Saludisima
×

Molestias comunes al viajar embarazada

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En ocasiones, cuando se camina mucho es frecuente que el organismo “manifieste su descontento” presentando actividad uterina o contracciones. Estas no necesariamente son dolorosas y en ocasiones sólo se percibe que el vientre se pone duro por pequeños lapsos desde 15 segundos, y en ocasiones hasta más de un minuto. Posteriormente se relaja tomando su consistencia o tono normal. En ocasiones, esto se repite varias veces.

En el caso de que las contracciones se presenten frecuentes o regulares (una cada 10 minutos o más) te recomendamos que te recuestes, tomes 2 ó 3 vasos de agua grandes (un litro aproximadamente) y esperes 20 a 30 minutos. Si no se te quitan en este tiempo, consulta a tu médico.

En caso de presentar diarrea, es mejor no tomar medicamentos a menos que también tengas fiebre. La clave es mantenerte bien hidratada con agua mineral y líquidos con sodio y potasio. La diarrea es un mecanismo de defensa del organismo para eliminar las toxinas, y generalmente cede en tres días (en ocasiones puede ser por causa de una bacteria o virus).

Si la diarrea se presentara con náusea o vómito, y no hay evidencia de deshidratación, espera 4 horas sin ingerir nada. Después, toma exclusivamente líquidos claros endulzados, fríos o frescos por un lapso de 12 horas. En caso de que realmente tengas hambre, inicia una dieta blanda con pollo hervido y verduras.

Si llegaras a tener deshidratación por intolerancia a los líquidos (vomitas aún el agua que ingieres), acude a una clínica u hospital para que te coloquen un suero y medicamentos intravenosos. Aunque estos extremos son muy poco probables, es mejor saber qué hacer.

Por Raúl Hernandez

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*