complicaciones severas”, agrega Pinnas.

La rinitis alérgica es una forma muy común de alergia. Consiste básicamente en la congestión nasal, la tos y los estornudos crónicos. Muchas personas la confunden con el catarro o la gripe.

“Básicamente se trata de una inflamación que bloquea los senos nasales y produce sinusitis, tos crónica e infecciones de oído crónicas, explica Carlos Piniella del Baptist Hospital en Miami. Pero no hay fiebre como en las enfermedades virales”, agrega.

Una forma de reconocerla es por medio de los ronquidos nocturnos, debidos al bloqueo de las fosas nasales, que pueden producir trastornos del sueño, dice el especialista.

La inflamación crónica en la nariz puede ser tan seria como la de los pulmones, aunque no tenga consecuencias fatales. Esta puede causar infecciones de oídos, dolores de cabeza crónicos, sinusitis crónica, fatiga permanente.

“La alergia es una condición que se hereda de padres a hijos en la mayoría de los casos”, explica el Dr. Piniella. “En otros casos existe una predisposición genética desconocida, que viene de ramas más distantes de la familia y por las cuales el cuerpo reacciona sensiblemente cuando entra en contacto con esa sustancia extraña presente en el polvo, el pólen, la saliva de un gato o un perro, etc.”, sostiene.

La alergia puede sorprender a la persona en cualquier etapa de su vida.

“Muchos de mis pacientes experimentan el primer caso de alergia bien entrada la vejez”, comenta Piniella. “Recibo personas que experimentaron un ataque asmático recién a los 90 años. Pero al mismo tiempo, aclara el especialista, veo bebés que a los dos días de nacidos ya tienen alergias.”

GRAZIANA PALAZZO

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*